/ martes 14 de mayo de 2019

Bordados otomíes iluminan Tulancingo

Con lo que venden apenas alcanzan a cubrir sus gastos

Sentadas en el suelo de negocios o de La Floresta en Tulancingo, indígenas otomíes bordan y ofrecen su trabajo a visitantes y transeúntes.

Lupita es una otomí de la Sierra de Puebla que prefiere venir a ciudades como Tulancingo, porque hay más gente que valora sus artesanales prendas, como blusas, manteles y carpetas.

“Vengo solo los viernes o sábados. Me hago desde mi pueblo como cuatro horas, tomo dos camiones para llegar”, platicó Lupita.

Con un español poco entendible, ya que solo habla otomí, se da a entender para vender sus artesanías que borda una a una y le lleva más de cinco horas culminar.

Una blusa con bordados extremadamente cuidados y con múltiples aplicaciones en diversos colores las vende en doscientos pesos, una servilleta en cincuenta.

Desde Atla, pueblo del que viene Lupita, el transporte local cobra 28 pesos hasta Pahuatlán, de donde salen los camiones hasta las seis de la tarde y cobran 30 pesos.

Prefiere vender ella misma sus prendas, ya que muchas veces intermediarios le ofrecen comprarle todo y ellos lo venden a muy altos precios en otros lugares.

Para reconocer un bordado otomí es posible ver la simetría en sus figuras, que en su mayoría son geométricas, en colores como el azul, el verde, rojo y amarillo.

Muy distintos a los tenangos, pero con un origen común, la cultura Otomí, los bordados que se ven en las calles de Tulancingo merecen el mismo reconocimiento y promoción porque forman parte de una identidad y una cosmología que da identidad a nuestros pueblos.

Sentadas en el suelo de negocios o de La Floresta en Tulancingo, indígenas otomíes bordan y ofrecen su trabajo a visitantes y transeúntes.

Lupita es una otomí de la Sierra de Puebla que prefiere venir a ciudades como Tulancingo, porque hay más gente que valora sus artesanales prendas, como blusas, manteles y carpetas.

“Vengo solo los viernes o sábados. Me hago desde mi pueblo como cuatro horas, tomo dos camiones para llegar”, platicó Lupita.

Con un español poco entendible, ya que solo habla otomí, se da a entender para vender sus artesanías que borda una a una y le lleva más de cinco horas culminar.

Una blusa con bordados extremadamente cuidados y con múltiples aplicaciones en diversos colores las vende en doscientos pesos, una servilleta en cincuenta.

Desde Atla, pueblo del que viene Lupita, el transporte local cobra 28 pesos hasta Pahuatlán, de donde salen los camiones hasta las seis de la tarde y cobran 30 pesos.

Prefiere vender ella misma sus prendas, ya que muchas veces intermediarios le ofrecen comprarle todo y ellos lo venden a muy altos precios en otros lugares.

Para reconocer un bordado otomí es posible ver la simetría en sus figuras, que en su mayoría son geométricas, en colores como el azul, el verde, rojo y amarillo.

Muy distintos a los tenangos, pero con un origen común, la cultura Otomí, los bordados que se ven en las calles de Tulancingo merecen el mismo reconocimiento y promoción porque forman parte de una identidad y una cosmología que da identidad a nuestros pueblos.

Policiaca

Pareja sufre terrible accidente en moto

El operador no vió una obra en construcción al viajar de noche

Local

Discutirán iniciativas de violencia de género

Diputados acuerdan reunión virtual de la Comisión de Legislación para fijar fecha de sesión presencial

Policiaca

Presuntamente intentó robar y casi termina linchado

Presuntamente intentó robar y casi termina linchado

Justicia

A la Corte amparos contra designación de Piedra en CNDH

Serán los ministros Luis María Aguilar y Alberto Pérez Dayán quienes, en las próximas semanas, revisen las peticiones formuladas por dos tribunales colegiados

Gossip

Chernobyl lidera con 14 nominaciones los premios BAFTA

La gala estaba originalmente programada para la primavera de este año, pero la crisis por el Covid-19 ha obligado a los organizadores a reprogramar su fecha

Policiaca

Camión de volteo se queda sin frenos y vuelca, en Huasca

Tres personas resultaron lesionadas y fueron trasladadas a un hospital

Finanzas

¿Motor económico u obra descarrilada? Cinco contrastes del Tren Maya

El Tren Maya es una de las obras con las que López Obrador pretende reactivar la economía tras la crisis por el Covid-19

Mundo

La Manada es condenada por otro caso de abuso sexual en España

Cuatro de los cinco jóvenes españoles, que cumplen una pena de 15 años de prisión por abusar de una joven en 2016, recibieron otra sentencia por un caso de violación en Pozoblanco, Córdoba