/ jueves 16 de mayo de 2019

¿Qué es la lluvia ácida y cómo nos afecta?

Se presenta cuando existe una gran cantidad de contaminantes en el ambiente como óxido de nitrógeno y dióxido de azufre

Bajo la histórica situación de contingencia que se vive en diversas capitales del país, la lluvia podría ser el factor de limpieza más eficiente para el ambiente sin embargo, este fenómeno natural, puede ser más contraproducente de lo que pensamos.

El fenómeno de la lluvia ácida se presenta cuando existe una gran cantidad de contaminantes en el ambiente como óxido de nitrógeno y dióxido de azufre, sustancias que se generan por el uso excesivo de combustibles fósiles.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente dicho fenómeno se origina cuando los contaminantes del aire se disuelven con la humedad del aire formando ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico, estos alteran la composición normal de las gotas de agua que forman las nubes.

Aunado a esto, expertos en la materia indican que el nivel normal de PH de la lluvia es de 5.6, pero en el caso de la lluvia ácida este se puede localizar entre 4.2 y 4.4, situación que representa un riesgo.

Lo curioso de esta situación es que, el contacto de la lluvia ácida con la piel no tiene efectos dañinos. Lo verdaderamente peligroso son los gases que esa agua genera ya que pueden afectar nuestra salud. Por ejemplo, si la lluvia se presenta en un día soleado y se comienza a evaporar en las calles, podría causar malestares e incluso enfermedades respiratorias a quien la inhale.

Por otra parte, también es capaz de afectar la pintura de los automóviles y disolver los materiales de las edificaciones, esculturas, monumentos y otros elementos de la infraestructura urbana.

Los seres humanos somos los responsables de la lluvia ácida y paradójicamente también sufrimos sus efectos:

  • Puede causar irritación en los ojos y la piel, así como
  • Trastornos respiratorios.
  • Cuando las personas respiran sulfatos evaporados de la lluvia, sus conductos aéreos se constriñen y el flujo de oxígeno a los pulmones disminuye.

Aunado a todo esto, el fenómeno también afecta la vida acuática, pues envenena los ríos y lagos así como todas las especies marinas que habitan en ellos.

Lee más de El Sol de Toluca ▼

Bajo la histórica situación de contingencia que se vive en diversas capitales del país, la lluvia podría ser el factor de limpieza más eficiente para el ambiente sin embargo, este fenómeno natural, puede ser más contraproducente de lo que pensamos.

El fenómeno de la lluvia ácida se presenta cuando existe una gran cantidad de contaminantes en el ambiente como óxido de nitrógeno y dióxido de azufre, sustancias que se generan por el uso excesivo de combustibles fósiles.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente dicho fenómeno se origina cuando los contaminantes del aire se disuelven con la humedad del aire formando ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico, estos alteran la composición normal de las gotas de agua que forman las nubes.

Aunado a esto, expertos en la materia indican que el nivel normal de PH de la lluvia es de 5.6, pero en el caso de la lluvia ácida este se puede localizar entre 4.2 y 4.4, situación que representa un riesgo.

Lo curioso de esta situación es que, el contacto de la lluvia ácida con la piel no tiene efectos dañinos. Lo verdaderamente peligroso son los gases que esa agua genera ya que pueden afectar nuestra salud. Por ejemplo, si la lluvia se presenta en un día soleado y se comienza a evaporar en las calles, podría causar malestares e incluso enfermedades respiratorias a quien la inhale.

Por otra parte, también es capaz de afectar la pintura de los automóviles y disolver los materiales de las edificaciones, esculturas, monumentos y otros elementos de la infraestructura urbana.

Los seres humanos somos los responsables de la lluvia ácida y paradójicamente también sufrimos sus efectos:

  • Puede causar irritación en los ojos y la piel, así como
  • Trastornos respiratorios.
  • Cuando las personas respiran sulfatos evaporados de la lluvia, sus conductos aéreos se constriñen y el flujo de oxígeno a los pulmones disminuye.

Aunado a todo esto, el fenómeno también afecta la vida acuática, pues envenena los ríos y lagos así como todas las especies marinas que habitan en ellos.

Lee más de El Sol de Toluca ▼

Policiaca

Abaten al "Chiquilin”

Los presuntos culpables se dieron a la fuga, refirió mujer que se encontraba en el sitio 

Local

Pide ISSSTE a hidalguenses ir al médico

El coordinador de Epidemiología vio como infectados de Covid fallecían porque pensaban que era una “gripita”

Regional

Pierden 12 autos de propiedad municipal

Descubren el problema después de pagar tenencia vehicular y luego de un año de firmarse la entrega-recepción

Deportes

Tuzos superó 2-1 a Chivas 

El representativo Hidalguense sumó su segundo triunfo consecutivo 

Local

Hidalgo con leve descenso de contagios de Covid-19

Este domingo se acumularon 269 casos confirmados y hubo un ajuste al estadístico de muertes

Policiaca

Abaten al "Chiquilin”

Los presuntos culpables se dieron a la fuga, refirió mujer que se encontraba en el sitio 

Policiaca

Balean a un hombre en Tulancingo

Enfrentamiento entre policías y hombres armados deja a dos personas lesionadas

Sociedad

Familia LeBarón pide intervención de CNDH por casos infiltrados en Chihuahua

Adrián LeBarón, informó que no han podido tener acceso a los avances de la investigación, por lo que pidió la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos

Policiaca

Muere motociclista en volcadura

Se salió del camino y cayó al barranco