/ jueves 3 de enero de 2019

Nick Foles quiere llevar de nuevo a las águilas hacia el Super Bowl

El mariscal de campo de las Águilas, se encuentra ante la oportunidad de repetir la hazaña de la temporada anterior

Como si de una película se tratara, Nick Foles, mariscal de campo de las Águilas de Filadelfia, se encuentra ante la oportunidad de repetir la hazaña que lo llevó a ganar el Super Bowl LII la temporada anterior. El quarterback de 29 años gestó el milagro al sustituir al lesionado Carson Wentz; luego, la historia es conocida, terminó levantando el trofeo Vince Lombardi tras ofrecer una actuación antológica ante los Patriotas de Nueva Inglaterra.

INICIO INCIERTO

Nick Foles llegó a las Águilas como la selección 88 del Draft del 2012. El mariscal de campo recibió la oportunidad hasta la semana 10, al sustituir al lesionado Michael Vick. Aquel relevo no fue del todo exitoso, pues en siete partidos tan solo consiguió una victoria. Para el 2013, el egresado de Arizona recibió más oportunidades, incluso logró un registro positivo; sin embargo, no logró consolidarse como una opción confiable en Filadelfia. Esta situación lo orilló a buscar opciones en los Carneros y en los Jefes, equipos con los cuales tampoco pudo brillar. En 2017, Foles regresó a las Águilas para ser el suplente de Carson Wentz.

HISTORIA DE UN MILAGRO

Foles tomó las riendas de la ofensiva cuando en la semana 13 de la temporada 2017 Carson Wentz abandonó el emparrillado con una grave lesión de rodilla. Pese a que las Águilas eran el mejor equipo de la NFL, las dudas de inmediato cayeron sobre Foles y su capacidad para liderar al equipo a lo más alto. Doug Pederson, coach de Filadelfia, creó un plan de juego que le permitió potenciar sus virtudes y minimizar los errores. El pasador tomó confianza y firmó una postemporada perfecta, donde, respaldado por su afición, eliminó a los Halcones y a los Vikingos para posteriormente derrotar en el Super Bowl a los Patriotas. Foles terminó aquellos playoffs con un registro de seis touchdowns y apenas una intercepción.

LA HISTORIA podría repetirse

El mariscal de campo recibió una nueva oportunidad en la semana 14tras una nueva lesión de Wentz, ahora en la espalda. A diferencia de lo ocurrido en la temporada anterior, las Águilas estaban prácticamente eliminadas. Foles se plantó con autoridad en el emparrillado y consiguió tres victorias importantísimas ante Carneros, Texanos y Pieles Rojas que le permitieron meterse a la postemporada. El próximo domingo se medirá ante la dura defensa de los Osos; sin embargo, Foles sabe que en el futbol americano no hay imposibles.

Como si de una película se tratara, Nick Foles, mariscal de campo de las Águilas de Filadelfia, se encuentra ante la oportunidad de repetir la hazaña que lo llevó a ganar el Super Bowl LII la temporada anterior. El quarterback de 29 años gestó el milagro al sustituir al lesionado Carson Wentz; luego, la historia es conocida, terminó levantando el trofeo Vince Lombardi tras ofrecer una actuación antológica ante los Patriotas de Nueva Inglaterra.

INICIO INCIERTO

Nick Foles llegó a las Águilas como la selección 88 del Draft del 2012. El mariscal de campo recibió la oportunidad hasta la semana 10, al sustituir al lesionado Michael Vick. Aquel relevo no fue del todo exitoso, pues en siete partidos tan solo consiguió una victoria. Para el 2013, el egresado de Arizona recibió más oportunidades, incluso logró un registro positivo; sin embargo, no logró consolidarse como una opción confiable en Filadelfia. Esta situación lo orilló a buscar opciones en los Carneros y en los Jefes, equipos con los cuales tampoco pudo brillar. En 2017, Foles regresó a las Águilas para ser el suplente de Carson Wentz.

HISTORIA DE UN MILAGRO

Foles tomó las riendas de la ofensiva cuando en la semana 13 de la temporada 2017 Carson Wentz abandonó el emparrillado con una grave lesión de rodilla. Pese a que las Águilas eran el mejor equipo de la NFL, las dudas de inmediato cayeron sobre Foles y su capacidad para liderar al equipo a lo más alto. Doug Pederson, coach de Filadelfia, creó un plan de juego que le permitió potenciar sus virtudes y minimizar los errores. El pasador tomó confianza y firmó una postemporada perfecta, donde, respaldado por su afición, eliminó a los Halcones y a los Vikingos para posteriormente derrotar en el Super Bowl a los Patriotas. Foles terminó aquellos playoffs con un registro de seis touchdowns y apenas una intercepción.

LA HISTORIA podría repetirse

El mariscal de campo recibió una nueva oportunidad en la semana 14tras una nueva lesión de Wentz, ahora en la espalda. A diferencia de lo ocurrido en la temporada anterior, las Águilas estaban prácticamente eliminadas. Foles se plantó con autoridad en el emparrillado y consiguió tres victorias importantísimas ante Carneros, Texanos y Pieles Rojas que le permitieron meterse a la postemporada. El próximo domingo se medirá ante la dura defensa de los Osos; sin embargo, Foles sabe que en el futbol americano no hay imposibles.

Policiaca

Estudiantes graves tras accidente en inmediaciones de la UPP

Se incorporaban al asfalto al salir de la escuela y tráiler embistió el auto en el que viajaban

Local

La encomienda de Ambrosio: entregar rosarios bendecidos por el Papa Francisco

El Sumo Pontífice se los obsequió para que los entregará a las familias afectadas de Tlahuelilpan

Mundo

El lado oscuro del mundo virtual

Suscita temores la creación de tecnologías que suplanten un muro físico y que ya están siendo probadas en distintos puntos de la frontera con México

Gossip

División Minúscula renueva su sonido

Para los integrantes de División Minúscula, volver a presentar sus éxitos con otras mezclas es una oportunidad para mostrar su diversidad artística

Local

En Tula, 20% de empleos formales

En esta región se generan exportaciones por 900 millones de pesos, dice el titular de la Sedeco

Sociedad

Así lucha el Ejército contra el huachicoleo

Los elementos de la Sedena ya desactivaron cuatro tomas