/ martes 11 de agosto de 2020

Los mejores consejos para limpiar tus cubiertos

Mantener una limpieza excelente es sencillo, toma nota de estos tips básicos que puedes aplicar en casa

No importa si es para un restaurante o en tu hogar, tener cubiertos impecables a la mano es muy importante y hasta fácil de lograr.

Sea cual sea el contexto, comer con utensilios que lucen como nuevos siempre será un buen detalle a la hora de llevarte los alimentos a la boca; además, de que en estos tiempos de "nueva normalidad” tenerlos relucientes es algo indispensable para brindar confianza a quién está comiendo.

Enseguida te compartimos algunos trucos que ayudarán a conseguir este aspecto:

Creative Commons

Jugo de limón y leche en polvo

Deja actuar toda una noche los cubiertos en una mezcla que contenga una cucharada de jugo de limón, una taza y media de agua, y media taza de leche en polvo; al otro día frótalos suavemente y verás como recuperan su brillo.

Creative Commons

Vinagre y bicarbonato

Más allá del uso en la cocina, el vinagre también tiene una serie de propiedades que ayudan a limpiar una variedad de objetos. Si mezclas media taza de vinagre blanco con dos cucharadas de bicarbonato de sodio, actúan como un químico desengrasante natural.

La recomendación es dejar remojando en esta solución los cubiertos de dos a tres horas, después de este tiempo enjuagar con agua fría y secar.

Creative Commons

Bicarbonato con limón

Las abuelas y algunos médicos recomiendan esta mezcla disuelta en un poco de agua para hacer gárgaras como remedio contra las infecciones bacterianas en la garganta, pero también resulta un buen método para dejar los cubiertos limpios.

Sumérgelos en esta solución por unos minutos para que actúe, frótalos con una toalla de microfibra y luego lávalos de forma convencional.

Creative Commons

Alcohol en gel

Además de mantener libres de virus y bacterias nuestras manos y artículos, como en este caso los cubiertos, la textura del gel antibacterial por algún motivo también les aporta brillo; coloca en un paño suave unas gotas y límpialos con esmero.

Creative Commons

Refresco de limón

En un recipiente lleno de este líquido sumerge los cubiertos y déjalos reposar durante una hora, luego retírala, enjuaga bien y deja que se seque, poco a poco irán recobrando el mismo resplandor que cuando los compraste.

Lee también ⬇️

Crean recetario para cocinar con un robot

Sigue estos consejos y modera tu consumo de refresco

Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acas

Suscríbete ⬇️

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

No importa si es para un restaurante o en tu hogar, tener cubiertos impecables a la mano es muy importante y hasta fácil de lograr.

Sea cual sea el contexto, comer con utensilios que lucen como nuevos siempre será un buen detalle a la hora de llevarte los alimentos a la boca; además, de que en estos tiempos de "nueva normalidad” tenerlos relucientes es algo indispensable para brindar confianza a quién está comiendo.

Enseguida te compartimos algunos trucos que ayudarán a conseguir este aspecto:

Creative Commons

Jugo de limón y leche en polvo

Deja actuar toda una noche los cubiertos en una mezcla que contenga una cucharada de jugo de limón, una taza y media de agua, y media taza de leche en polvo; al otro día frótalos suavemente y verás como recuperan su brillo.

Creative Commons

Vinagre y bicarbonato

Más allá del uso en la cocina, el vinagre también tiene una serie de propiedades que ayudan a limpiar una variedad de objetos. Si mezclas media taza de vinagre blanco con dos cucharadas de bicarbonato de sodio, actúan como un químico desengrasante natural.

La recomendación es dejar remojando en esta solución los cubiertos de dos a tres horas, después de este tiempo enjuagar con agua fría y secar.

Creative Commons

Bicarbonato con limón

Las abuelas y algunos médicos recomiendan esta mezcla disuelta en un poco de agua para hacer gárgaras como remedio contra las infecciones bacterianas en la garganta, pero también resulta un buen método para dejar los cubiertos limpios.

Sumérgelos en esta solución por unos minutos para que actúe, frótalos con una toalla de microfibra y luego lávalos de forma convencional.

Creative Commons

Alcohol en gel

Además de mantener libres de virus y bacterias nuestras manos y artículos, como en este caso los cubiertos, la textura del gel antibacterial por algún motivo también les aporta brillo; coloca en un paño suave unas gotas y límpialos con esmero.

Creative Commons

Refresco de limón

En un recipiente lleno de este líquido sumerge los cubiertos y déjalos reposar durante una hora, luego retírala, enjuaga bien y deja que se seque, poco a poco irán recobrando el mismo resplandor que cuando los compraste.

Lee también ⬇️

Crean recetario para cocinar con un robot

Sigue estos consejos y modera tu consumo de refresco

Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acas

Suscríbete ⬇️

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Policiaca

Desvanece y muere en una talachera

El hombre de la tercera edad exteriorizó que se sentía mal, se sentó y ya no se levantó

Política

Programas sociales no son de uso político: Bienestar

Javier May respondió a las críticas y aseguró que no hay corrupción en la dependencia a su cargo

Mundo

Acusan a hijo de Bolsonaro de lavado

Fiscalía de Río de Janeiro acusó a Flavio Bolsonaro de corrupción desde el año 2003

Deportes

Heat y Lakers inician inédita final en la NBA

Lakers como Heat solamente han perdido tres partidos en los playoffs, solventando sus respectivas series con cierta comodidad

Tenis

Novak Djokovic se clasifica a segunda ronda de Roland Garros

El servio venció a Ymer y sigue en busca del título 18

Gossip

Rock en Español de los 90 tendrá serie

Hari Sama prepara junto a Max Zunino la serie Los últimos análogos con lo mejor de la música de esa época para la productora francesa Gaumont Film

Sociedad

Campo en crisis, se reduce 76% zonas cultivables

En riesgo la producción, comercialización y exportación de alimentos, dicen agricultores