/ martes 19 de noviembre de 2019

Buscan incluir cuatro zonas como reservas

Concentran un total de ocho mil hectáreas, que son propuestas por ejidatarios

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (Semarnath), Benjamín Rico Moreno, informó que buscan que cuatro espacios naturales del estado obtengan el reconocimiento como reservas naturales voluntarias para garantizar el cuidado de la biodiversidad.

El funcionario estatal dijo que se pretende modificar el formato de áreas naturales protegidas a reservas naturales voluntarias, las cuales requieren de menos trámites para su reconocimiento y que se garantizará la conservación de la flora y fauna del estado.

De acuerdo con el responsable de la Semarnath, en Hidalgo existen áreas naturales protegidas como el Parque Nacional de Los Mármoles, el cual cuenta con variedades de pinos únicos en el mundo y por el cual es considerado por los especialistas como un parque jurásico en miniatura, pues alberga a especies prehistóricas.

Agregó que las cuatro propuestas contabilizan un total de ocho mil hectáreas que son impulsadas por los ejidatarios de Acatlán, Tizahuapan, en la Otomí Tepehua y otra en Tehuetlán como una forma de cuidar el área boscosa y que no sea consumida por el crecimiento demográfico urbano con la construcción de distintos fraccionamientos.

Reconoció que el proceso para la obtención de las reservas naturales voluntarias es complicado, ya que los ejidatarios deben cumplir con los trámites pertinentes, sin embargo, consideró que será positivo que se incorporen más espacios boscosos a este régimen para que no se degraden los espacios naturales.

Asimismo, Rico Moreno enfatizó que Hidalgo cuenta con áreas naturales protegidas tanto estatales como federales, debido a que es una figura jurídica que ha detenido la actividad minera, pues en Los Mármoles pararon 350 concesiones de minas, así como otras actividades.

Recordó que en la Biosfera de Metztitlán cuenta con variedades de felinos como jaguares y pumas, por lo que es un espacio que requiere de la protección de las autoridades federales y estatales para evitar la caza furtiva y la tala clandestina, por lo que enfatizó que estos espacios deben preservar la biodiversidad.

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (Semarnath), Benjamín Rico Moreno, informó que buscan que cuatro espacios naturales del estado obtengan el reconocimiento como reservas naturales voluntarias para garantizar el cuidado de la biodiversidad.

El funcionario estatal dijo que se pretende modificar el formato de áreas naturales protegidas a reservas naturales voluntarias, las cuales requieren de menos trámites para su reconocimiento y que se garantizará la conservación de la flora y fauna del estado.

De acuerdo con el responsable de la Semarnath, en Hidalgo existen áreas naturales protegidas como el Parque Nacional de Los Mármoles, el cual cuenta con variedades de pinos únicos en el mundo y por el cual es considerado por los especialistas como un parque jurásico en miniatura, pues alberga a especies prehistóricas.

Agregó que las cuatro propuestas contabilizan un total de ocho mil hectáreas que son impulsadas por los ejidatarios de Acatlán, Tizahuapan, en la Otomí Tepehua y otra en Tehuetlán como una forma de cuidar el área boscosa y que no sea consumida por el crecimiento demográfico urbano con la construcción de distintos fraccionamientos.

Reconoció que el proceso para la obtención de las reservas naturales voluntarias es complicado, ya que los ejidatarios deben cumplir con los trámites pertinentes, sin embargo, consideró que será positivo que se incorporen más espacios boscosos a este régimen para que no se degraden los espacios naturales.

Asimismo, Rico Moreno enfatizó que Hidalgo cuenta con áreas naturales protegidas tanto estatales como federales, debido a que es una figura jurídica que ha detenido la actividad minera, pues en Los Mármoles pararon 350 concesiones de minas, así como otras actividades.

Recordó que en la Biosfera de Metztitlán cuenta con variedades de felinos como jaguares y pumas, por lo que es un espacio que requiere de la protección de las autoridades federales y estatales para evitar la caza furtiva y la tala clandestina, por lo que enfatizó que estos espacios deben preservar la biodiversidad.

Policiaca

Matan a un ex militar en calles de Pachuca

Tenía impactos de bala; se halló un arma de fuego

Regional

Fin de semana de doble Hoy No Circula

Automóviles cuyo último número de placa sea non no podrán transitar

Local

Otorgan protección federal a exalcalde

Aún no tiene efectos legales, sólo queda a consideración del juez federal en cuanto a su libertad personal