/ martes 28 de mayo de 2019

Carne clandestina proviene en su mayoría de estados vecinos

-No solamente ingresan productos de equinos con clembuterol, sino también de res y cerdo

Para las uniones de Tablajeros e Introductores de Ganado de Pachuca y gran parte del estado, la venta de carne de caballo, como si fuera de res, y por si fuera poco, contaminada de clenbuterol, es consecuencia de la falta de lugares apropiados, bien controlados por autoridades, para la matanza y abasto público.

Mucho del producto, explicaron, ni siquiera se genera en el estado, porque lo introducen de forma clandestina, proveniente principalmente el Estado de México y de la capital del país.

“Por eso ya urge que se solventen las deficiencias y se abra el rastro metropolitano, para poder hacer frente a este problema”, externaron.

Lo anterior, en voz de sus respectivos presidentes, Joel Hernández Otamendi y José Luis Baños Morales, quienes afirmaron que no es un problema reciente, sino de años.

Yo no solamente se trata de carne de caballo, señalaron, sino también de res y de cerdos que son sacrificados en otras entidades, sin un control de higiene.

“Si a lo anterior le sumamos cómo son trasladados hasta Hidalgo, el problema se hace más grave, porque lo hacen en vehículos particulares, sin ninguna medida de higiene”, aseveraron.

Los presidentes de las dos agrupaciones más importantes del estado cuestionaron la facilidad con la que entra la carne de porcinos y bovinos a la entidad.

Se supone, dijeron, que hay filtros de supervisión en las carreteras.

Hernández Otamendi y Baños Morales dieron a conocer que el problema de los centros de matanza clandestinos creció desde que se cerró el rastro metropolitano de Pachuca, hace aproximadamente dos años.

Si bien algunos municipios habilitaron sus rastros para poder dar un servicio, sobre todo los que se encuentran cerca de la capital -comentaron-, la realidad es que circula mucha carne, sin saber qué trato tiene en cuestión de salubridad.

“Por eso en muchos tianguis se ofrece a precios bajos, en plena calle, sin las menores medidas de higiene y refrigeración”, enfatizaron.

Finalmente, señalaron que gran parte del problema se resolverá en cuenta se reinicien las operaciones del rastro metropolitano de Pachuca, que curiosamente se ubica terrenos de Mineral de la Reforma.

“Mientras más tardemos en solventas las necesidades, el problema de venta de carne clandestina, no sólo de caballo sino de res y cerdo, crecerá, y con ello se irá acrecentando un problema de salud pública”, concluyeron.

Para las uniones de Tablajeros e Introductores de Ganado de Pachuca y gran parte del estado, la venta de carne de caballo, como si fuera de res, y por si fuera poco, contaminada de clenbuterol, es consecuencia de la falta de lugares apropiados, bien controlados por autoridades, para la matanza y abasto público.

Mucho del producto, explicaron, ni siquiera se genera en el estado, porque lo introducen de forma clandestina, proveniente principalmente el Estado de México y de la capital del país.

“Por eso ya urge que se solventen las deficiencias y se abra el rastro metropolitano, para poder hacer frente a este problema”, externaron.

Lo anterior, en voz de sus respectivos presidentes, Joel Hernández Otamendi y José Luis Baños Morales, quienes afirmaron que no es un problema reciente, sino de años.

Yo no solamente se trata de carne de caballo, señalaron, sino también de res y de cerdos que son sacrificados en otras entidades, sin un control de higiene.

“Si a lo anterior le sumamos cómo son trasladados hasta Hidalgo, el problema se hace más grave, porque lo hacen en vehículos particulares, sin ninguna medida de higiene”, aseveraron.

Los presidentes de las dos agrupaciones más importantes del estado cuestionaron la facilidad con la que entra la carne de porcinos y bovinos a la entidad.

Se supone, dijeron, que hay filtros de supervisión en las carreteras.

Hernández Otamendi y Baños Morales dieron a conocer que el problema de los centros de matanza clandestinos creció desde que se cerró el rastro metropolitano de Pachuca, hace aproximadamente dos años.

Si bien algunos municipios habilitaron sus rastros para poder dar un servicio, sobre todo los que se encuentran cerca de la capital -comentaron-, la realidad es que circula mucha carne, sin saber qué trato tiene en cuestión de salubridad.

“Por eso en muchos tianguis se ofrece a precios bajos, en plena calle, sin las menores medidas de higiene y refrigeración”, enfatizaron.

Finalmente, señalaron que gran parte del problema se resolverá en cuenta se reinicien las operaciones del rastro metropolitano de Pachuca, que curiosamente se ubica terrenos de Mineral de la Reforma.

“Mientras más tardemos en solventas las necesidades, el problema de venta de carne clandestina, no sólo de caballo sino de res y cerdo, crecerá, y con ello se irá acrecentando un problema de salud pública”, concluyeron.

Policiaca

A tiros matan a un sujeto en Progreso

Aún con vida fue llevado a al Hospital Regional, donde falleció al ser atendido

Policiaca

Taxista extraviado aparece en hospital

Fue presuntamente asaltado al aceptar dar un viaje al Edomex

Policiaca

Dos lesionados en riña a pie de carretera

En la gresca participaron cerca de 10 personas, incluyendo mujeres

Regional

Reabren compuertas del canal Requena

Campesinos de Francisco I. Madero tratarán de salvar cultivos que se perdían por falta de agua

Policiaca

Mujer escapa de presunto secuestro

Dijo ser conductora de UBER en la CDMX, donde fue al parecer privada de su libertad y traída a Pachuca

Policiaca

Localizan en hospital a taxista extraviado

Fue rescatado por policías y paramédicos, estaba supuestamente amarrado y golpeado

Policiaca

Pestañeo al volante, falleció una mujer

Tras perder el control del volante, la unidad se impactó contra la parte trasera de un tráiler

Policiaca

Arde una bodega llena de madera

Los vecinos intentaron apagar el fuego, pero no lo lograron

Policiaca

Dejaron a trailero atado en camarote

Solo le quitaron su cartera, pues transportaba cartón