/ jueves 7 de enero de 2021

¿Qué nos espera en 2021? | Primera parte

PODER Y FINANZAS


La humanidad aún no le gana al coronavirus, pero si ha ganado la primera batalla, la vacuna ya está llegando a diferentes países, entre ellos a México, pero sigue impactado fuertemente a la economía debido a las medidas de restricción.

Las diferentes agrupaciones de comercios, hoteles y restaurantes ya protestan puesto que sus integrantes están al borde del colapso, mientras que el desempleo y el recorte de salarios disminuyen gravemente el ingreso familiar ¿qué nos espera éste año? Antes de dar a conocer los principales resultados del informe de Perspectivas económicas del Banco Mundial (BM), daremos un brevísimo resumen del 2020, pues esto nos da las bases para comprender por qué la economía se recuperará lentamente. Resultados económicos 2020: Se advierte que el COVID-19 ha empujado a 88 millones de personas más a la pobreza extrema, en el peor de los casos, podría llegar a 115 millones. Desde 1990, la actual recesión ha generado las bajas más pronunciadas y rápidas en los pronósticos de consenso sobre el crecimiento.

Incluso antes de la pandemia casi la mitad de los países de ingreso bajo ya estaban sobre endeudados y disponían de escaso margen fiscal para ayudar a los más afectados. En abril pasado, el BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI) instaron la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda permitiendo a esos países utilizar miles de millones de dólares en su respuesta a la COVID-19. El pago del servicio de la deuda a acreedores bilaterales impondrá una pesada carga en los próximos años, por lo que será necesario actuar con rapidez para evitar otra década perdida.

Un punto importante es el comportamiento de las remesas, la pandemia ha generado un dramático retroceso, según nuestras últimas previsiones, para fines de 2021 las remesas disminuirán un 14 %.

Finalmente, más de un tercio de las empresas han aumentado el uso de la tecnología digital y el teletrabajo pero las ventas se redujeron a la mitad afectando a grandes y pequeñas empresas, con la diferencia que las primeras tienen más recursos para soportar la presión, se tuvo que disminuir salarios y horas de trabajo, y se esfuerzan por acceder al apoyo del Estado.

Ahora bien hagamos una introducción de las perspectivas económicas 2021: se prevé que la actividad económica mundial aumentará un 4 % en 2021; para América Latina y el Caribe se espera un 3,7 % de crecimiento en 2021. No todo son malas noticias, para México se estima que el PIB tendrá una expansión 3.7% este año, a diferencia del 3% anteriormente pronosticado.

El Banco Mundial afirma que el crecimiento mundial “se mantendrá muy por debajo de las proyecciones previas a la pandemia. Los riesgos de que la situación empeore incluyen la posibilidad de un nuevo resurgimiento del virus, retrasos en la vacunación, efectos más graves en el producto potencial ocasionados por la pandemia y tensiones financieras”.

Hace la recomendación de que será necesario lograr un equilibrio entre los riesgos derivados de las grandes cargas de deuda y los ocasionados por un ajuste fiscal prematuro, así como fomentar la resiliencia mediante la protección de la salud y la educación, el mejoramiento de la gobernanza y el aumento de la transparencia de la deuda.

¿Qué tiene contemplado hacer México? ¿Cuáles son las perspectivas de sus principales indicadores? Será motivo de análisis de la siguiente columna.

PODER Y FINANZAS


La humanidad aún no le gana al coronavirus, pero si ha ganado la primera batalla, la vacuna ya está llegando a diferentes países, entre ellos a México, pero sigue impactado fuertemente a la economía debido a las medidas de restricción.

Las diferentes agrupaciones de comercios, hoteles y restaurantes ya protestan puesto que sus integrantes están al borde del colapso, mientras que el desempleo y el recorte de salarios disminuyen gravemente el ingreso familiar ¿qué nos espera éste año? Antes de dar a conocer los principales resultados del informe de Perspectivas económicas del Banco Mundial (BM), daremos un brevísimo resumen del 2020, pues esto nos da las bases para comprender por qué la economía se recuperará lentamente. Resultados económicos 2020: Se advierte que el COVID-19 ha empujado a 88 millones de personas más a la pobreza extrema, en el peor de los casos, podría llegar a 115 millones. Desde 1990, la actual recesión ha generado las bajas más pronunciadas y rápidas en los pronósticos de consenso sobre el crecimiento.

Incluso antes de la pandemia casi la mitad de los países de ingreso bajo ya estaban sobre endeudados y disponían de escaso margen fiscal para ayudar a los más afectados. En abril pasado, el BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI) instaron la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda permitiendo a esos países utilizar miles de millones de dólares en su respuesta a la COVID-19. El pago del servicio de la deuda a acreedores bilaterales impondrá una pesada carga en los próximos años, por lo que será necesario actuar con rapidez para evitar otra década perdida.

Un punto importante es el comportamiento de las remesas, la pandemia ha generado un dramático retroceso, según nuestras últimas previsiones, para fines de 2021 las remesas disminuirán un 14 %.

Finalmente, más de un tercio de las empresas han aumentado el uso de la tecnología digital y el teletrabajo pero las ventas se redujeron a la mitad afectando a grandes y pequeñas empresas, con la diferencia que las primeras tienen más recursos para soportar la presión, se tuvo que disminuir salarios y horas de trabajo, y se esfuerzan por acceder al apoyo del Estado.

Ahora bien hagamos una introducción de las perspectivas económicas 2021: se prevé que la actividad económica mundial aumentará un 4 % en 2021; para América Latina y el Caribe se espera un 3,7 % de crecimiento en 2021. No todo son malas noticias, para México se estima que el PIB tendrá una expansión 3.7% este año, a diferencia del 3% anteriormente pronosticado.

El Banco Mundial afirma que el crecimiento mundial “se mantendrá muy por debajo de las proyecciones previas a la pandemia. Los riesgos de que la situación empeore incluyen la posibilidad de un nuevo resurgimiento del virus, retrasos en la vacunación, efectos más graves en el producto potencial ocasionados por la pandemia y tensiones financieras”.

Hace la recomendación de que será necesario lograr un equilibrio entre los riesgos derivados de las grandes cargas de deuda y los ocasionados por un ajuste fiscal prematuro, así como fomentar la resiliencia mediante la protección de la salud y la educación, el mejoramiento de la gobernanza y el aumento de la transparencia de la deuda.

¿Qué tiene contemplado hacer México? ¿Cuáles son las perspectivas de sus principales indicadores? Será motivo de análisis de la siguiente columna.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 04 de marzo de 2021

La era del plástico

PODER Y FINANZAS

Norberto Olín

jueves 11 de febrero de 2021

Internet enferma

PODER Y FINANZAS

Norberto Olín

jueves 28 de enero de 2021

Pandemia de hambre 2021

PODER Y FINANZAS

Norberto Olín

jueves 21 de enero de 2021

Joe Biden: Expectativas

PODER Y FINANZAS

Norberto Olín

jueves 07 de enero de 2021

¿Qué nos espera en 2021? | Primera parte

PODER Y FINANZAS

Norberto Olín

jueves 17 de diciembre de 2020

Teletrabajo

PODER Y FINANZAS

Norberto Olín

Cargar Más