imagotipo

Su revancha

Pachuca, Hidalgo.- De villano a héroe, en 90 minutos…
Alfonso Blanco tuvo su propia revancha en el primer partido por el título de Concachampions, la noche del martes, en el ‘Volcán’ de Monterrey.
Luego de fallar en la jugaba que propició el empate de Tigres durante el primer tiempo, en el segundo atajó el penal que le permitió a Pachuca empatar 1-1 en la ida de esta gran final.
“En lo personal, no quedé tan contento como quisiera pero rescato que supimos levantar la cara y se sacó un buen resultado”, ha dicho el arquero, en su regreso a la Bella Airosa.
Sin darle vueltas al asunto, el ‘Tami’ reconoció:
“Tuve ese error en el primer tiempo por  un exceso de confianza; cuando un portero comete algo así lo paga caro. Lamentablemente me pasó a mí”.
Sin embargo, como él mismo dice: “había que levantar la cara y salir adelante”.
LO BONITO DEL FUTBOL
Más adelante vino esa pena máxima que lo puso frente a frente con el felino Eduardo Vargas… y también con su destino.
“Es lo bonito del futbol. A veces se tarda o a veces es inmediato para tener tu revancha y hay que estar preparado, con la cabeza puesta en sacarse la espinita. El futbol me dio pronto ese chance de sacarme la espinita que tenía clavada”.
Blanco explicó cómo hizo para detener el disparo.
“Me concentré en atajarlo. Era la oportunidad para mí, así que intuí un poco lo que (Vargas) intentaría hacer, engañarlo con algún movimiento. Gracias a Dios lo pude detener”.
MONEDA EN EL AIRE
Ya más tranquilo, ‘Poncho’ consideró que la moneda por la Concachampions está en el aire.
“La serie queda muy abierta. Repito, conseguimos un buen resultado pero todavía falta el partido de vuelta, que será igual o más complicado”.
Los Tuzos regresaron de Monterrey la mañana de este miércoles, y tuvieron un ligero entrenamiento, ya pensando en su siguiente compromiso de la Liga MX, que será el próximo sábado, visitando al Atlas.