/ jueves 18 de octubre de 2018

El 68 de las Panteras Negras y sus ideales

Hace 50 años el mundo fue testigo de una polémica protesta en la Olimpiada de México

El año de 1968 no sólo representó para México una masacre estudiantil que a 50 años aún no se olvida, sino que también ocurrió uno de los sucesos más importantes en la historia de Estados Unidos y su lucha por los derechos civiles de los afroamericanos.

El poder de las Panteras Negras, conocido como Black power, se manifestó hace 50 años durante el podio de los 200 metros de los Juegos Olímpicos celebrados en nuestro país. Los atletas afroamericanos Tommie Smith y John Carlos, ganadores del oro y plata, se quitaron el calzado mostrando sus calcetines negros, alzaron un puño con un guante negro y bajaron la mirada mientras Peter Norman, el australiano que ganó el bronce, portaba una consigna del Proyecto Olímpico por los Derechos Humanos, todo esto con el himno nacional de Estados Unidos de fondo. El momento fue inmortalizado en una fotografía que dio la vuelta al mundo y que se ha vuelto icónica en la lucha contra la segregación racial. Pero para entender este hecho hay que conocer más sobre las Panteras Negras.

Foto: Especial

HISTORIA

El partido Pantera Negra, conocido en Estados Unidos como Black Panther Party, inició como un grupo de autodefensa en Oakland, creado en 1966 por los estudiantes universitarios Bobby Seale y Huey Newton, a un año de la muerte de Malcolm X. Su consigna era defender los derechos de los afroamericanos contra los abusos policíacos, y para ello, se armaron.

Sin embargo, para muchos la lucha no sólo era contra la fuerza y el orden, sino que también debía extenderse en todo los ámbitos sociales. Para eso, lanzaron un programa con 10 puntos en el que exigían la libertad para determinar su propio destino, servicios básicos de salud, educación, vivienda, trabajo, el fin del hostigamiento y la persecución policíaca, entre otros. La organización tuvo tanto impacto que en un par de años, ya contaba con cinco mil militantes en todo el país y fue tanta su organización que crearon programas de salud comunitaria con clínicas gratuitas, servicio de ambulancias, desayunadores para niños en más de 19 ciudades del país, programas de asistencia jurídica, apoyo a presos y a sus familiares, escuelas, y al mismo tiempo, cooperativas que ayudaban a autogestionar los programas sociales. El partido político también abrió la puerta a la igualdad de género, aceptando la integración de mujeres a sus filas.

LAS FIGURAS

Eldridge Cleaver fue uno de los escritores afroamericanos que se unió al partido y se convirtió en su ministro de información. Fue una de las figuras más polémicas de la organización.

En prisión escribió su libro más conocido Alma encadenada (1969), en donde desarrolla los postulados de las Panteras Negras. Salió del país como fugitivo en 1968 después de haberse involucrado en una emboscada contra la policía de Oakland, a tan solo unos meses del asesinato de Martin Luther King, por lo que se convirtió en el jefe de la sección internacional de las Panteras Negras, viajando a países como Argelia, Cuba y Francia.

Por su parte, Emory Douglas fue el ministro de Cultura del partido y editor del periódico Pantera Negra que alcanzó un tiraje de 400 mil ejemplares semanales. Era parte del Movimiento del Arte Negro. Sus dibujos eran considerados revolucionarios porque no le importaba la censura del estado norteamericano.

El año de 1968 no sólo representó para México una masacre estudiantil que a 50 años aún no se olvida, sino que también ocurrió uno de los sucesos más importantes en la historia de Estados Unidos y su lucha por los derechos civiles de los afroamericanos.

El poder de las Panteras Negras, conocido como Black power, se manifestó hace 50 años durante el podio de los 200 metros de los Juegos Olímpicos celebrados en nuestro país. Los atletas afroamericanos Tommie Smith y John Carlos, ganadores del oro y plata, se quitaron el calzado mostrando sus calcetines negros, alzaron un puño con un guante negro y bajaron la mirada mientras Peter Norman, el australiano que ganó el bronce, portaba una consigna del Proyecto Olímpico por los Derechos Humanos, todo esto con el himno nacional de Estados Unidos de fondo. El momento fue inmortalizado en una fotografía que dio la vuelta al mundo y que se ha vuelto icónica en la lucha contra la segregación racial. Pero para entender este hecho hay que conocer más sobre las Panteras Negras.

Foto: Especial

HISTORIA

El partido Pantera Negra, conocido en Estados Unidos como Black Panther Party, inició como un grupo de autodefensa en Oakland, creado en 1966 por los estudiantes universitarios Bobby Seale y Huey Newton, a un año de la muerte de Malcolm X. Su consigna era defender los derechos de los afroamericanos contra los abusos policíacos, y para ello, se armaron.

Sin embargo, para muchos la lucha no sólo era contra la fuerza y el orden, sino que también debía extenderse en todo los ámbitos sociales. Para eso, lanzaron un programa con 10 puntos en el que exigían la libertad para determinar su propio destino, servicios básicos de salud, educación, vivienda, trabajo, el fin del hostigamiento y la persecución policíaca, entre otros. La organización tuvo tanto impacto que en un par de años, ya contaba con cinco mil militantes en todo el país y fue tanta su organización que crearon programas de salud comunitaria con clínicas gratuitas, servicio de ambulancias, desayunadores para niños en más de 19 ciudades del país, programas de asistencia jurídica, apoyo a presos y a sus familiares, escuelas, y al mismo tiempo, cooperativas que ayudaban a autogestionar los programas sociales. El partido político también abrió la puerta a la igualdad de género, aceptando la integración de mujeres a sus filas.

LAS FIGURAS

Eldridge Cleaver fue uno de los escritores afroamericanos que se unió al partido y se convirtió en su ministro de información. Fue una de las figuras más polémicas de la organización.

En prisión escribió su libro más conocido Alma encadenada (1969), en donde desarrolla los postulados de las Panteras Negras. Salió del país como fugitivo en 1968 después de haberse involucrado en una emboscada contra la policía de Oakland, a tan solo unos meses del asesinato de Martin Luther King, por lo que se convirtió en el jefe de la sección internacional de las Panteras Negras, viajando a países como Argelia, Cuba y Francia.

Por su parte, Emory Douglas fue el ministro de Cultura del partido y editor del periódico Pantera Negra que alcanzó un tiraje de 400 mil ejemplares semanales. Era parte del Movimiento del Arte Negro. Sus dibujos eran considerados revolucionarios porque no le importaba la censura del estado norteamericano.

Policiaca

En 2019 aumentaron homicidios en Hidalgo

Ese año ha sido el más violento en toda la historia de México

Policiaca

Un muerto por supuesto conflicto de agua

Se presume que a balazos dirimieron sus diferencias

Regional

Buscan que el tamal y atole sea patrimonio culinario

Hay más de 60 variedades de los considerados “reyes” de la cocina mexicana

Futbol

Conoce a Juan Ignacio Dinenno, el nuevo "goleador" por el que apostó Pumas

El argentino llegó hoy a la Ciudad de México para presentarse con el club de la UNAM

Finanzas

Industria manufacturera de México afronta reto de la digitalización

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe destacó recientemente la importancia de este sector

Regional

Sin solución recorte de salarios

Trabajadores de la presidencia municipal deberán esperar próxima reunión con Asamblea

OMG!

"Chofer de Uber me amenazó con sacar su pistola", denuncia Poncho Herrera

Una vez más, Uber se vio envuelto en la polémica debido a la denuncia del actor