/ lunes 18 de enero de 2021

Trámites que considerar para manejar un auto

Harán que tu experiencia sea más segura y satisfactoria, además de responsable

La responsabilidad de los automovilistas se extiende incluso hasta cuando su auto se encuentra estacionado. Los vehículos, estacionados o en movimiento, no sólo son un medio de transporte, por lo que existe una serie de chequeos constantes que no se deben dejar pasar.

De acuerdo con Guros, plataforma de venta digital de seguros de auto, este listado de trámites y revisiones son los que debemos hacer antes de comenzar a manejar:

Mantenimiento general. Verifica que todos los indicadores de tu auto se encuentran en orden, tales como el aceite, faros, llantas y frenos.

Seguro de tu auto. Si aún no cuentas con un seguro, comienza a buscarlo. Y si ya cuentas con uno, revisa su estado y los límites de tu póliza, pues es muy común creer que estamos asegurados contra la situación más inesperada, pero al momento de la verdad resulta que no cubre nada de lo que pensamos.

Tenencia y verificación. Revisa las fechas de pago de ambos trámites, pues sin ellos te verás en líos con la policía de tránsito al intentar circular. La tenencia es un trámite anual, mientras que la verificación es dos veces al año, y por lo mismo podrías perderlos de vista sin un recordatorio adecuado.

Multas pendientes. Si por el motivo que sea fuiste acreedor a una (o varias) multas de tránsito y no la has pagado, puedes meterte en varios problemas, desde tener otra multa o un cargo adicional, hasta no poder verificar tu vehículo o incluso que embarguen tus bienes. Para saber si tienes multas pendientes de pago, puedes revisar el portal de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) de la CDMX e ingresar tus datos para conocer el detalle, e incluso, realizar el pago de estas en línea.

Reporte de robo. Este no es un chequeo que debas hacer constantemente sino una sola vez, pero no puedes dejarlo pasar si estás comprando un auto usado. Además de revisar sus condiciones estéticas, técnicas y que todos sus papeles estén en regla, te recomendamos buscar el auto en el sitio del Repuve. Introduciendo el número de placas, NIV (número de identificación vehicular) y constancia de inscripción o folio, podrás conocer el origen del auto y saber si cuenta con algún reporte de robo. De no revisar esto, y en caso de que compraras un auto con un reporte de robo, la autoridad puede confiscarlo en cualquier momento y tú perderías todo tu dinero sin derecho a pedir un reembolso.


¿Existe el día más triste del año?

Sugerencias para que este año sí dejes el cigarro

Te recomendamos este podcast:

La responsabilidad de los automovilistas se extiende incluso hasta cuando su auto se encuentra estacionado. Los vehículos, estacionados o en movimiento, no sólo son un medio de transporte, por lo que existe una serie de chequeos constantes que no se deben dejar pasar.

De acuerdo con Guros, plataforma de venta digital de seguros de auto, este listado de trámites y revisiones son los que debemos hacer antes de comenzar a manejar:

Mantenimiento general. Verifica que todos los indicadores de tu auto se encuentran en orden, tales como el aceite, faros, llantas y frenos.

Seguro de tu auto. Si aún no cuentas con un seguro, comienza a buscarlo. Y si ya cuentas con uno, revisa su estado y los límites de tu póliza, pues es muy común creer que estamos asegurados contra la situación más inesperada, pero al momento de la verdad resulta que no cubre nada de lo que pensamos.

Tenencia y verificación. Revisa las fechas de pago de ambos trámites, pues sin ellos te verás en líos con la policía de tránsito al intentar circular. La tenencia es un trámite anual, mientras que la verificación es dos veces al año, y por lo mismo podrías perderlos de vista sin un recordatorio adecuado.

Multas pendientes. Si por el motivo que sea fuiste acreedor a una (o varias) multas de tránsito y no la has pagado, puedes meterte en varios problemas, desde tener otra multa o un cargo adicional, hasta no poder verificar tu vehículo o incluso que embarguen tus bienes. Para saber si tienes multas pendientes de pago, puedes revisar el portal de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) de la CDMX e ingresar tus datos para conocer el detalle, e incluso, realizar el pago de estas en línea.

Reporte de robo. Este no es un chequeo que debas hacer constantemente sino una sola vez, pero no puedes dejarlo pasar si estás comprando un auto usado. Además de revisar sus condiciones estéticas, técnicas y que todos sus papeles estén en regla, te recomendamos buscar el auto en el sitio del Repuve. Introduciendo el número de placas, NIV (número de identificación vehicular) y constancia de inscripción o folio, podrás conocer el origen del auto y saber si cuenta con algún reporte de robo. De no revisar esto, y en caso de que compraras un auto con un reporte de robo, la autoridad puede confiscarlo en cualquier momento y tú perderías todo tu dinero sin derecho a pedir un reembolso.


¿Existe el día más triste del año?

Sugerencias para que este año sí dejes el cigarro

Te recomendamos este podcast:

Regional

Educación básica vuelve a las aulas

Desde la semana pasada comenzaron las acciones de tratamiento higiénico y remozamiento

Regional

Anuncian feria sin autorización

Comenzó a circular el cartel de la programación de los actores y grupos musicales que participarán en el aniversario del municipio

Regional

Anuncian feria sin autorización

Comenzó a circular el cartel de la programación de los actores y grupos musicales que participarán en el aniversario del municipio

Regional

Educación básica vuelve a las aulas

Desde la semana pasada comenzaron las acciones de tratamiento higiénico y remozamiento

Regional

Arman protesta en palacio municipal

Exigieron que funcionarios y regidores se bajen los sueldos y haya más obras públicas

Local

Se agotaron recursos de desempleo

Había 4.5 millones de pesos disponibles para este año, monto menor a 2020, indicó la titular de la STPSH

Local

Ofertaron 244 plazas laborales en 12 empresas

El objetivo es promover condiciones de igualdad y salarios dignos para las poblaciones más vulnerables