/ lunes 11 de marzo de 2019

Voz de los pueblos y comunidades indígenas

Estimadas y estimados lectores.

México es un majestuoso mosaico de expresiones culturales, de diversidad, somos un país multicultural y pluriétnico, sustentado en sus pueblos y comunidades indígenas. En este sentido, cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) nos revelan que: 2 de cada 10 mexicanos se asumen indígenas; nuestra entidad cuenta con un número importante de población que habla alguna lengua materna, tomando en cuenta que un municipio considerado como indígena es aquel donde 40% de su población o más, es indígena. En Hidalgo, igualmente contamos con municipios indígenas en los que se concentran diversas comunidades con estas características y les comparto un dato interesante: tenemos municipios donde la mayoría de la población se autoadscribe como indígena.

Nuestra Constitución reconoce —en su artículo 2o— a sus instituciones sociales, económicas, culturales, políticas, así como sus usos y costumbres; al mismo tiempo, en total igualdad, tienen el derecho de vivir en una sociedad en la que sean respetados: su dignidad, su propiedad, sus derechos individuales y por supuesto el derecho de formar parte en las decisiones del gobierno, a participar en la política y a expresar sus opiniones libremente, estas son las bondades que nos da vivir en una democracia.

Sin embargo, aún hay temas que se deben atender para garantizar de manera integral dichas aspiraciones. Justamente, el día de hoy, en coordinación con el Congreso de Hidalgo estaremos realizando de manera conjunta con el Instituto Nacional Electoral la presentación de la “Agenda pendiente en materia de representación y participación política: voces de los pueblos y comunidades indígenas de México”, un instrumento que recoge la voz y necesidades de este importante sector de la población.

Por supuesto que se han dado pasos importantes, los avances en materia electoral han permitido que los partidos políticos postulen a candidatas y candidatos que forman parte de las comunidades y pueblos originarios y con ello hoy tenemos representación indígena tanto a nivel federal, como a nivel local. El reto, de cara a la nueva Reforma Electoral es perfeccionar los instrumentos que garanticen esa inclusión, representación, participación, acceso y respeto de los derechos políticos electorales de los pueblos y comunidades indígenas; desde el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo acompañamos —con total convicción— esta causa, siempre en apego de la justicia y legalidad.

Estimadas y estimados lectores.

México es un majestuoso mosaico de expresiones culturales, de diversidad, somos un país multicultural y pluriétnico, sustentado en sus pueblos y comunidades indígenas. En este sentido, cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) nos revelan que: 2 de cada 10 mexicanos se asumen indígenas; nuestra entidad cuenta con un número importante de población que habla alguna lengua materna, tomando en cuenta que un municipio considerado como indígena es aquel donde 40% de su población o más, es indígena. En Hidalgo, igualmente contamos con municipios indígenas en los que se concentran diversas comunidades con estas características y les comparto un dato interesante: tenemos municipios donde la mayoría de la población se autoadscribe como indígena.

Nuestra Constitución reconoce —en su artículo 2o— a sus instituciones sociales, económicas, culturales, políticas, así como sus usos y costumbres; al mismo tiempo, en total igualdad, tienen el derecho de vivir en una sociedad en la que sean respetados: su dignidad, su propiedad, sus derechos individuales y por supuesto el derecho de formar parte en las decisiones del gobierno, a participar en la política y a expresar sus opiniones libremente, estas son las bondades que nos da vivir en una democracia.

Sin embargo, aún hay temas que se deben atender para garantizar de manera integral dichas aspiraciones. Justamente, el día de hoy, en coordinación con el Congreso de Hidalgo estaremos realizando de manera conjunta con el Instituto Nacional Electoral la presentación de la “Agenda pendiente en materia de representación y participación política: voces de los pueblos y comunidades indígenas de México”, un instrumento que recoge la voz y necesidades de este importante sector de la población.

Por supuesto que se han dado pasos importantes, los avances en materia electoral han permitido que los partidos políticos postulen a candidatas y candidatos que forman parte de las comunidades y pueblos originarios y con ello hoy tenemos representación indígena tanto a nivel federal, como a nivel local. El reto, de cara a la nueva Reforma Electoral es perfeccionar los instrumentos que garanticen esa inclusión, representación, participación, acceso y respeto de los derechos políticos electorales de los pueblos y comunidades indígenas; desde el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo acompañamos —con total convicción— esta causa, siempre en apego de la justicia y legalidad.