/ jueves 14 de noviembre de 2019

Cae venta de casas hasta en 50 por ciento

Hay viviendas que fueron construidas y que no han sido comercializadas por falta de recursos

La eliminación del subsidio para la vivienda, así como los constantes recortes en empresas de todo tipo, ha generado un impacto negativo en la venta de casas, afirmó Guillermo Juárez González, tras señalar que “viven una situación complicada”, ya que sus ventas han caído entre un 24 y 50 por ciento.

La meta en Hidalgo era de entre 10 y 12 mil casas y a la fecha sólo se han colocado entre 6 y 7 mil, por lo que consideró que son necesarias acciones conjuntas con los gobiernos federal, estatal y municipales, a efecto de reactivar la industria, la cual genera el 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que representa un billón 600 mil millones de pesos.

“Es de las industrias que más generan, que más ramas de la economía jala, y por eso la caída es estrepitosa”, expresó.

Guillermo Juárez mencionó que debido a la crisis que enfrentan, hay empresas constructoras que tienen vivienda “asoleándose y otras se quedaron a la mitad”, es decir, que ya está construida, pero que no ha sido vendida. “Hemos tenido que frenar el ritmo que llevábamos porque no hemos podido desplazar, el tema es que al dejar de existir el subsidio que era una parte importante para que la gente pudiera completar para el crédito, todos los que teníamos vivienda focalizada para ese grupo, hoy se está asoleando”.

Sobre los créditos que el INFONAVIT fondea, Guillermo Juárez comentó que son alrededor del 85 por ciento de las viviendas que se venden a través de hipotecarias sociales que también abarca FOVISSSTE e ISSFAM, el resto compra en efectivo o con crédito hipotecario.

El panorama para 2020 no es más alentador, reconoció el presidente de la CANADEVI, de ahí que subrayó que hay la necesidad de “reinventarnos”.

La idea – expuso – es disminuir la carga tributaria que representa para el sector todo el trámite previo a la construcción, el cual representa hasta el 25 por ciento del valor.

Ejemplificó que de una vivienda de 450 mil pesos, 50 mil se van en pagos de uso de suelo, recolección de basura, licencia de construcción, permiso de venta, factibilidad de agua potable, de drenaje eléctrica, permiso de recolección de basura, traslado de dominio, entre otros, los cuales encarecen la vivienda.

La eliminación del subsidio para la vivienda, así como los constantes recortes en empresas de todo tipo, ha generado un impacto negativo en la venta de casas, afirmó Guillermo Juárez González, tras señalar que “viven una situación complicada”, ya que sus ventas han caído entre un 24 y 50 por ciento.

La meta en Hidalgo era de entre 10 y 12 mil casas y a la fecha sólo se han colocado entre 6 y 7 mil, por lo que consideró que son necesarias acciones conjuntas con los gobiernos federal, estatal y municipales, a efecto de reactivar la industria, la cual genera el 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que representa un billón 600 mil millones de pesos.

“Es de las industrias que más generan, que más ramas de la economía jala, y por eso la caída es estrepitosa”, expresó.

Guillermo Juárez mencionó que debido a la crisis que enfrentan, hay empresas constructoras que tienen vivienda “asoleándose y otras se quedaron a la mitad”, es decir, que ya está construida, pero que no ha sido vendida. “Hemos tenido que frenar el ritmo que llevábamos porque no hemos podido desplazar, el tema es que al dejar de existir el subsidio que era una parte importante para que la gente pudiera completar para el crédito, todos los que teníamos vivienda focalizada para ese grupo, hoy se está asoleando”.

Sobre los créditos que el INFONAVIT fondea, Guillermo Juárez comentó que son alrededor del 85 por ciento de las viviendas que se venden a través de hipotecarias sociales que también abarca FOVISSSTE e ISSFAM, el resto compra en efectivo o con crédito hipotecario.

El panorama para 2020 no es más alentador, reconoció el presidente de la CANADEVI, de ahí que subrayó que hay la necesidad de “reinventarnos”.

La idea – expuso – es disminuir la carga tributaria que representa para el sector todo el trámite previo a la construcción, el cual representa hasta el 25 por ciento del valor.

Ejemplificó que de una vivienda de 450 mil pesos, 50 mil se van en pagos de uso de suelo, recolección de basura, licencia de construcción, permiso de venta, factibilidad de agua potable, de drenaje eléctrica, permiso de recolección de basura, traslado de dominio, entre otros, los cuales encarecen la vivienda.

Policiaca

A tiros matan a un sujeto en Progreso

Aún con vida fue llevado a al Hospital Regional, donde falleció al ser atendido

Local

Menos recursos para IEEH y TEEH

Los organismos electorales obtendrán menos dinero de lo proyectado

Local

Reconoce el DIF nacional trabajo de Omar Fayad

Hidalgo fue sede de la Quinta Conferencia Nacional de Procuradoras y Procuradores