imagotipo

Aquino y el Tricolor saborean la batalla

Cuando Javier Aquino se frotaba las manos para enfrentar a Chile en una de las semifinales, Alemania terminó por gestarse como el rival del Tricolor, oportunidad de oro para el futbol mexicano, ya que se confirmará “la grandeza que hemos formado”.

Así lo expresó Javier Aquino, elemento de Tigres y quien vive su romance con el seleccionado azteca, ya que ha tenido grandes actuaciones en Rusia 2017, por lo que llamó la atención de varios clubes europeos, pero por ahora dicho tema lo deja de lado.

“En esta Confederaciones hemos hecho grandes actuaciones. Contra Portugal dimos un buen encuentro, de garra y espíritu. Frente a Nueva Zelanda confirmamos el empuje y coraje para regresar por los resultados”, añadió.

“Contra Rusia quedó de manifiesto que estamos haciendo bien las cosas y ahora (ante Alemania), y la grandeza que hemos formado en el torneo”, expresó Aquino.

Recuerda que no solamente en la Confederaciones han demostrado el carácter nacional, también en la eliminatoria mundialista al cazar fantasmas y romper estadísticas. “Creo que hay que observar lo bien que hemos jugado la eliminatoria, no ha sido fácil sacar los resultados en Columbus, Canadá, Honduras y Trinidad, nos hemos comprometido a sacar los resultados y ahí están”.

Así que contra Alemania, “es una oportunidad para que el futbol mexicano trascienda por completo. Tendremos un rival de peso y hegemonía, no es cosa sencilla, es un gran reto, y de aquí hacia adelante no nos haremos menos, sino al contrario debemos hacernos más grandes”.