/ sábado 15 de junio de 2019

Casi toda una ciudad vive en este edificio de Alaska

La única forma de llegar a este pequeño pueblo, es a través de un barco o de una estrecha carretera que atraviesa un túnel de 4 kilómetros bajo la montaña.

Whittier es una ciudad situada al noroeste de Alaska, donde la mayoría de la población se encuentra viviendo en un solo edificio construido en 1974, llamado las Torres Begich, departamentos destinados a antiguos soldados de un cuartel militar en la época de la Guerra Fría; al quedar abandonado las personas decidieron quedarse con los apartamentos.

La única forma de llegar a este pequeño pueblo, es a través de un barco o de una estrecha carretera que atraviesa un túnel de 4 kilómetros bajo la montaña, que tiene un solo sentido y un semáforo que cambia media hora e indica la dirección de la circulación.

Foto: HyruleanHero1988

Esto podría interesarte: ¿Por qué no se electrocutan los pájaros al pararse en los cables de luz? esto dice la ciencia

Su población es de 220 habitantes más o menos y el 80% de ellos vive en las Torres Begich, anteriormente era mayor el porcentaje de las personas que albergaban en el edificio, pero por problemas y desavenencias algunos decidieron construir sus casas fuera de los apartamentos.

Las instalaciones del Torres Begich son enormes y resguardan a sus habitantes del frío, incluso si visitas el pueblo, el edificio cuenta con un hostal para que puedas disfrutar de unas buenas vacaciones en Whitter.

Aquí te dejamos unas fotografías que ha compartido HyruleanHero1988 en Reddit de como viven en el pequeño pueblo.

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Lee más de El Sol de Acapulco ▼

Whittier es una ciudad situada al noroeste de Alaska, donde la mayoría de la población se encuentra viviendo en un solo edificio construido en 1974, llamado las Torres Begich, departamentos destinados a antiguos soldados de un cuartel militar en la época de la Guerra Fría; al quedar abandonado las personas decidieron quedarse con los apartamentos.

La única forma de llegar a este pequeño pueblo, es a través de un barco o de una estrecha carretera que atraviesa un túnel de 4 kilómetros bajo la montaña, que tiene un solo sentido y un semáforo que cambia media hora e indica la dirección de la circulación.

Foto: HyruleanHero1988

Esto podría interesarte: ¿Por qué no se electrocutan los pájaros al pararse en los cables de luz? esto dice la ciencia

Su población es de 220 habitantes más o menos y el 80% de ellos vive en las Torres Begich, anteriormente era mayor el porcentaje de las personas que albergaban en el edificio, pero por problemas y desavenencias algunos decidieron construir sus casas fuera de los apartamentos.

Las instalaciones del Torres Begich son enormes y resguardan a sus habitantes del frío, incluso si visitas el pueblo, el edificio cuenta con un hostal para que puedas disfrutar de unas buenas vacaciones en Whitter.

Aquí te dejamos unas fotografías que ha compartido HyruleanHero1988 en Reddit de como viven en el pequeño pueblo.

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Lee más de El Sol de Acapulco ▼

Local

Analizarán propuesta para sancionar a quien no vote

"El órgano electoral analizaría cuáles serían precisamente las implicaciones operativas en caso de aprobarse la iniciativa”: Guillermina Vázquez

Local

Solo para Tula, inversiones por más de 6 mdp

Asegura Omar Fayad que creación de empleos ha sido su prioridad

Policiaca

De 12 Ceresos, ocho están sobrepoblados

De cuatro mil 10 personas en reclusión, 288 son mujeres, y solo siete penales tienen médico adscrito

Deportes

Rodrigo Rey estaría en la portería Tuza

Leonel Moreira podría ser una baja más en el plantel, por el tema de cupo extranjero

New Articles

Durante feria, se retiran comerciantes de 21 de Marzo

Tras reuniones, personal de mercados y representantes de vendedores de feria resolvieron no hacer uso de la céntrica calle