/ miércoles 17 de marzo de 2021

Cancelar festivales de música nunca fue una opción

El 14 y 15 de marzo del 2020 se realizaron el Vive Latino y el Hell & Heaven

Dos festivales fueron los últimos eventos masivos en la Ciudad de México. La sombra de la cancelación se posó sobre ellos días antes y empezó la polémica, ir o no ir.

El 14 y 15 de marzo del 2020 se realizaron el Vive Latino y el Hell & Heaven. De ambos se pueden decir muchas cosas. Que si los jóvenes desafiaban al coronavirus tomando cerveza del mismo vaso, que si el uso de gel antibacterial parecía exagerado, y que usar cubrebocas era demasiado anticipado a lo que esperábamos a futuro.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Next, una de las agrupaciones que tocaría en el Hell & Heaven, canceló su participación del domingo 15 debido a la emergencia. Su decisión fue tomada como una burla incluso por los mismos fans que los tachaban de exagerados, dice el vocalista Carlos Alanis.

"Fue una parte también muy rara y triste, porque vimos que muchas bandas estaban cancelando, no sabíamos de cierta manera la magnitud que iba a tener la pandemia", señaló. "Para ese momento nosotros ya teníamos la agenda totalmente llena, de marzo a mediados del año con fechas en el interior de la República.

"Teníamos muchos planes, conciertos y la grabación de un disco. Al momento de que se empiezan a cancelar todas estas actividades si fue un golpe muy fuerte, como músico y como persona. He tenido en lo particular una crisis emocional bastante fuerte, por el hecho de que estás acostumbrado a vivir tu vida de fin de semana y vas de gira, es duro que te corten de tajo todas esas actividades", añadió.

En el caso del Vive Latino la experiencia fue similar para los miembros de Zoé. Este fue el último escenario donde tocaron en vivo antes de cancelar su gira en diversos estados del país.

"Es muy extraño y nostálgico recordar esa presentación", dice Rodrigo Guardiola, baterista del grupo. "Fue uno de nuestros show más memorables, difícil porque tocamos el Unplugged. Fue un fin de semana complicado porque a nivel nacional se debatía si debía hacerse o no el festival; nadie entendía qué pasaba con el virus".

La adrenalina que se vivía cada año en este encuentro musical se transformó en preocupación por quienes integraban la organización del Vive Latino, recuerda Brenda Cortés, quien era parte del equipo de prensa de Ocesa, la empresa que organiza el festival.

"Sí teníamos un poco de miedo. Ya seguíamos la precaución del gel antibacterial en la sala de prensa que era lo básico en esos momentos cuando iniciaba la pandemia", recuerda Cortés.

Había alrededor de 500 medios de comunicación acreditados para esta edición, la cifra promedio de cada año. Y una de las prioridades de Ocesa era garantizar la seguridad tanto de los periodistas asistentes como de las propias bandas nacionales a internacionales que asistían y sus equipos de producción.

"Hubo muchas cancelaciones. Pero siempre la producción se encargó de que ninguna banda se diera de baja. Les dieron toda la tranquilidad, lo que implicó un cambio de logística para que todo saliera bien y ningún grupo cancelara o se diera de baja".

A un año de esa experiencia, ahora la opción será por el momento, la realización del festival Pa'l Norte vía streaming. Con el atraso del plan de vacunación, no es tiempo aún de reunir multitudes. Con información de Adolfo López




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Dos festivales fueron los últimos eventos masivos en la Ciudad de México. La sombra de la cancelación se posó sobre ellos días antes y empezó la polémica, ir o no ir.

El 14 y 15 de marzo del 2020 se realizaron el Vive Latino y el Hell & Heaven. De ambos se pueden decir muchas cosas. Que si los jóvenes desafiaban al coronavirus tomando cerveza del mismo vaso, que si el uso de gel antibacterial parecía exagerado, y que usar cubrebocas era demasiado anticipado a lo que esperábamos a futuro.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Next, una de las agrupaciones que tocaría en el Hell & Heaven, canceló su participación del domingo 15 debido a la emergencia. Su decisión fue tomada como una burla incluso por los mismos fans que los tachaban de exagerados, dice el vocalista Carlos Alanis.

"Fue una parte también muy rara y triste, porque vimos que muchas bandas estaban cancelando, no sabíamos de cierta manera la magnitud que iba a tener la pandemia", señaló. "Para ese momento nosotros ya teníamos la agenda totalmente llena, de marzo a mediados del año con fechas en el interior de la República.

"Teníamos muchos planes, conciertos y la grabación de un disco. Al momento de que se empiezan a cancelar todas estas actividades si fue un golpe muy fuerte, como músico y como persona. He tenido en lo particular una crisis emocional bastante fuerte, por el hecho de que estás acostumbrado a vivir tu vida de fin de semana y vas de gira, es duro que te corten de tajo todas esas actividades", añadió.

En el caso del Vive Latino la experiencia fue similar para los miembros de Zoé. Este fue el último escenario donde tocaron en vivo antes de cancelar su gira en diversos estados del país.

"Es muy extraño y nostálgico recordar esa presentación", dice Rodrigo Guardiola, baterista del grupo. "Fue uno de nuestros show más memorables, difícil porque tocamos el Unplugged. Fue un fin de semana complicado porque a nivel nacional se debatía si debía hacerse o no el festival; nadie entendía qué pasaba con el virus".

La adrenalina que se vivía cada año en este encuentro musical se transformó en preocupación por quienes integraban la organización del Vive Latino, recuerda Brenda Cortés, quien era parte del equipo de prensa de Ocesa, la empresa que organiza el festival.

"Sí teníamos un poco de miedo. Ya seguíamos la precaución del gel antibacterial en la sala de prensa que era lo básico en esos momentos cuando iniciaba la pandemia", recuerda Cortés.

Había alrededor de 500 medios de comunicación acreditados para esta edición, la cifra promedio de cada año. Y una de las prioridades de Ocesa era garantizar la seguridad tanto de los periodistas asistentes como de las propias bandas nacionales a internacionales que asistían y sus equipos de producción.

"Hubo muchas cancelaciones. Pero siempre la producción se encargó de que ninguna banda se diera de baja. Les dieron toda la tranquilidad, lo que implicó un cambio de logística para que todo saliera bien y ningún grupo cancelara o se diera de baja".

A un año de esa experiencia, ahora la opción será por el momento, la realización del festival Pa'l Norte vía streaming. Con el atraso del plan de vacunación, no es tiempo aún de reunir multitudes. Con información de Adolfo López




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Policiaca

Exhiben por las calles a presuntos rateros

Locatarios los detectaron y retuvieron, para luego entregarlos a la policía

Local

Aumenta la incidencia delictiva en Hidalgo, pero disminuyen feminicidios

El secuestro es uno de los delitos que incrementó, en 2020 sumaban 16 y a la fecha suman 19

Local

Una alianza PRI-PAN no está definida

Así lo aseguró Asael Hernández Cerón al asumir como coordinador de Política y Estrategia del blanquiazul

Local

Acumula Hidalgo 211 nuevos casos de Covid-19

Los casos acumulados llegaron a 59 mil 441

Policiaca

Localizan a hombre reportado como desaparecido

Cuatro días después lo encontraron con vida en un cerro

Regional

Vecinos bloquean la carretera federal Jorobas Tula

Se manifestaron por la falta de cumplimiento a las promesas de campaña del alcalde Manuel Badillo

Policiaca

Exhiben por las calles a presuntos rateros

Locatarios los detectaron y retuvieron, para luego entregarlos a la policía

New Articles

Chaman pide a Gran Espíritu que cesen desastres naturales en Tula

Acompañado de pobladores y gobernador indígena estatal, realizó ceremonia prehispánica