/ jueves 27 de agosto de 2020

Pachuca, entre el atraso y el desarrollo

PODER Y FINANZAS


Según el INEGI, la Zona metropolitana (ZM) se define, como: “El conjunto de dos o más municipios donde se localiza una ciudad de 50 mil o más habitantes, cuyas funciones y actividades rebasan el límite del municipio que originalmente la contenía, incorporando como parte de sí misma o de su área de influencia directa a municipios vecinos predominantes urbanos, con los que mantiene un alto grado de integración socioeconómica”.

Desde una perspectiva económica y demográfica las Zonas Metropolitanas del país son muy importantes, concentran 73 de cada 100 personas ocupadas y generan 77 de cada 100 pesos producidos.

El porcentaje más alto de unidades económicas (UE) en las ZM se registró en las unidades que ocuparon hasta 10 personas con 94.4%. Las UE que ocuparon a 251 y más personas generaron 63.2% de la producción bruta total del país, con 0.2% de los establecimientos.

Hidalgo tiene tres ZM, Pachuca, Tulancingo y Tula, la ZM de Pachuca comprende los Municipios de Epazoyucan, Mineral del Monte, Pachuca de Soto, Mineral de la Reforma, San Agustín Tlaxiaca, Zapotlán de Juárez y Zempoala; pero su crecimiento industrial, científico y tecnológico dista mucho de otras ZM como la Del Valle de México, de Querétaro o León.

Hoy nos centraremos a hablar de Pachuca, ya que en teoría debería ser la punta de lanza del desarrollo, sin embargo, quienes vivimos en la bella airosa sabemos de los distintos problemas que siempre han existido:

Primero, el desarrollo y la calidad de vida no es parejo, si bien es cierto existen grandes obras públicas solo se concentran en pocas áreas, contadas colonias gozan de un bello paisaje urbano, servicios ocultos con zonas verdes, iluminación, amplias calles y seguridad.

Para el resto la seguridad viene a la baja, las colonias populares padecen de calles estrechas sin pavimentar o con baches por la pésima calidad y sin zonas verdes, Pachuca es prácticamente una ciudad sin objetivos de desarrollo sostenible porque, aunque se oculta, está altamente contaminado el aire.

Otro problema que merece ser analizado es lo económico: los bajísimos salarios, indignos para profesionistas y técnicos, pocas oportunidades de empleo y sin industrias. Ante ello, mucha gente se aventura a vender productos o servicios pero sin un plan de negocio lo que la condena a cerrar en los primeros dos años.

La falta de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa es una situación muy compleja pero que con voluntad política se podría solucionar. Como ya lo mencioné antes el 94.4% de las unidades económicas son micro empresas.

Por lo anterior, considero que en este cambio de gobierno municipal como ciudadanos debemos analizar quien cubre el perfil para entender mejor al emprendedor, la planeación urbana y sobre todo, que sea sensible a la pobreza que viven muchos pachuqueños.

Para eso sirven las elecciones, el pueblo decidirá al nuevo presidente o presidenta municipal pero también a su equipo, más allá de colores, tenemos la obligación de informarnos, ¿Quién tendría la visión y la capacidad de trabajar con los otros municipios de la Zona Metropolitana?, ¿Quién es el mejor preparado?,¿Quién tiene más experiencia? y ¿Quién ya ha demostrado su trabajo?

PODER Y FINANZAS


Según el INEGI, la Zona metropolitana (ZM) se define, como: “El conjunto de dos o más municipios donde se localiza una ciudad de 50 mil o más habitantes, cuyas funciones y actividades rebasan el límite del municipio que originalmente la contenía, incorporando como parte de sí misma o de su área de influencia directa a municipios vecinos predominantes urbanos, con los que mantiene un alto grado de integración socioeconómica”.

Desde una perspectiva económica y demográfica las Zonas Metropolitanas del país son muy importantes, concentran 73 de cada 100 personas ocupadas y generan 77 de cada 100 pesos producidos.

El porcentaje más alto de unidades económicas (UE) en las ZM se registró en las unidades que ocuparon hasta 10 personas con 94.4%. Las UE que ocuparon a 251 y más personas generaron 63.2% de la producción bruta total del país, con 0.2% de los establecimientos.

Hidalgo tiene tres ZM, Pachuca, Tulancingo y Tula, la ZM de Pachuca comprende los Municipios de Epazoyucan, Mineral del Monte, Pachuca de Soto, Mineral de la Reforma, San Agustín Tlaxiaca, Zapotlán de Juárez y Zempoala; pero su crecimiento industrial, científico y tecnológico dista mucho de otras ZM como la Del Valle de México, de Querétaro o León.

Hoy nos centraremos a hablar de Pachuca, ya que en teoría debería ser la punta de lanza del desarrollo, sin embargo, quienes vivimos en la bella airosa sabemos de los distintos problemas que siempre han existido:

Primero, el desarrollo y la calidad de vida no es parejo, si bien es cierto existen grandes obras públicas solo se concentran en pocas áreas, contadas colonias gozan de un bello paisaje urbano, servicios ocultos con zonas verdes, iluminación, amplias calles y seguridad.

Para el resto la seguridad viene a la baja, las colonias populares padecen de calles estrechas sin pavimentar o con baches por la pésima calidad y sin zonas verdes, Pachuca es prácticamente una ciudad sin objetivos de desarrollo sostenible porque, aunque se oculta, está altamente contaminado el aire.

Otro problema que merece ser analizado es lo económico: los bajísimos salarios, indignos para profesionistas y técnicos, pocas oportunidades de empleo y sin industrias. Ante ello, mucha gente se aventura a vender productos o servicios pero sin un plan de negocio lo que la condena a cerrar en los primeros dos años.

La falta de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa es una situación muy compleja pero que con voluntad política se podría solucionar. Como ya lo mencioné antes el 94.4% de las unidades económicas son micro empresas.

Por lo anterior, considero que en este cambio de gobierno municipal como ciudadanos debemos analizar quien cubre el perfil para entender mejor al emprendedor, la planeación urbana y sobre todo, que sea sensible a la pobreza que viven muchos pachuqueños.

Para eso sirven las elecciones, el pueblo decidirá al nuevo presidente o presidenta municipal pero también a su equipo, más allá de colores, tenemos la obligación de informarnos, ¿Quién tendría la visión y la capacidad de trabajar con los otros municipios de la Zona Metropolitana?, ¿Quién es el mejor preparado?,¿Quién tiene más experiencia? y ¿Quién ya ha demostrado su trabajo?

ÚLTIMASCOLUMNAS