imagotipo

Los Políticos

  • Alejandro Sierra

Pachuca, Hidalgo.- La mayoría de los políticos hidalguenses que aspiran un lugar en el Senado de la República o en la Cámara de Diputados federal, han estrechado muchas manos en la última semana.
Han sido protagonistas en cientos de fotografías y se han comprometido a legislar en beneficio de las mujeres, de los trabajadores del transporte público, de las familias, a favor del campo, por la educación, salud, seguridad y el deporte, entre otras cosas.
Están recorriendo muchos kilómetros para reunirse, entrevistarse, o visitar a ciudadanos y organizaciones. A todos les dicen lo que quieren escuchar; les aseguran que trabajarán para que los hidalguenses tengan un mejor futuro.
Pero habría que preguntarles lo que para ellos significa legislar. ¿Legislar es subir a la tribuna y presentar iniciativas para crear o modificar leyes? ¿Legislar es tomarse la foto en la tribuna, con las banderas mexicanas de fondo?
Por supuesto que no.
Legislar es adecuar el marco legal a la realidad del país, para dotar  al Ejecutivo y al Judicial de las herramientas para garantizar el desarrollo en un marco de pacífica convivencia.
Pero ello implica presentar las propuestas, lograr que se aprueben en la Cámara de origen y posteriormente en la revisora, para después ser publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF).
Es un largo proceso que en la mayoría de los casos queda inconcluso, y muchas veces se debe a que la Secretaría de Hacienda argumenta que no hay dinero para cubrir lo que dicha propuesta requiere de presupuesto.
Esto es lo que la gente no sabe o no quiere saber, porque es más fuerte la ilusión de tener beneficios que les cambien la vida.
Varios de los candidatos a senadores o diputados ya tienen experiencia legislativa, pero pocos son los que pueden presumir de haber dado resultados tangibles.
¿Cuántas de sus propuestas son viables y cuántas, incluso, ya han sido rechazadas en más de una legislatura y aún así se las siguen presentando a la gente?
Es tiempo de actuar con seriedad y responsabilidad de cara a nuestro querido México.