/ jueves 12 de abril de 2018

Estoy ansioso de volver a México como director: Guillermo del Toro

En entrevista, el cineasta aseguró también que ganar el Oscar fue "casi una experiencia extracorporal"

Bruselas.- Ganar el Oscar a la mejor película este año por "The Shape of Water" fue "casi una experiencia extracorporal" para el cineasta mexicano Guillermo del Toro, quien en una entrevista con Efe reconoce que ese premio "cambia cosas", si bien admite desconocer aún cuáles son esas transformaciones concretas.

Invitado de honor en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas, que se celebra del 3 al 15 de abril, el realizador asegura, que el Oscar a la mejor dirección y el premio del Sindicato de Directores (DGA, por sus siglas en inglés) significaron que "la sociedad secreta de alquimistas que es la dirección entendió lo que estaba haciendo" en sus cintas.

Aun así, afirma que en su "día a día" ha permanecido "al margen del negocio" cinematográfico desde la gala de los galardones más codiciados del séptimo arte, con la excepción del acuerdo cerrado con la distribuidora de su aplaudido último trabajo, Fox Searchlight, que financiará y distribuirá sus filmes de acción real.

"He ido a festivales o a mi ciudad natal y dado clases a estudiantes. Estoy intentando no empezar a implicarme en muchos acuerdos o planes", comenta.

De hecho, resalta que para preparar sus películas sigue teniéndose solo a sí mismo como compañero.

Conocido por su universo repleto de seres fantásticos, del Toro pone el acento sobre la importancia de la narración y los mitos.

"Por lo que sabemos, somos el único animal que cuenta historias", recalca, para a continuación precisar que esos relatos se encuentran en la televisión, las películas, los videojuegos, las novelas e incluso las redes sociales, estas últimas "un dispositivo narrativo" donde sus historias se dan por válidas "casi sin cuestionarlas".

El cineasta destaca que una gran parte de las narraciones incluyen componentes mitológicos, ya sean los superhéroes, los dioses griegos clásicos o los actores y cantantes.

"Todo el mundo es humano, pero el modo en que admiramos a las estrellas es convirtiéndolas en míticas, así que siempre está el mito, el mito es relevante. Necesitamos buenos y malos tipos, que son fabricaciones porque al final del día simplemente no nos entendemos demasiado bien", señala.

Durante la pasada temporada de galardones, el director subrayó su origen mexicano al recoger el premio de la Academia, si bien hace años que no rueda en su país, donde su padre fue secuestrado en 1997 y liberado tras permanecer 72 días en cautiverio.

"Como director, tras el secuestro de mi padre, fue muy necesario para mí viajar y estar exiliado mientras las cosas se arreglaban, pero nunca se resolvieron, así que he sido muy prudente, pero también he estado ansioso por volver a México como director y pasará. No sé cuándo, pero pasará", explica.

E incluso cuando no filma en México, asegura que su punto de vista en las películas que dirige es "ineludiblemente mexicano" y aporta "un conjunto diferente de instintos" de aquellos que proceden de otros países.

En pleno debate sobre la diversidad en el séptimo arte, del Toro considera que la industria ha avanzado en los últimos dos años porque se ha concienciado al respecto.

"Hay definitivamente un pasado que creo no se repetirá ya. No creo que las mayores barreras que existieron vayan a ser promulgadas con impunidad nunca más, así que eso es un gran cambio", declara, convencido de que la diversidad real se produce cuando existe la igualdad de condiciones.

En ese sentido, pone como ejemplo el papel de Javier Bardem en "No Country for Old Men", al que podría haber dado vida, dice, un actor ruso o alemán, pero que quedó en manos del español.

Preguntado por la decisión del festival de Cannes de no exhibir en competición películas de Netflix porque no se proyectan en salas francesas y la consiguiente decisión de la empresa de retirar todos sus filmes de cualquier sección del certamen, del Toro lo califica de "impás muy desafortunado".

Aunque admite no haber decidido todavía su próximo trabajo como director, reconoce que tiene "un gran proyecto, un proyecto pequeño un proyecto raro y otro más raro", pero insiste en que desconoce cuál se materializará.


Bruselas.- Ganar el Oscar a la mejor película este año por "The Shape of Water" fue "casi una experiencia extracorporal" para el cineasta mexicano Guillermo del Toro, quien en una entrevista con Efe reconoce que ese premio "cambia cosas", si bien admite desconocer aún cuáles son esas transformaciones concretas.

Invitado de honor en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas, que se celebra del 3 al 15 de abril, el realizador asegura, que el Oscar a la mejor dirección y el premio del Sindicato de Directores (DGA, por sus siglas en inglés) significaron que "la sociedad secreta de alquimistas que es la dirección entendió lo que estaba haciendo" en sus cintas.

Aun así, afirma que en su "día a día" ha permanecido "al margen del negocio" cinematográfico desde la gala de los galardones más codiciados del séptimo arte, con la excepción del acuerdo cerrado con la distribuidora de su aplaudido último trabajo, Fox Searchlight, que financiará y distribuirá sus filmes de acción real.

"He ido a festivales o a mi ciudad natal y dado clases a estudiantes. Estoy intentando no empezar a implicarme en muchos acuerdos o planes", comenta.

De hecho, resalta que para preparar sus películas sigue teniéndose solo a sí mismo como compañero.

Conocido por su universo repleto de seres fantásticos, del Toro pone el acento sobre la importancia de la narración y los mitos.

"Por lo que sabemos, somos el único animal que cuenta historias", recalca, para a continuación precisar que esos relatos se encuentran en la televisión, las películas, los videojuegos, las novelas e incluso las redes sociales, estas últimas "un dispositivo narrativo" donde sus historias se dan por válidas "casi sin cuestionarlas".

El cineasta destaca que una gran parte de las narraciones incluyen componentes mitológicos, ya sean los superhéroes, los dioses griegos clásicos o los actores y cantantes.

"Todo el mundo es humano, pero el modo en que admiramos a las estrellas es convirtiéndolas en míticas, así que siempre está el mito, el mito es relevante. Necesitamos buenos y malos tipos, que son fabricaciones porque al final del día simplemente no nos entendemos demasiado bien", señala.

Durante la pasada temporada de galardones, el director subrayó su origen mexicano al recoger el premio de la Academia, si bien hace años que no rueda en su país, donde su padre fue secuestrado en 1997 y liberado tras permanecer 72 días en cautiverio.

"Como director, tras el secuestro de mi padre, fue muy necesario para mí viajar y estar exiliado mientras las cosas se arreglaban, pero nunca se resolvieron, así que he sido muy prudente, pero también he estado ansioso por volver a México como director y pasará. No sé cuándo, pero pasará", explica.

E incluso cuando no filma en México, asegura que su punto de vista en las películas que dirige es "ineludiblemente mexicano" y aporta "un conjunto diferente de instintos" de aquellos que proceden de otros países.

En pleno debate sobre la diversidad en el séptimo arte, del Toro considera que la industria ha avanzado en los últimos dos años porque se ha concienciado al respecto.

"Hay definitivamente un pasado que creo no se repetirá ya. No creo que las mayores barreras que existieron vayan a ser promulgadas con impunidad nunca más, así que eso es un gran cambio", declara, convencido de que la diversidad real se produce cuando existe la igualdad de condiciones.

En ese sentido, pone como ejemplo el papel de Javier Bardem en "No Country for Old Men", al que podría haber dado vida, dice, un actor ruso o alemán, pero que quedó en manos del español.

Preguntado por la decisión del festival de Cannes de no exhibir en competición películas de Netflix porque no se proyectan en salas francesas y la consiguiente decisión de la empresa de retirar todos sus filmes de cualquier sección del certamen, del Toro lo califica de "impás muy desafortunado".

Aunque admite no haber decidido todavía su próximo trabajo como director, reconoce que tiene "un gran proyecto, un proyecto pequeño un proyecto raro y otro más raro", pero insiste en que desconoce cuál se materializará.


Policiaca

Chocan en el Colosio contra un poste y quedan prensados

Las cuatro personas que resultaron lesionadas tuvieron que ser liberadas del vehículo

Regional

Cerveza de estudiantes a expo nacional

Este prototipo de bebida fue creado por los estudiantes del Programa Educativo de Ingeniería en Industrias Alimentarias, del Instituto Tecnológico Superior del Oriente del Estado de Hidalgo

Local

Autorizan fijar límites entre Pachuca y Zapotlán

La presente fue propuesta por el concejero vocal municipal Eder Arenas Pacheco, quien argumentó la necesidad de atender con mayor garantía la infraestructura urbana

República

Jalisco alista su logística para vacuna contra Covid-19

El secretario de Salud, Fernando Petersen, señaló que una de las vacunas más avanzadas es la de Pfizer, pero que el problema es que tiene que mantenerse congelada a menos 70 grados centígrados

Sociedad

Detendrán en Tehuacán, Puebla, a quien no use cubrebocas

El municipio mantiene el semáforo epidemiológico amarillo, pero no quiere regresar al naranja o rojo

Cine

Los Lobos arrasan en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara

La cinta de Samuel Kishi recibió cinco premios y ya suma 21 a nivel internacional

Cultura

Proyectan Amelié con orquesta sinfónica

Desde el Teatro Parque Interlomas y por streaming en Ticketmaster Live

Cine

Aplauden rol de la mujer en el cine

En una charla sostenida vía remota, tres cineastas y una investigadora analizaron la situación femenina en el séptimo arte, y compartieron sus experiencias

Gossip

Vadhir Derbez presume su Buena suerte con Mario Bautista y Yera

El actor también se lanzó a producir el video del tema en una locación que simulaba una jungla tropical.