/ jueves 5 de julio de 2018

Morena gobernará estados endeudados

Veracruz y Chiapas tienen altas tasas de pobreza y compromisos financieros por arriba del promedio

El margen de maniobra fiscal será un gran reto para las gubernaturas que ganó Morena en las pasadas elecciones, pues dos de los seis estados más endeudados del país serán gobernados por ese partido político: Veracruz y Chiapas.

De acuerdo con datos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el endeudamiento público que arrastran los gobiernos de Chiapas y Veracruz representa 5.4 y 4.6% del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), muy por arriba del 2.6% promedio a nivel nacional.

“El incremento de tasas de interés por parte del banco central aumentó el costo de la deuda, deteriorando la perspectiva de las entidades federativas más endeudadas y, por lo tanto, habrá menores recursos para programas sociales”, expone Kristóbal Meléndez, analista del CIEP.

Además de Veracruz y Chiapas, Morena también se adjudicó en las pasadas elecciones las gubernaturas de Morelos, Ciudad de México y Tabasco. En estas tres entidades, el nivel de endeudamiento público con relación al PIBE es de 2.2, 2.5 y 0.8%, respectivamente.

Considerando “la herencia” que dejan sus antecesores, la deuda per cápita (el endeudamiento dividido entre el número de habitantes) en los gobiernos estatales que asumirá Morena es de nueve mil 263 pesos en la Ciudad de México, de cinco mil 919 pesos en Veracruz, de tres mil 570 en el caso de Chiapas, dos mil 620 en Morelos y de dos mil 58 en Tabasco.

El panorama fiscal se torna “muy complejo”, particularmente para Chiapas y Veracruz, los cuales enfrentan altos grados de endeudamiento y al mismo tiempo, elevados niveles de marginación: En el primero, 77.1% de la población padece al menos un grado de pobreza y en Veracruz 62.2%, según datos del Coneval. Es decir, recortar programas sociales no es opción para sanear las finanzas públicas.

Consideró que las autoridades estarán frente a una encrucijada porque Morena se comprometió a no aumentar impuestos para fortalecer los ingresos públicos, pero tampoco hay margen para un mayor endeudamiento en el corto plazo.

En ese sentido, Mario Morales, presidente de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), destaca la necesidad de que los gobiernos locales, sean del partido que sea, asuman su responsabilidad y cobren los impuestos y derechos que les corresponde, como el impuesto sobre nómina y algunos IEPS para el caso de los estados y en municipios, el cobro del impuesto predial y el servicio de suministro de agua potable.

El margen de maniobra fiscal será un gran reto para las gubernaturas que ganó Morena en las pasadas elecciones, pues dos de los seis estados más endeudados del país serán gobernados por ese partido político: Veracruz y Chiapas.

De acuerdo con datos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el endeudamiento público que arrastran los gobiernos de Chiapas y Veracruz representa 5.4 y 4.6% del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), muy por arriba del 2.6% promedio a nivel nacional.

“El incremento de tasas de interés por parte del banco central aumentó el costo de la deuda, deteriorando la perspectiva de las entidades federativas más endeudadas y, por lo tanto, habrá menores recursos para programas sociales”, expone Kristóbal Meléndez, analista del CIEP.

Además de Veracruz y Chiapas, Morena también se adjudicó en las pasadas elecciones las gubernaturas de Morelos, Ciudad de México y Tabasco. En estas tres entidades, el nivel de endeudamiento público con relación al PIBE es de 2.2, 2.5 y 0.8%, respectivamente.

Considerando “la herencia” que dejan sus antecesores, la deuda per cápita (el endeudamiento dividido entre el número de habitantes) en los gobiernos estatales que asumirá Morena es de nueve mil 263 pesos en la Ciudad de México, de cinco mil 919 pesos en Veracruz, de tres mil 570 en el caso de Chiapas, dos mil 620 en Morelos y de dos mil 58 en Tabasco.

El panorama fiscal se torna “muy complejo”, particularmente para Chiapas y Veracruz, los cuales enfrentan altos grados de endeudamiento y al mismo tiempo, elevados niveles de marginación: En el primero, 77.1% de la población padece al menos un grado de pobreza y en Veracruz 62.2%, según datos del Coneval. Es decir, recortar programas sociales no es opción para sanear las finanzas públicas.

Consideró que las autoridades estarán frente a una encrucijada porque Morena se comprometió a no aumentar impuestos para fortalecer los ingresos públicos, pero tampoco hay margen para un mayor endeudamiento en el corto plazo.

En ese sentido, Mario Morales, presidente de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), destaca la necesidad de que los gobiernos locales, sean del partido que sea, asuman su responsabilidad y cobren los impuestos y derechos que les corresponde, como el impuesto sobre nómina y algunos IEPS para el caso de los estados y en municipios, el cobro del impuesto predial y el servicio de suministro de agua potable.

Policiaca

Se accidentan policías de Chapantongo

La patrulla que tripulaban se salió de la carretera

Local

Modificarán el puente peatonal en La Herradura

Los vecinos y las dueñas de plaza comercial fijaron 45 días para obtener permisos y licencias, así como tres meses para las obras

Mundo

Terremoto de 7.5 grados sacude Perú, hay daños materiales

El país latinoamericano sufrió de dos movimientos telúricos durante la mañana de este domingo

Local

Invita la OFIP a concierto navideño por la niñez

Integran la OFIP 59 jóvenes de entre 12 a 29 años

Local

Incrementa tabaquismo en pandemia

El reporte federal indica que las personas entre 25 a 55 años son los más vulnerables a sufrir este padecimiento

Local

Fiestas navideñas, un riesgo de rebrote

La mortalidad de la cuarta ola en Europa es severa en países donde más de 60 por ciento de la población rechaza vacunarse

Local

Exigen a mercados claridad en cambios

La presidencia municipal reiteró que son autónomos en administración, pero están regulados en funcionamiento