/ jueves 15 de agosto de 2019

Las charcas salinas de Celestún, la joya del mundo maya

La sal de Celestún es uno de los más recomendables productos orgánicos para cocinar

Celestún significa, en lengua maya, “espanto de piedra”, por derivarse de los vocablos Celes, espanto y Tun piedra. Está ubicada al oeste de la Península de Yucatán, a unos 180 kilómetros de la ciudad de Mérida.


Desde hace algunas décadas, la Reserva de la Biosfera Ría Celestún ha ganado fama gracias a sus esteros que albergan una de las mayores concentraciones de flamingos rosas, a sus bellos manglares y a las enormes charcas de sal que lo han convertido en uno de los principales exportadores de este condimento a nivel nacional.

Foto: Brenda Vega


Se dice que, desde tiempos prehispánicos, los mayas recolectaban sal de las costas yucatecas para conservar y preparar sus alimentos. La obtenían evaporando el agua de las charcas con la luz de sol.


Dichas charcas obtienen su color rosado de una artemia que habita ahí, se trata de un crustáceo de color rosa intenso que, por ende, también le da color a la sal y a los flamingos que se alimentan de ella.


Hoy en día los salineros provenientes de comunidades cercanas a Celestún siguen obteniendo la sal de forma artesanal. Su jornada comienza a las seis de la mañana cuando aun no sale el sol y se puede entrar a las charcas, ya que alrededor de las 11 de la mañana el agua comienza a calentarse con el sol y el trabajo se vuelve imposible. La profundidad de cada charca es muy poca, pero aun así llegan hasta dentro a bordo de balsas o en carretas para poder depositar en ellas las sal que obtienen ayudados de palas.

Foto: Brenda Vega



Cuando tienen la sal suficiente la dejan escurrir y secar al sol de forma natural en montículos acomodados a la orilla de la charca; al principio es de color rosa, pero cuando se seca se vuelve blanca.


Celestún es el segundo exportador de sal en el estado, tan solo después de la salinera en Las Coloradas, un puerto ubicado en el litoral norte de la península de Yucatán perteneciente al municipio de Río Lagartos, donde también sus habitantes se dedican a la pesca y a la industria salinera, muy importante en la región.

aderezo@oem.com.mx

Celestún significa, en lengua maya, “espanto de piedra”, por derivarse de los vocablos Celes, espanto y Tun piedra. Está ubicada al oeste de la Península de Yucatán, a unos 180 kilómetros de la ciudad de Mérida.


Desde hace algunas décadas, la Reserva de la Biosfera Ría Celestún ha ganado fama gracias a sus esteros que albergan una de las mayores concentraciones de flamingos rosas, a sus bellos manglares y a las enormes charcas de sal que lo han convertido en uno de los principales exportadores de este condimento a nivel nacional.

Foto: Brenda Vega


Se dice que, desde tiempos prehispánicos, los mayas recolectaban sal de las costas yucatecas para conservar y preparar sus alimentos. La obtenían evaporando el agua de las charcas con la luz de sol.


Dichas charcas obtienen su color rosado de una artemia que habita ahí, se trata de un crustáceo de color rosa intenso que, por ende, también le da color a la sal y a los flamingos que se alimentan de ella.


Hoy en día los salineros provenientes de comunidades cercanas a Celestún siguen obteniendo la sal de forma artesanal. Su jornada comienza a las seis de la mañana cuando aun no sale el sol y se puede entrar a las charcas, ya que alrededor de las 11 de la mañana el agua comienza a calentarse con el sol y el trabajo se vuelve imposible. La profundidad de cada charca es muy poca, pero aun así llegan hasta dentro a bordo de balsas o en carretas para poder depositar en ellas las sal que obtienen ayudados de palas.

Foto: Brenda Vega



Cuando tienen la sal suficiente la dejan escurrir y secar al sol de forma natural en montículos acomodados a la orilla de la charca; al principio es de color rosa, pero cuando se seca se vuelve blanca.


Celestún es el segundo exportador de sal en el estado, tan solo después de la salinera en Las Coloradas, un puerto ubicado en el litoral norte de la península de Yucatán perteneciente al municipio de Río Lagartos, donde también sus habitantes se dedican a la pesca y a la industria salinera, muy importante en la región.

aderezo@oem.com.mx

Policiaca

Fallece al instante a 180 km/h

Se impactó contra una valla de contención; hallaron restos de bebidas en el interior del moderno vehículo

Local

Defensa de Cipriano pide anular las pruebas

El ataque fue a una pericial denominada: Mecánica de lesiones que se realizó tres meses después del acto presuntamente delictivo

Local

Sin fecha para el pacto de civilidad política

El documento, aún en construcción con partidos

Sociedad

INM inicia deportación de migrantes hondureños

El INM destacó que México continuará atendiendo a los migrantes de manera segura, ordenada y regular

Sociedad

AMLO niega represión de GN a migrantes que intentaron cruzar por el Río Suchiate

El mandatario destacó que los conservadores están “a la caza del gazapo” para responsabilizar a la Guardia Nacional de agresiones contra los migrantes

Futbol

“Imaginemos cosas chingonas”, así da la bienvenida LA Galaxy a Chicharito Hernández

Finalmente el club de la MLS confirmó el fichaje bomba de la temporada