/ miércoles 12 de junio de 2019

Buscan recursos para restaurar exconvento

En Singuilucan por segunda vez ingresaron un proyecto ante la Secretaría de Cultura federal y respaldado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, (INAH) con la intención de obtener recursos para la rehabilitación del campanario y la fachada del exconvento agustino que data del siglo XVI, con lo que se daría seguimiento al mantenimiento.

Se trata de la joya arquitectónica de este municipio, dijo el alcalde Mario Hugo Olvera, por ello el interés de conservarlo. Agregó que insistirá ante la instancia federal para conseguir recursos estimados en un millón 200 mil pesos.

Resaltó que el año pasado se ingresó el proyecto, pero sin resultado, y actualmente esperan la respuesta.

Recordó que en la primera etapa esta administración echó a andar el reloj que tenía unos 40 años sin rehabilitación y se musicalizó; suena cada tres horas, además de arreglar la barda perimetral y pintarla junto con los adornos de las columnas, en lo que se invirtieron 150 mil pesos de recurso propio.

La etapa que sigue para mantenimiento del exconvento, comentó, es la del campanario y fachada principal, ya que registra humedad y daño originado por el tiempo, por ello es necesario intervenir.

Destaca que todas las reparaciones hechas y las que se pretenden hacer tienen el visto bueno del INAH, y de ser aprobado el recurso, indicará el material que se deberá utilizar.

En Singuilucan por segunda vez ingresaron un proyecto ante la Secretaría de Cultura federal y respaldado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, (INAH) con la intención de obtener recursos para la rehabilitación del campanario y la fachada del exconvento agustino que data del siglo XVI, con lo que se daría seguimiento al mantenimiento.

Se trata de la joya arquitectónica de este municipio, dijo el alcalde Mario Hugo Olvera, por ello el interés de conservarlo. Agregó que insistirá ante la instancia federal para conseguir recursos estimados en un millón 200 mil pesos.

Resaltó que el año pasado se ingresó el proyecto, pero sin resultado, y actualmente esperan la respuesta.

Recordó que en la primera etapa esta administración echó a andar el reloj que tenía unos 40 años sin rehabilitación y se musicalizó; suena cada tres horas, además de arreglar la barda perimetral y pintarla junto con los adornos de las columnas, en lo que se invirtieron 150 mil pesos de recurso propio.

La etapa que sigue para mantenimiento del exconvento, comentó, es la del campanario y fachada principal, ya que registra humedad y daño originado por el tiempo, por ello es necesario intervenir.

Destaca que todas las reparaciones hechas y las que se pretenden hacer tienen el visto bueno del INAH, y de ser aprobado el recurso, indicará el material que se deberá utilizar.

Policiaca

Sueño frustrado; retornarán a 28 indocumentados

Entre los detenidos, tres mujeres y un menor; solo uno es salvadoreño y el resto viene de Honduras

Policiaca

En Ixmiquilpan encuentran a dos personas muertas

A un costado había mantas con mensajes intimidatorios

Local

Disminuye la probabilidad de lluvia en la capital

Las rachas de viento superarán, en promedio, 40 kph