imagotipo

André Agassi y Maria Sharapova, dos memorias de tenistas

  • Alejandro Jiménez
  • en Tenis

La tenista rusa Maria Sharapova acaba de publicar su libro “Imparable. Mi vida hasta ahora”, donde cuenta su biografía desde que tenía cuatro años de edad y comenzó a pegarle a la pelota con una raqueta que le regalaron a su padre: Yuri. Relata entonces su travesía a Estados Unidos por recomendación de Martina Navratilova, quien vio jugar a la niña prodigio y sugirió darle mayor seguimiento.

El libro está contado a manera de autobiografía, en tono más bien condescendiente y con poca autocrítica. Es la osada travesía de un obstinado padre y su hija en un país extraño, con sólo 700 dólares en la bolsa y una raqueta vieja, que culmina en un gran éxito.

.

Es imposible no relacionar este texto con la autobiografía publicada en 2009 por otro grande del tenis, André Agassi, titulada “Open. Memorias”, con el que tiene grandes paralelismos y diferencias. La comparación es inevitable.

.

shara
 

Ambos son hijos de padres obsesionados con transferir a sus hijos la pasión que sienten ellos por el deporte blanco y desde pequeños los obligan a entrenar, siendo que por casualidad ambos sí tenían talento para el juego. André sin embargo odia al padre por eso y odia al tenis, mientras que ella dice idolatrar a su progenitor.

El relato de Agassi es más amargo, intimista, que refleja la paradoja del niño al que no le gusta lo que lo ponen a hacer, pero aún así tiene talento y avanza derrotando a todos los de su edad. Es la historia de su rebeldía pero también de su sometimiento. Las páginas parecen surgidas del diván de un psicólogo que exige al paciente contar todo.

En el caso de Sharapova, la crónica es más escéptica, cuidada, más producto de una oficina de relaciones públicas que de la necesidad de exorcizar sus demonios.

tenis-andreagassi.jpg
 

Sin ser contemporáneos propiamente dichos, ambos coinciden en lugares y ambientes, sobre todo en su paso por la clínica de tenis de Nick Bollettieri, un lugar al que ambos detestan. Con gran similitud los dos relatan lo que es ser niño tenista a finales de los años 90 y principios del nuevo siglo: los torneos, los triunfos, el paso al profesionalismo, los coaches, los viajes, la vida personal can- celada, los éxitos, los patrocinios, la fama, el dinero.

Son muy interesantes los relatos detallados que hacen de la vida del tenista profesional, los vestidores, la convivencia y los torneos internacionales.

Más aún, para el tenista bisoño las explicaciones técnicas que proporcionan son valiosas: sus fortalezas y debilidades, sus voleas, sus reveses, sus lesiones, sus entrenamientos, sus estrategias. Del golpe seco sin efecto de ambos, colocado al final de la línea y en las esquinas, al juego moderno, de mucho top spin y gran efecto, sin casi ir a la red.

sharapova-AFP.jpg
 

Los dos tienen su némesis: él en Pete Sampras, su “coco” al que pocas veces pudo vencer; y ella en Serena Williams, a quien no le concede mucho crédito, pero que reconoce no saber cómo ganar.

En el fondo, sin embargo, el enfoque es distinto. Agassi no duda en relatar todo el tiempo sus inseguridades, sus inmadureces. Cuenta cómo usó mucho tiempo una peluca sujetada con una banda para sudor, ante el pánico porque el público se diera cuenta de que se estaba quedando sin pelo. También su dificultad para encontrar pareja estable, así como sus celos cuando tuvo de novia a la actriz Brooke Shields, quien por necesidad debía hacer escenas de amor en varias películas y series de televisión.

tenis-andreagassi2.jpg
 

Sharapova en cambio no suelta prenda en cuanto a debilidades. No las tiene, según este relato. Todo el tiempo ve que el mundo la odia a ella, primero por ser una rusa pobre y después por ser una tenista exitosa y millonaria. Siempre son los demás los que están mal. Ella lo supera todo, por supuesto, porque es imparable.

Los dos se vuelven un tanto lentos cuando cuentan detalles de algunos juegos en particular. Aunque destaca la agilidad narrativa de Aggasi cuando arranca su libro contando el último juego de su vida ante Marcos Baghdatis; una batalla de sangre y lodo en el US Open.

Aun así, no son libros técnicos; los no interesados en el tenis pueden encontrar amenos ambos textos. Los dos por igual se leen de una sentada.

Taxi y auto particular se impactan de frente

Taxi y auto particular se impactan de frente

Accidente de tránsito dejó tres personas lesionadas

Maximiliano Pérez Sánchez

local

La nueva prueba  de amor: SEXTING

La nueva prueba de amor: SEXTING

"Envío consentido de desnudos a través del celular"

Morena debe retirar propaganda con imagen de López Obrador

Morena debe retirar propaganda con imagen de López Obrador

También la que aluda a la coalición “Juntos Haremos Historia”

Personal del ISSSTE obligado a denunciar maltrato de ancianos

Personal del ISSSTE obligado a denunciar maltrato de ancianos

Hasta el momento, en el estado no se han detectado casos

Solares desenmascara a Menchaca

Solares desenmascara a Menchaca

Lo denuncia por presunto tráfico de influencias

Hoy cumple una semana huelga  en Mineral de la Reforma

Hoy cumple una semana huelga en Mineral de la Reforma

Dirigente sindical lamenta que no haya un acercamiento real

destacados

Pleito entre Anaya y Meade es para aparentar honestidad: AMLO

El candidato indicó que los candidatos se la pasan en la PGR "para aparentar pero ambos son iguales y pertenecen a mafia del poder"

Pleito entre Anaya y Meade es para aparentar honestidad: AMLO

El candidato indicó que los candidatos se la pasan en la PGR "para aparentar pero ambos son iguales y pertenecen a mafia del poder"

Inhumano y cruel separar a niños migrantes de sus padres: Videgaray

Inhumano y cruel separar a niños migrantes de sus padres: Videgaray

El canciller anunció las acciones que realiza la SRE y los consulados en EU ante este tema que consideró como inaceptable

La transexualidad ya no es enfermedad mental: OMS

La transexualidad ya no es enfermedad mental: OMS

El documento, llamado CIP-11, será presentado a la Asamblea mundial de la salud, en mayo de 2019, entrará en vigor el 1 de enero de 2022

La transexualidad ya no es enfermedad mental, dice OMS

La transexualidad ya no es enfermedad mental, dice OMS

El documento, llamado CIP-11, será presentado a la Asamblea mundial de la salud, en mayo de 2019, entrará en vigor el 1 de enero de 2022