/ miércoles 30 de septiembre de 2020

Recrearán la era del Rock en español de los 90 en serie 'Los últimos análogos'

Hari Sama prepara junto a Max Zunino la serie Los últimos análogos con lo mejor de la música de esa época para la productora francesa Gaumont Film

El rock en español de los años noventa será el vehículo a través del cual el director Hari Sama abordará temas como las adicciones, la búsqueda de la identidad y los movimientos sociales en Latinoamérica en Los últimos análogos, serie de televisión que realiza junto con la productora francesa Gaumont.

Es el primer proyecto del cineasta tras presentar Esto no es Berlín, cinta en la que recreó la época de los años ochenta en México a partir la contracultura, el post punk y un submundo de excesos y arte contemporáneo. “Existe un lazo en la música que está muy presente entre ambas, y hay algunos personajes de la serie que dialogan con la película, pero en realidad estos son otros personajes y otro universo”, cuenta el director en entrevista.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Los últimos análogos sigue a una ejecutiva española treintañera “que viene a México a montar una disquera que está poniendo los ojos en el rock en español como negocio. Eso nos permite un ejercicio de diálogo intergeneracional que va a interesar y con distintas cicatrices entre los personajes”, explica Sama.

La serie mezcla drama y comedia, se reflexiona sobre el impacto cultural y social del rock en esta década. “Ese momento en México fue tremendamente significativo, no sólo por la cuestión musical, sino por los movimientos sociales y varias cosas que ocurrían al mismo tiempo y que se replicaba en América Latina y España. Lo que ocurrió en los 90, la explosión del rock en español, es algo que va a ser muy difícilmente que se repita”.

Como plasmó en sus filmes Esto no es Berlín o El sueño de Lu, Hari Sama abordará temas personales que vivió en esa época, al igual que las de su colaborador Max Zunino. “La serie nos ofrece la posibilidad de hablar sobre las adicciones y el universo de las drogas, que tiene que ver conmigo de manera personal y profunda: cómo la adicción a sustancias cambian tu forma de estar; eso que se ha visto como un frente contracultural en el fondo también tiene mucho peligro”, dice.

El director aún no sabe qué grupos o canciones estarán incluidas en la historia: “Seguramente la productora encontrará un socio de aventura con alguna disquera importante para determinar las bandas que se verán retratadas de una u otra manera en la serie”.

Pero el realizador de Despertar el polvo tiene una lista a Santa Claus que le gustaría hacer realidad: “Me encantaría que hubiera algo de Caifanes, Soda Stereo, algo de Charly García. Hay bandas que a mí me gustan mucho de la época como Fobia, con quienes me tocó convivir y tocar mucho”, recuerda.

“También está Azul Violeta, una banda que surgió en aquel tiempo y que tiene cosas bien chidas; Resorte, Radio futura, La Unión… muchas bandas que creo se pueden agregar al universo del que queremos contar y que son muy significativas para todos los países del hemisferio”, agrega.

La idea de Los últimos análogos, cuenta el director, surgió tras presentar en enero de 2019 Esto no es Berlín en el Festival de Sundance, donde un ejecutivo de una plataforma de streaming le planteó realizar una serie basada en el filme. “No me parecía tan buena idea porque pienso que la película es una pieza que va a vivir sola. Pero quería entender qué de la historia le había hecho sentido para convertirla en serie y más bien rescatar ese impulso y llevarlo a otra dirección”.

Hari Sama llamó de inmediato a Max Zunino, con quien coescribió, Esto no es Berlín para desarrollar esta nueva historia. “Por diversas razones la serie ya no acabó en esa plataforma. Pero ya habíamos armado una propuesta y conocimos a Christian Gabela (Vicepresidente Senior) de Gaumont, le gustó la idea, le mandamos lo que tenía escrito y nos propuso un par de cambios que le aportaron mucho a la idea original y el proyecto ha ido creciendo muchísimo”.

Gaumont en Latinoamérica ha producido las series Narcos para Netflix y El presidente, para Amazon Prime Video. En cine la compañía ha realizado películas como El quinto elemento o El perfecto asesino de Luc Besson; y recientemente El acusado y el espía, de Roman Polanski.

Tras el anuncio del proyecto, Hari Sama espera iniciar la producción de la serie el próximo año. “Por ahora tenemos escrito el piloto, pero el proyecto va avanzando muy rápido y esperemos tener pronto buenas noticias respecto a dónde va a estrenar esta serie”.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

El rock en español de los años noventa será el vehículo a través del cual el director Hari Sama abordará temas como las adicciones, la búsqueda de la identidad y los movimientos sociales en Latinoamérica en Los últimos análogos, serie de televisión que realiza junto con la productora francesa Gaumont.

Es el primer proyecto del cineasta tras presentar Esto no es Berlín, cinta en la que recreó la época de los años ochenta en México a partir la contracultura, el post punk y un submundo de excesos y arte contemporáneo. “Existe un lazo en la música que está muy presente entre ambas, y hay algunos personajes de la serie que dialogan con la película, pero en realidad estos son otros personajes y otro universo”, cuenta el director en entrevista.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Los últimos análogos sigue a una ejecutiva española treintañera “que viene a México a montar una disquera que está poniendo los ojos en el rock en español como negocio. Eso nos permite un ejercicio de diálogo intergeneracional que va a interesar y con distintas cicatrices entre los personajes”, explica Sama.

La serie mezcla drama y comedia, se reflexiona sobre el impacto cultural y social del rock en esta década. “Ese momento en México fue tremendamente significativo, no sólo por la cuestión musical, sino por los movimientos sociales y varias cosas que ocurrían al mismo tiempo y que se replicaba en América Latina y España. Lo que ocurrió en los 90, la explosión del rock en español, es algo que va a ser muy difícilmente que se repita”.

Como plasmó en sus filmes Esto no es Berlín o El sueño de Lu, Hari Sama abordará temas personales que vivió en esa época, al igual que las de su colaborador Max Zunino. “La serie nos ofrece la posibilidad de hablar sobre las adicciones y el universo de las drogas, que tiene que ver conmigo de manera personal y profunda: cómo la adicción a sustancias cambian tu forma de estar; eso que se ha visto como un frente contracultural en el fondo también tiene mucho peligro”, dice.

El director aún no sabe qué grupos o canciones estarán incluidas en la historia: “Seguramente la productora encontrará un socio de aventura con alguna disquera importante para determinar las bandas que se verán retratadas de una u otra manera en la serie”.

Pero el realizador de Despertar el polvo tiene una lista a Santa Claus que le gustaría hacer realidad: “Me encantaría que hubiera algo de Caifanes, Soda Stereo, algo de Charly García. Hay bandas que a mí me gustan mucho de la época como Fobia, con quienes me tocó convivir y tocar mucho”, recuerda.

“También está Azul Violeta, una banda que surgió en aquel tiempo y que tiene cosas bien chidas; Resorte, Radio futura, La Unión… muchas bandas que creo se pueden agregar al universo del que queremos contar y que son muy significativas para todos los países del hemisferio”, agrega.

La idea de Los últimos análogos, cuenta el director, surgió tras presentar en enero de 2019 Esto no es Berlín en el Festival de Sundance, donde un ejecutivo de una plataforma de streaming le planteó realizar una serie basada en el filme. “No me parecía tan buena idea porque pienso que la película es una pieza que va a vivir sola. Pero quería entender qué de la historia le había hecho sentido para convertirla en serie y más bien rescatar ese impulso y llevarlo a otra dirección”.

Hari Sama llamó de inmediato a Max Zunino, con quien coescribió, Esto no es Berlín para desarrollar esta nueva historia. “Por diversas razones la serie ya no acabó en esa plataforma. Pero ya habíamos armado una propuesta y conocimos a Christian Gabela (Vicepresidente Senior) de Gaumont, le gustó la idea, le mandamos lo que tenía escrito y nos propuso un par de cambios que le aportaron mucho a la idea original y el proyecto ha ido creciendo muchísimo”.

Gaumont en Latinoamérica ha producido las series Narcos para Netflix y El presidente, para Amazon Prime Video. En cine la compañía ha realizado películas como El quinto elemento o El perfecto asesino de Luc Besson; y recientemente El acusado y el espía, de Roman Polanski.

Tras el anuncio del proyecto, Hari Sama espera iniciar la producción de la serie el próximo año. “Por ahora tenemos escrito el piloto, pero el proyecto va avanzando muy rápido y esperemos tener pronto buenas noticias respecto a dónde va a estrenar esta serie”.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Local

Dañan con pintas al Archivo General

Todavía no se ingresa la documentación en INBAL para su restauración

Finanzas

Reforma al sistema de pensiones en benéfico: Pliego Moreno

La propuesta de reforma al sistema de pensiones pone a los usuarios en el centro de las Afore y no presiona a las finanzas públicas

Literatura

Rosa Montero realiza un viaje hacia la reinvención

Rosa Montero presentó en la FIL de Guadalajara La buena suerte, una novela sobre la resiliencia

Salud

Evolución | ¿Y qué pasa después del Covid?

Las bajas en los ingresos económicos fueron considerables para la mayoría de los entrevistados porque los medicamentos no son baratos

Mundo

Restaurantes de Turín ayudan a los necesitados

Los cocineros de la región italiana han elaborado alrededor de 35 mil comidas para las personas vulnerables de la zona

Sociedad

Las autodefensas sí existimos y portamos armas por necesidad: Román Vázquez

La falta de una estrategia sólida de seguridad ha orillado a los ciudadanos a cuidarse a sí mismos

Finanzas

Peugeot duplica su cuota de mercado en cuatro años

La marca francesa confía en concentrar 1% del mercado mexicano antes de que concluya el año, dice su CEO local, Igor Dumas