/ jueves 30 de abril de 2020

Tiempos negros para el oro negro

Segunda parte


La semana pasada destacábamos la importancia del petróleo pues de este depende el 35% de la energía del mundo para movilidad e industria, por lo tanto, ante la reducción del consumo y el aislamiento de aproximadamente 3,000 millones de personas debido al coronavirus, su demanda bajó.

A poca demanda se desencadenó un desplome en el precio del petróleo, pues el espacio de almacenamiento se agota. De hecho el WTI (West Texas Intermediate), petróleo estadounidense de referencia, llegó a números negativos. Afortunadamente para el 28 de abril repuntó 11. 9% el precio del crudo mexicano llegando a 7.33 dólares, no así el WTI que retrocedió un 3.6%; la volatilidad de los precios continuará.

Ante el panorama la OPEP Organización de Estados Petroleros y aliados (como México) negoció a principios de abril que reducirán la producción mundial de crudo en aproximadamente un 10%, un recorte histórico de 9.7 millones de barriles por día (bpd). Aún así, especialistas afirman que el volumen no compensará la caída en la demanda de petróleo que se estima de entre 18.5 a 30 millones de barriles. México en las negociaciones no aceptó reducir la producción en 400.000 barriles por día, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, propuso reducir 100,000, mientras que Estados Unidos, luego de una conversación entre dignatarios, aceptó reducir otros 250,000 barriles, compensando los recortes que México no quiso hacer, pero aún no se definen las letras pequeñas.

Petróleos Mexicanos (PEMEX) el martes celebró la sesión 955 extraordinaria de su Consejo de Administración, la cual se realizó a través de videoconferencia, en ella participó el director general de PEMEX, Octavio Romero Oropeza, la secretaria de Energía y los Consejeros independientes y de las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Economía.

Se tomaron cuatro acuerdos financieros, según medios de comunicación, uno de ellos es el Programa Anual de Austeridad en el Gasto y Uso de los Recursos para el Ejercicio Fiscal 2020; para una reducción 94 mil millones en el rubro de servicios personales de operación respecto a lo autorizado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

PEMEX es la empresa mas grande de México, pero al mismo tiempo tiene una fuerte carga fiscal y pesadas deudas que arrastra, sin contar las fugas por el huachicol, ante ello, el presidente López Obrador ha lanzado el Plan de negocios de Petróleos Mexicanos y sus empresas productivas subsidiarias 2019-2023, el cual pretende destinar recursos públicos mayoritariamente. Dicho documento merece un análisis, ya que existen diversos puntos de vista sobre la valoración de su efectividad.

Los ingresos petroleros siguen siendo fundamentales para la economía, sus recursos se destinan a programas sociales, con datos oficiales a noviembre del 2019, aportaron 17.2% del total de los ingresos del país con 834,026 millones de pesos, pero la producción ha venido a la baja por los últimos 10 años.

PEMEX necesita ser rescatado, la economía es cíclica, se reactivará y en el largo plazo se seguirá utilizando petróleo, sin embargo, México debe invertir en tecnología y diversificar sus fuentes de ingreso para no depender del oro negro que como vimos puede en momentos, dejar de brillar.

Segunda parte


La semana pasada destacábamos la importancia del petróleo pues de este depende el 35% de la energía del mundo para movilidad e industria, por lo tanto, ante la reducción del consumo y el aislamiento de aproximadamente 3,000 millones de personas debido al coronavirus, su demanda bajó.

A poca demanda se desencadenó un desplome en el precio del petróleo, pues el espacio de almacenamiento se agota. De hecho el WTI (West Texas Intermediate), petróleo estadounidense de referencia, llegó a números negativos. Afortunadamente para el 28 de abril repuntó 11. 9% el precio del crudo mexicano llegando a 7.33 dólares, no así el WTI que retrocedió un 3.6%; la volatilidad de los precios continuará.

Ante el panorama la OPEP Organización de Estados Petroleros y aliados (como México) negoció a principios de abril que reducirán la producción mundial de crudo en aproximadamente un 10%, un recorte histórico de 9.7 millones de barriles por día (bpd). Aún así, especialistas afirman que el volumen no compensará la caída en la demanda de petróleo que se estima de entre 18.5 a 30 millones de barriles. México en las negociaciones no aceptó reducir la producción en 400.000 barriles por día, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, propuso reducir 100,000, mientras que Estados Unidos, luego de una conversación entre dignatarios, aceptó reducir otros 250,000 barriles, compensando los recortes que México no quiso hacer, pero aún no se definen las letras pequeñas.

Petróleos Mexicanos (PEMEX) el martes celebró la sesión 955 extraordinaria de su Consejo de Administración, la cual se realizó a través de videoconferencia, en ella participó el director general de PEMEX, Octavio Romero Oropeza, la secretaria de Energía y los Consejeros independientes y de las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Economía.

Se tomaron cuatro acuerdos financieros, según medios de comunicación, uno de ellos es el Programa Anual de Austeridad en el Gasto y Uso de los Recursos para el Ejercicio Fiscal 2020; para una reducción 94 mil millones en el rubro de servicios personales de operación respecto a lo autorizado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

PEMEX es la empresa mas grande de México, pero al mismo tiempo tiene una fuerte carga fiscal y pesadas deudas que arrastra, sin contar las fugas por el huachicol, ante ello, el presidente López Obrador ha lanzado el Plan de negocios de Petróleos Mexicanos y sus empresas productivas subsidiarias 2019-2023, el cual pretende destinar recursos públicos mayoritariamente. Dicho documento merece un análisis, ya que existen diversos puntos de vista sobre la valoración de su efectividad.

Los ingresos petroleros siguen siendo fundamentales para la economía, sus recursos se destinan a programas sociales, con datos oficiales a noviembre del 2019, aportaron 17.2% del total de los ingresos del país con 834,026 millones de pesos, pero la producción ha venido a la baja por los últimos 10 años.

PEMEX necesita ser rescatado, la economía es cíclica, se reactivará y en el largo plazo se seguirá utilizando petróleo, sin embargo, México debe invertir en tecnología y diversificar sus fuentes de ingreso para no depender del oro negro que como vimos puede en momentos, dejar de brillar.

jueves 30 de julio de 2020

Gasto Inteligente: Telemetría

jueves 09 de julio de 2020

Hacer leña de la empresa caída

jueves 18 de junio de 2020

México: el desafío de la inversión

jueves 11 de junio de 2020

¿México racista?

jueves 04 de junio de 2020

Pandemia de hambre

jueves 28 de mayo de 2020

Pandemia vs aviones

jueves 30 de abril de 2020

Tiempos negros para el oro negro

Cargar Más