imagotipo

De frente y con resultados

  • José Luis Lima

Nuestras cárceles

Pachuca, Hidalgo.- Si tenemos algún tema que resolver en estos momentos es la gravedad en la que se encuentran las cárceles en nuestro país, para nadie es desconocido que la corrupción, el descontrol, la ingobernabilidad, etcétera, etcétera, etcétera, son situaciones que desgraciadamente ya vemos como una cosa natural y que al pasar el tiempo tenemos la obligación de reaccionar y ver qué es lo que debemos de proponer para que nuestras autoridades dentro de sus responsabilidades actúen y corrijan algo que es vergonzoso y estamos viendo por las redes y medios de comunicación nacional.
Hace varios días fuimos alertados una vez más de lo que sucedía al interior de los centros penitenciarios, por un lado observamos las situaciones tan precarias en las que están los reclusos, pero también como los mismos internos abusan e intimidan a las propias autoridades y cuerpos policiacos, quienes en muchas de las ocasiones estos están coludidos con el solo propósito de obtener ganancias económicas.
Por todo esto es que hoy hare referencia especial al centro de reclusión que supuestamente es el de mayor seguridad y es el que conocemos como el del Altiplano y está ubicado en el Estado de México, esta cárcel se llego a considerar la más segura de América Latina, el Centro Federal de Readaptación Social número 1 se empezó a construir en 1988, esto se da en el mandato del entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari.
Para esta se trabajó durante 3 años y se abre en noviembre de 1991 contando en un inicio con una superficie de 27 mil metros cuadrados en el que se tenía considerado tener a 800 reclusos, algo que a la fecha no se respeta ya que existen cumpliendo sentencia más de 1000 personas; otra de sus características muy especiales es que sus paredes están reforzadas protegiendo el inmueble para cualquier eventualidad o ataque ya que en este se encuentran los seres más peligrosos del país como los integrantes de los carteles de Sinaloa o como el de Juárez o que decir del grupo armado de los Zetas.
Muy aparte de las condiciones de este centro de readaptación están todas las restricciones que se toman para evitar que los internos tengan acercamiento con persona alguna o traten de ir conformando sus bandas al interior, por eso es que se les permite estar únicamente 20 minutos en el patio, existiendo por todos los espacios cámaras de seguridad así como puertas debidamente sincronizadas y vigiladas. Las medidas son tan precisas que hasta el espacio aéreo está restringido y las comunicaciones de manera permanente están bloqueadas alrededor de 10 km.
Con todas estas prevenciones ahora necesitamos decir que el propio personal que trabaja como custodios son gente que ha dispuesto el gobierno federal y han sido fuertemente capacitados, donde se dice que estos han sido probados y gozan de una honorabilidad y confianza al desempeño de sus labores.
Con todas estas reglas y sistemas de seguridad, la sociedad expresa que porque después de tanta inversión existen señalamientos en diversas cárceles de nuestro país, estamos ciertos que en muchas las condiciones no son las mismas que hemos descrito en el penal de alta seguridad, pero si algo está muy claro es que lo que sigue dañando a este sistema penitenciario es la corrupción.
Esta palabra para todos es muy frecuente mencionarla y se ha hecho parte de nuestra esfera social con la que tenemos que convivir, de manera tajante tenemos que rechazar ya que está muy claro que esta es la fuente de la violencia en las cárceles, y el pueblo coincide que ya está harto de seguir invirtiendo a través de sus impuestos en algo que en estos tiempos no da ningún resultado. Encuestas hay y demasiadas como la de BGC-EXCELSIOR que arroja la impresión de que todo enfrentamiento o suceso de alteración en los centros penitenciarios son por la facilidad con que se da la corrupción y lo más grave es que se señala que el crimen organizado es quien tiene el control de las cárceles.
Tareas y responsabilidades demasiadas, pero los sistemas de prevención y readaptación deben de sufrir un cambio radical y actuar de frente ante tantos grupos que lo único que hacen es mantener al crimen dentro de las cárceles como escuelas del delito, los cambios urgen y que sean a fondo en todos los sentidos.
Como siempre me pongo a sus órdenes en mis redes twitter José Luis_Lima, Facebook José Luis Lima Morales, Instagram José Luis_Lima61