/ sábado 17 de abril de 2021

Wolf Ruvinskis un deportista que aportó lo mejor de su vida a México

PASO A DESNIVEL


Luchó toda su vida. Y es lucha la desarrolló en todos los escenarios.

Fue siempre un deportista sobresaliente y sus sueños los realizó en varias disciplinas.

Incluso cuando desarrollo otras actividades más allá de los entrenamientos y la lucha.

Como empresario obtuvo grandes logros, como restaurantero su cocina era inigualable, fue mago, actor de teatro, de cine, más de un centenar de cintas dan testimonio de ello.

Wolf Ruvinsikis nació en Letonia, el 30 de octubre de 1921.

Antes de su llegada a México el deportista vivió con su familia en Argentina a donde llegaron buscando refugio durante la segunda guerra mundial.

Los problemas que enfrentó la familia Ruvisnkis en su patria, fueron muy difíciles ya que ellos eran de origen judío.

Esas situaciones de antisemitismo llevaron a Wolf encontrar la forma de defenderse a través de la lucha.

En ese deporte acrisoló su temperamento y fortalezas. Siendo aun adolescente logró ser campeón en la lucha grecorromana. Fue también futbolista y se desempeñó como guardameta del equipo de Santa Fé, Millonarios e Independiente en Colombia.

Practicó el boxeo, rugby, fue instructor de judo y remo. En nuestro país hizo su primera presentación el 28 de junio de 1946. Como luchador se dio a conocer como “Boris Boy”.

Esto fue en la tradicional Arena Coliseo. Sus rivales fueron con el correr del tiempo; “El Santo”, “El Cavernario Galindo”, “Black Shadow” y el inolvidable “Murciélago Velázquez” entre otras figuras. En el sétimo arte hizo películas al lado de Miroslava, Tin Tán, Mario Moreno “Cantinflas” y Pedro Infante.

Su porte y carácter lo llevaron a interpretar a personajes de villano apuesto, o boxeador mal encarado. Wolf Ruvinskis siempre consideró que el quehacer humano debe de estar impregnado de dedicación profesionalismo, preparación y respeto por las demás personas.

En su restaurante, “El Rincón Gaucho” fue siempre un afectivo anfitrión. Un hombre dotado de amigable estilo que se convirtió en un referente del buen trato.

A consecuencia de una insuficiencia renal Wolf Ruvinskis falleció el 9 de noviembre de 1999 a la edad de 78 años.

Una de las cintas inolvidables en donde tuvo un papel estelar fue “Pepe el Toro” al lado de Pedro Infante y Joaquín Cordero. ¡Un trio excepcional! Wolf Ruvinskis, un deportista que vino de lejos y que era rudo en las cintas cinematográficas, pero en la vida real era un caballero.

Recto, honesto y, sobre todo, humano, con un interminable gusto por ayudar a los demás. Confirman quienes lo conocieron.

PASO A DESNIVEL


Luchó toda su vida. Y es lucha la desarrolló en todos los escenarios.

Fue siempre un deportista sobresaliente y sus sueños los realizó en varias disciplinas.

Incluso cuando desarrollo otras actividades más allá de los entrenamientos y la lucha.

Como empresario obtuvo grandes logros, como restaurantero su cocina era inigualable, fue mago, actor de teatro, de cine, más de un centenar de cintas dan testimonio de ello.

Wolf Ruvinsikis nació en Letonia, el 30 de octubre de 1921.

Antes de su llegada a México el deportista vivió con su familia en Argentina a donde llegaron buscando refugio durante la segunda guerra mundial.

Los problemas que enfrentó la familia Ruvisnkis en su patria, fueron muy difíciles ya que ellos eran de origen judío.

Esas situaciones de antisemitismo llevaron a Wolf encontrar la forma de defenderse a través de la lucha.

En ese deporte acrisoló su temperamento y fortalezas. Siendo aun adolescente logró ser campeón en la lucha grecorromana. Fue también futbolista y se desempeñó como guardameta del equipo de Santa Fé, Millonarios e Independiente en Colombia.

Practicó el boxeo, rugby, fue instructor de judo y remo. En nuestro país hizo su primera presentación el 28 de junio de 1946. Como luchador se dio a conocer como “Boris Boy”.

Esto fue en la tradicional Arena Coliseo. Sus rivales fueron con el correr del tiempo; “El Santo”, “El Cavernario Galindo”, “Black Shadow” y el inolvidable “Murciélago Velázquez” entre otras figuras. En el sétimo arte hizo películas al lado de Miroslava, Tin Tán, Mario Moreno “Cantinflas” y Pedro Infante.

Su porte y carácter lo llevaron a interpretar a personajes de villano apuesto, o boxeador mal encarado. Wolf Ruvinskis siempre consideró que el quehacer humano debe de estar impregnado de dedicación profesionalismo, preparación y respeto por las demás personas.

En su restaurante, “El Rincón Gaucho” fue siempre un afectivo anfitrión. Un hombre dotado de amigable estilo que se convirtió en un referente del buen trato.

A consecuencia de una insuficiencia renal Wolf Ruvinskis falleció el 9 de noviembre de 1999 a la edad de 78 años.

Una de las cintas inolvidables en donde tuvo un papel estelar fue “Pepe el Toro” al lado de Pedro Infante y Joaquín Cordero. ¡Un trio excepcional! Wolf Ruvinskis, un deportista que vino de lejos y que era rudo en las cintas cinematográficas, pero en la vida real era un caballero.

Recto, honesto y, sobre todo, humano, con un interminable gusto por ayudar a los demás. Confirman quienes lo conocieron.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 10 de abril de 2021

Walter Reuter, la mirada que lo abarcó todo

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 13 de marzo de 2021

La Dalia, flor representativa de México

En 1874 Vicente Cervantes, director del Jardín Botánico Virreinal de la Ciudad de México, envió semillas de flores mexicanas al Jardín Botánico de Madrid. En 1971 fue bautizada como Dalia en memoria del botánico Andreas Dahl, uno de los discípulos de Carl Linneo; científico, zoólogo, botánico y naturista, considerado el creador de la clasificación de los seres vivos

David Cárdenas

sábado 06 de marzo de 2021

B. Traven. Canasta de cuentos mexicanos

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 13 de febrero de 2021

Agustín de Iturbide no es motivo de loas

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

Cargar Más