/ sábado 4 de noviembre de 2017

Alejandro Gou celebra 25 años como productor

Billy Elliot concluirá su temporada en la Ciudad de México el 30 de diciembre

El viernes 10 de febrero la puesta en escena Billy Elliot ofreció su primera función en el Centro Cultural Teatro II de la Ciudad de México. Habían pasado varios años de trabajo para llegar a este día. Entre negociaciones por los derechos de la obra, un casting de más de 12 meses y semanas enteras de ensayos, la puesta había logrado estrenar con un teatro lleno y reuniendo a un talento que incluía a David Álvarez, el actor ganador del Tony por esta obra en Broadway.

“Fueron 10 años de trabajo porque muchos productores querían los derechos. El siguiente reto era encontrar niños que bailaran diferentes ritmos, que además actuaran y que no tuvieran papás complicados”, ríe Alejandro Gou, quien recuerda emocionado este proceso de creación.

“Tuvimos que encontrar a los niños y prepararlos un año en una academia, fue cuando monté la academia de Billy Elliot y los preparé en un año con los mejores maestros de México”.

Este domingo Billy Elliot celebrará 250 representaciones. La madrina será Elisa Carrillo, Embajadora de la cultura de México y la primera mexicana en convertirse en Prima Ballerina de la Opera de Berlín. Para Alejandro Gou será un festejo doble, pues además de develar la placa por este número de presentaciones también celebrará sus 25 años como productor teatral.

“Es un sueño realizado. Ha sido un trabajo muy fuerte, donde hemos dejado una huella muy importante en el teatro en México. Billy Elliot es la meta más grande que he logrado, se hizo con los mejores creativos y directivos que existen en Broadway y en México. Ha sido mi estrellita como productor”, dice Gou, cuya relación con el teatro tiene una larga historia.

“Toda mi vida viví en un teatro. Mi padre, Enrique Gou, fue productor toda su vida. Desde chiquito viví en el teatro, yo creo que mis papás me hicieron en un camerino”, bromea el productor que en cinco lustros ha montado más de 100 producciones teatrales.

“Mi padre me puso en todas las áreas de un teatro: manejé la dulcería, la taquilla, la iluminación, el audio, la tramoya, fui revendedor, acomodador… viví todas las áreas y mi papá me inculcó la pasión del teatro”.

Tras las 250 representaciones, Billy Elliot concluirá su temporada en la Ciudad de México el 30 de diciembre, para después viajar al interior de la República y a Argentina.

Después de esto, Alejandro Gou, quien también es responsable del montaje de Hoy no me puedo levantar, dejará descansar los musicales durante un año y se dedicará a producir comedias, entre las que se encuentra el regreso de La señora Presidenta a cargo de Héctor Suárez y una nueva temporada de El tenorio cómico. “Producir teatro es lo único que medio sé hacer”, bromea.

El viernes 10 de febrero la puesta en escena Billy Elliot ofreció su primera función en el Centro Cultural Teatro II de la Ciudad de México. Habían pasado varios años de trabajo para llegar a este día. Entre negociaciones por los derechos de la obra, un casting de más de 12 meses y semanas enteras de ensayos, la puesta había logrado estrenar con un teatro lleno y reuniendo a un talento que incluía a David Álvarez, el actor ganador del Tony por esta obra en Broadway.

“Fueron 10 años de trabajo porque muchos productores querían los derechos. El siguiente reto era encontrar niños que bailaran diferentes ritmos, que además actuaran y que no tuvieran papás complicados”, ríe Alejandro Gou, quien recuerda emocionado este proceso de creación.

“Tuvimos que encontrar a los niños y prepararlos un año en una academia, fue cuando monté la academia de Billy Elliot y los preparé en un año con los mejores maestros de México”.

Este domingo Billy Elliot celebrará 250 representaciones. La madrina será Elisa Carrillo, Embajadora de la cultura de México y la primera mexicana en convertirse en Prima Ballerina de la Opera de Berlín. Para Alejandro Gou será un festejo doble, pues además de develar la placa por este número de presentaciones también celebrará sus 25 años como productor teatral.

“Es un sueño realizado. Ha sido un trabajo muy fuerte, donde hemos dejado una huella muy importante en el teatro en México. Billy Elliot es la meta más grande que he logrado, se hizo con los mejores creativos y directivos que existen en Broadway y en México. Ha sido mi estrellita como productor”, dice Gou, cuya relación con el teatro tiene una larga historia.

“Toda mi vida viví en un teatro. Mi padre, Enrique Gou, fue productor toda su vida. Desde chiquito viví en el teatro, yo creo que mis papás me hicieron en un camerino”, bromea el productor que en cinco lustros ha montado más de 100 producciones teatrales.

“Mi padre me puso en todas las áreas de un teatro: manejé la dulcería, la taquilla, la iluminación, el audio, la tramoya, fui revendedor, acomodador… viví todas las áreas y mi papá me inculcó la pasión del teatro”.

Tras las 250 representaciones, Billy Elliot concluirá su temporada en la Ciudad de México el 30 de diciembre, para después viajar al interior de la República y a Argentina.

Después de esto, Alejandro Gou, quien también es responsable del montaje de Hoy no me puedo levantar, dejará descansar los musicales durante un año y se dedicará a producir comedias, entre las que se encuentra el regreso de La señora Presidenta a cargo de Héctor Suárez y una nueva temporada de El tenorio cómico. “Producir teatro es lo único que medio sé hacer”, bromea.

Policiaca

Localizan muerto a taxista extraviado

No regresó a casa desde el 15 de septiembre, cuando le pidieron un servicio a Tetepango

Futbol

Tlalnepantla, opción para nuevo estadio Azul

 Se espera que en los próximos días se de a conocer más avances de los proyectos que tendrá la cooperativa en ese municipio mexiquense

Deportes

Borregos pierden en su presentación

La Universidad Panamericana de México ganó 90 - 81

Deportes

Los Tuzos tuvieron más oportunidades

Gustavo Cabral anotó su primer gol con la camiseta blanquiazul

Regional

Más de 300 negocios dejaron de dar bolsas

Director de Reglamentos, pidió a empresas reducir sus embalajes para contaminar menos