imagotipo

Mujeres en Hidalgo

  • Liliana Castillo

Cuatro Perfiles de éxito en escenarios diferentes

>> DALIA Viggiano. Foto: El Sol de Hidalgo.

                                                >> DALIA Viggiano. Foto: El Sol de Hidalgo.

Pachuca, Hidalgo.- Dalia Viggiano Austria, cirujano oftalmólogo con subespecialidad de córnea y cirugía refractiva, es encargada del Banco de Ojos del Hospital General de Pachuca, perteneciente a la Secretaría de Salud de Hidalgo, y responsable de trasplante de córnea.
Egresada de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, cursó la especialidad y subespecialidad en la Fundación, Hospital Nuestra Señora de la Luz, y cuenta con un Fellowship en superficie ocular por el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, España.
Es miembro del Consejo Mexicano de Oftalmología, la Sociedad Mexicana de Oftalmología, así como de The Association for Research in Vision and Ophthalmology. Miembro titular del Centro Mexicano de Córnea y Cirugía Refractiva A.C. y miembro de la Sociedad de Egresados de la Fundación Hospital de Nuestra Señora de la Luz.
También es profesor asociado del curso de actualización de Oftalmología para el Médico General, avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), miembro del Colegio Oftalmológico Hidalguense, y fue distinguida como presidenta del Colegio de Oftalmólogos del Estado de Hidalgo.
En su faceta de empresaria, la especialista está al frente de Óptica Pupilazer, con una sucursal en bulevar Colosio, donde tiene su consultorio médico, y otra sucursal en Interplaza.
Con reconocido profesionalismo y espíritu social, la doctora tiene seis años de trabajar el trasplante de córnea y dos manejando el Banco de Ojos, actividades que, menciona, han favorecido una mayor obtención de órganos y evitar traslados de pacientes a la Ciudad de México.
“Desde que radico en Pachuca, hace 11 años, atiendo mi consultorio. Eso lo combino con mi trabajo en el Hospital General”, explica.
El talento de la doctora tiene su mayor eco en sus propios pacientes, quienes son los que la mantienen en la institución pública, por una parte, y quienes la recomiendan en la práctica privada por otra.
“Me gusta lo que hago, y sé que lo hago bien. Creo que el éxito como profesional lo puedes sentir cuando ves la consulta llena, y la gente te busca”.
Lo que más la mueve es compartir con sus pacientes la recuperación. Notar cómo después de una cirugía su vida cambia.
“Realizo mucha cirugía retractiva. Ver al paciente feliz es sentirme realizada”.
Ella es la única corneóloga en Pachuca, por lo que su aportación al Hospital General es más que valiosa para atender todos aquellos casos que como única opción tenían que ser trasladados a otras ciudades.
Desde pequeña, Dalia Viggiano sintió inclinación por la medicina, carrera que cursó en la máxima casa de estudios del estado, y donde se enamoró de la oftalmología.
“Nunca visualicé otra especialidad; tuve la suerte de poder ingresar y para mí fue un honor estar dentro de esas filas. Después, gracias a la subespecialidad formé parte del Centro Mexicano de Córnea, donde cada año nos reunimos en un congreso mundial que hacemos en Cancún. Ahí soy profesor del curso, lo que me obliga a estar siempre en actualización”.
La caracterizan la disciplina, fortaleza, trabajo, dedicación, amor y empeño que pone a su trabajo. En ese sentido señala que sus padres son su mejor ejemplo por los principios que le inculcaron de esfuerzo y honestidad.
“Mi papa es de la filosofía de aprovechar el tiempo, y eso ha formado parte de mi vida, porque aún fines de semana me levanto temprano. En el caso de mi mamá, representa el apoyo constante, la perseverancia y la tenacidad”.
Como una de las mejores en su campo, la doctora reconoce que la medicina ha sido su vida y su pasión, además de su familia.
Hoy, la expectativa es seguir adelante, desempeñándose de la mejor manera hasta que el pulso siga firme para realizar las cirugías, seguir manteniendo ese contacto cercano con sus pacientes, y estar al lado de sus hijos, motor de su existencia.

>> JANET Herrera. Foto: El Sol de Hidalgo.

                                           >> JANET Herrera. Foto: El Sol de Hidalgo.

Yaneth Herrera Meneses, directora de Asuntos Jurídicos del Sistema DIF Hidalgo, es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, con especialidad en Ciencias Penales y en Derecho Procesal Penal, este último por el Instituto Nacional de Ciencias Penales.
Es maestra en Sistema Procesal Penal Acusatorio y Juicios Orales por el Instituto de Formación Profesional del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo, y cuenta con diplomados en Teoría y Praxis del Derecho Penal, en Derecho Procesal Constitucional, Procesos Judiciales Federales, Derecho Civil, Procesal Civil y Amparo Civil, Justicia Constitucional y Actualización Jurisprudencial, Derechos Humanos y Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio en México desde la perspectiva constitucional, todos impartidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a través de la Casa de la Cultura Jurídica en Pachuca.
Se ha desempeñado en la Junta General de Asistencia y Sistema DIF Hidalgo; agente del Ministerio Público de la Federación durante una década, al frente de responsabilidad y situación patrimonial en el ayuntamiento pachuqueño, y como inspector jurídico en la Secretaría de Servicios Legislativos, y Secretaría Técnica en la Coordinación de Asesoría Legislativa.
Cuando culminó la carrera de Derecho, la única especialidad que ofrecía la UAEH era Derecho Penal, pero a ella no le agradó esa rama, al sentir que un error podía significar la privación de la libertad a alguien inocente.
“Así que en la Ciudad de México me incliné por un posgrado en la UANM en Derecho Civil”.
Pero como ella comenta, en esta vida es “el hombre y sus circunstancias”, porque ya estando ahí, le ofrecen empleo en la Procuraduría General de la República (PGR), con la condición de que cursará Derecho Penal, porque ese era el requerimiento para la vacante de penalista.
“Eso fue a los 23 años, y el mismo trabajo me obligó a seguir estudiando para estar a la altura de las necesidades, así que continué con el Derecho Penal, aun cuando mi vocación era civil”.
Fue en ese entonces que le ofrecen una beca para tomar un curso en el FBI, en Virginia, Estados Unidos, y más tarde consigue por examen de oposición convertirse en agente de Ministerio Público.
“Tras ser mamá, dejo el Distrito Federal y cambio mi plaza a Hidalgo, a un juzgado de distrito, que incluyo Tulancingo y Huejutla, sin dejar de estudiar jamás”.
Sin embargo, por las distancias, y para dedicarle más tiempo a su hija, renuncia a la PGR y se incorpora a la Presidencia Municipal de Pachuca, lo que representó un ámbito desconocido en el Derecho Administrativo.
“Era un área poco explorada para mí, pero fue una gran oportunidad de empezar a sacar las responsabilidades de los servidores públicos y partir de la ética.
“Eso nos ayudó a poder sancionar, pero antes de hacerlo a analizar cómo estaba el cuerpo normativo, las leyes, sanciones y partiendo de ahí, privilegiar la honestidad. La mayor parte de mis asuntos eran con la Policía Municipal, y siempre tuvieron oportunidad de la adecuada defensa.
“El Ayuntamiento fue el primero en tener un comité de transparencia y comenzamos a trabajar responsabilidad de servidores públicos y transparencia incipiente, pero base de lo que hoy se tiene”.
Buscando una nueva venta de oportunidad y recordando que la Suprema Corte de Justicia de la Nación había señalado la falta de una Ley Orgánica Municipal, tocó las puertas de donde se hacen las leyes con proyecto en mano, concretando con ello la elaboración de la primera Ley Orgánica Municipal.
Se desempeñó como secretario técnico en el Congreso del Estado con la convicción de que entre más clara y breve sea la ley, el ciudadano la cumplirá.
“El ciudadano cumple en tanto la autoridad le diga de frente lo que tiene que hacer y por qué. En tanto justifiques la necesidad social de esa ley y hacia dónde vas, todo avanza”.
Por último, hace unos meses se incorporó al DIF, siendo responsable de contratos, licitaciones y todo lo que estrictamente concierna al área jurídica de esa institución dedicada al servicio social.
“Estamos tratando de innovar y hacer las cosas como tienen que hacerse. El Sistema Estatal Anticorrupción es una necesidad, no una moda”.

>> PATY Calderón. Foto: El Sol de Hidalgo.

                                            >> PATY Calderón. Foto: El Sol de Hidalgo.

Patricia Calderón Mancilla es sicóloga por la Universidad Femenina de México, es licenciada en Derecho y maestra en Derecho Penal. Desde hace 27 años está al frente de los despachos Pérez Calderón y Asociados, donde brindan asesoría jurídica, de impuestos, manejo contable, elaboración de nómina, auditoría al Seguro Social, y en materia jurídica administrativa, parte civil, mercantil, familiar y derecho laboral.
Después de haber trabajado en la Secretaría de Educación Pública, donde destacó en la creación del Colegio de Bachilleres del Estado, decidió dedicarse a la iniciativa privada, y particularmente a su propia empresa.
Primero arrancó como persona física, luego como AC, hasta que las necesidades y el trabajo la llevaron a consolidarse como un despacho.
“Lo aprendido en la SEP, en las empresas, donde incluso ofrecía capacitación externa a Vips, o fábricas de Francia en todo el país, me hicieron decidirme a dar los primeros pasos. Dejo el Distrito Federal y llego a trabajar en Pachuca. Abro mi despacho en 1990, y comienzo a trabajar en capacitación, reclutamiento y selección de personal, contabilidad e impuestos, así como cuotas fijas a la Secretaría de Hacienda.
“Como no había cultura empresarial, pudimos innovar, descubrimos un nicho importante en la parte jurídica porque no había en Hidalgo abogados que interpusieran los recursos de nulidad para Hacienda. Por ningún lado se encontraba a un abogado fiscalista, o experto en derecho administrativo”.
Por eso decidió estudiar Derecho y hace alianzas con el abogado José Arias que, menciona, en materia civil era un hombre brillante. Durante once años comparten esta responsabilidad.
“Tengo clientes desde hace 25 años en el despacho, y eso solo se debe a la confianza y a los resultados. Nosotros implementamos en el estado la capacitación a los contadores en materia fiscal, recursos, y planeación fiscal, lo que no quiere decir evadir responsabilidades, sino cumplir la ley haciendo las cosas bien”.
Reconoce que a nadie le gusta pagar impuestos, sin embargo agrega que es necesario cumplir, capacitarse y tener una formación técnica para prosperar.
“Hoy tenemos muchos tramites que antes no, el sector empresarial está saturado de procesos administrativos”.
Orgullosa de su prestigio y el reconocimiento que al paso de los años ha obtenido, menciona que los abogados siempre tendrán trabajo, siempre y cuando sean éticos y hablen con la verdad.
“Ser abogado no implica ser profesional y serio. El resultado es el reconocimiento que te dan tus clientes”.
Con una agenda basta, comparte que ser sicóloga y abogada le ha sentado muy bien, porque entiende la parte de enojo del conflicto, logra buenos convenios, y como mujer siempre busca no dañar la parte infantil.
En otra de sus facetas, Patricia Calderón también fue candidata por el Partido Verde a la presidencia municipal de Pachuca, y aunque no ganó, afirma que le da gusta comprobar que muchas de sus propuestas de ese tiempo hoy son una realidad.
“Nunca me ha molestado equivocarme porque eso me enseña y me hace crecer, a estas alturas no buscas reconocimiento sino ser eficiente, tener la satisfacción de un buen resultado aunque no lo sepa el mundo”.
Hoy quiere seguir trabajando para impulsar la creación y crecimiento de las empresas. Ayudarlas en la posibilidad de consolidarse y expandirse. Y seguir insistiendo en el tema de la reducción de los trámites administrativos del sector público, sobre todo en la apertura de empresas.
“Que a través de las Cámaras se ejerza la presión para resolver la tramitología en Hidalgo y en México”.

>> MARINA Menu. Foto: El Sol de Hidalgo.

                                                >> MARINA Menu. Foto: El Sol de Hidalgo.

Marina Menu, Directora General de Danone México y Centroamérica, reconocida por consultoras como PWC en su encuesta de mejores CEO de México y por medios económicos. Licenciada por la Universidad de Tufts en Massachusets, EE.UU. y MBA por la Universidad de Harvard.