/ domingo 29 de marzo de 2020

Ale Romero, tendrá más preparación

Tras el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio para el 2021, la gladiadora hidalguense Alejandra Romero Bonilla ve una oportunidad para terminar de adaptarse al cambio de categoría y llegar de la mejor forma para el Preolímpico Mundial, su última oportunidad para clasificarse a la justa olímpica.

La postergación de los Juegos Olímpicos, implica para todo atleta mantener un plan de entrenamiento intenso y adecuado; sin embargo, la originaria de Tulancingo, Hidalgo, aplaudió la decisión del Comité Olímpico Internacional para aplazar las fechas.

Respecto al cambio de categoría, refirió que “fue difícil el proceso pero ya era complicado bajar de peso; tomé la decisión de subir porque es lo mejor para mi salud. Esta prórroga para los Juegos me servirá para prepararme mucho mejor”.

Ahora, a Romero Bonilla le queda sólo una oportunidad de conseguir su boleto a Tokio, “necesito ser finalista en el Preolímpico Mundial y creo que puedo conseguirlo, todas las competidoras estaremos en igualdad de circunstancias y participaré muy optimista”.

La gladiadora recordó que este es el segundo ciclo olímpico que vive, “para Brasil estaba muy joven, aunque tuve buenos resultados a nivel internacional creo que me apresuré y además tuve una cirugía. Ahora me siento mejor, mucho más madura y lista para los retos que se avecinan”.

Tras el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio para el 2021, la gladiadora hidalguense Alejandra Romero Bonilla ve una oportunidad para terminar de adaptarse al cambio de categoría y llegar de la mejor forma para el Preolímpico Mundial, su última oportunidad para clasificarse a la justa olímpica.

La postergación de los Juegos Olímpicos, implica para todo atleta mantener un plan de entrenamiento intenso y adecuado; sin embargo, la originaria de Tulancingo, Hidalgo, aplaudió la decisión del Comité Olímpico Internacional para aplazar las fechas.

Respecto al cambio de categoría, refirió que “fue difícil el proceso pero ya era complicado bajar de peso; tomé la decisión de subir porque es lo mejor para mi salud. Esta prórroga para los Juegos me servirá para prepararme mucho mejor”.

Ahora, a Romero Bonilla le queda sólo una oportunidad de conseguir su boleto a Tokio, “necesito ser finalista en el Preolímpico Mundial y creo que puedo conseguirlo, todas las competidoras estaremos en igualdad de circunstancias y participaré muy optimista”.

La gladiadora recordó que este es el segundo ciclo olímpico que vive, “para Brasil estaba muy joven, aunque tuve buenos resultados a nivel internacional creo que me apresuré y además tuve una cirugía. Ahora me siento mejor, mucho más madura y lista para los retos que se avecinan”.

Local

Reabren circulación en distribuidor vial

Colocarán un elemento estructural que es parte integral del puente atirantado que estará en la Supervía Colosio