imagotipo

Apenas hace 8 días

  • Luis Corrales

Tulancingo, Hidalgo.-  Qué lejos parece el domingo pasado, amigos lectores, ya no digo también lectoras porque la Real Academia de la Lengua ya se definió al respecto, cuando, decía, al empezar la mañana del pasado domingo, e ir a las casilla a votar, no sabíamos cuál iba a ser el final y nos preocupaba si el resultado del proceso iba a provocar, como decían los profetas del desastre que siempre aparecen en los medios y en las “benditas redes sociales” (Amlo dixit), que el país iba a caer en una espiral de crisis económica o política o social y no, amigos, ya se vio que con el triunfo de López Obrador las cosas están tranquilas y que el reconocimiento no sólo es de los actores nacionales sino de todo el orbe. Hay una serie de reflexiones que tenemos que hacer los mexicanos y que los medios han abordado ya pero esperaremos un poco más para eso.
Deseo comentar que en Hidalgo mucho cambió. Ya hay ahora, o habrá, un verdadero equilibrio de poderes porque el Congreso y el Ejecutivo serán dirigidos por personajes de partidos políticos diferentes, con intereses diversos y con objetivos distintos. Esto en vista del triunfo de Morena en las elecciones para legisladores locales, en las que de 18 Distritos Electorales Locales, este partido se adjudicó 17. Más conclusiones habrán de sacar los hidalguenses conforme transcurran los días acerca de un acontecimiento inédito en la conformación de la cámara local, que es un acontecimiento histórico, ya que en los más de ochenta y nueve años que tiene el PRI, que fue fundado en 1929 a instancias de Plutarco Elías Calles e inmediatamente replicado en Hidalgo por los entonces gobernadores Matías Rodríguez y después Bartolomé Vargas Lugo, siendo este último el primer gobernador que lo fue por el PNR, antecesor del PRI. Desde entonces, decía, nunca ha habido un Congreso en el que la mayoría de diputados no fueran del PRI. Hubo en la primera década de este siglo XXI algunos intentos que realizaron los diputados del Frente Democrático Hidalguense y el PRD, que encabezaron una especie de rebelión pero que fue detenida con negociaciones sobre algunos de ellos y en realidad nunca hubo una mayoría de oposición. En fin, en materia de conclusiones, cada quien saque la suyas. Lo que sí es que vivimos momentos históricos, convenientes para algunos y de pesadilla para otros.
En la Copa del Mundial de Futbol (ya nadie usa el término balompié) también ha habido sorpresas, llama la atención la eliminación del torneo de todos los equipos del nuevo mundo, o sea de Latinoamérica. México, Uruguay, Perú, Colombia, Argentina, Costa Rica, Panamá y Brasil han sucumbido y ya se han regresado de Rusia. Hay unos equipos que no esperábamos que estuvieran al final y que ahí están.
Parece que la Copa se queda en Europa, donde, nadie lo niega, se juega el mejor futbol del mundo.