/ sábado 24 de abril de 2021

Martín Cortés, el hijo del conquistador que quiso ser rey en la Nueva España

Martín Cortés nació en la ciudad de Cuernavaca, en 1533. Su padre Hernán Cortés le heredó el título de segundo marqués del Valle de Oaxaca.

Su progenitora fue Juana Zúñiga, originaria de España, por lo que Martín estuvo identificado como criollo. Martín Tuvo un hermano con el mismo nombre, Martín Cortés Malintzin, hijo de Hernán y Malinalli. Ambos hermanos se criaron juntos.

En el año de 1540, su padre se embarcó y viajó a España llevándolo con él.

Siendo un niño, Martín se puso a las órdenes de los reyes Carlos I y Felipe II.

En 1547 Hernán Cortés falleció en España.

En 1563 Martín Cortés regresó a la Nueva España, lo acompañaban sus hermanos Martín y Luis.

En ese momento el hijo del conquistador era considerado el hombre más rico del virreinato.

Sin embargo la aprobación de las Leyes Nuevas, prohibía que los hijos de conquistadores heredaran encomiendas.

Entonces, impulsado por la avaricia, Martín inició un movimiento que permitiera la autonomía de la administración de la Nueva España.

En 1564, Martín fue nombrado capitán general de la Nueva España.

Muy temprano se dio un enfrentamiento con la audiencia, ya que Cortés manifestaba sus intenciones de independizar al virreinato de España.

El 1565 se levantó una sublevación de españoles y criollos que quisieron coronarle como rey de la Nueva España.

La conspiración fue descubierta; se arrestó a Martín Cortés y a Alonso Ávila. Al año siguiente también quedaron detenidos sus hermanos Martín “El Mestizo” y Luis. A todos se les sentenció a muerte, pero las vidas de los hermanos Cortés se salvaron por intervención del nuevo virrey, Gastón de Peralta y Bosquet.

Pero Gil González de Ávila y Alonso de Ávila, no tuvieron la misma suerte. Fueron decapitados y sus cabezas y exhibidas frente al Palacio del Ayuntamiento.

Entonces el rey Felipe II envió como visita extraordinaria a Alonso Muñoz.

El representante del rey, apresó y torturó a Martín Cortés “El Mestizo”: Cordeles y agua, fue el suplicio.

Cuando el rey Felipe II se enteró de las torturas en 1568 giró una orden para que Muñoz regresara inmediatamente.

Cuando Martín Cortés regresó a España en 1567 se le procesó, pagó una alta multa económica y se le confiscaron sus propiedades.

Para 1574 se le otorgó una amnistía y recuperó parte de sus bienes, sin embargo, Nueva España le estaba vedada. Martín Cortés murió en 1589 en Madrid, España. Martín Cortés es considerado el primer mestizo de la Nueva España… Y también el hombre que ambicionó ser rey en las nuevas tierras.

Martín Cortés nació en la ciudad de Cuernavaca, en 1533. Su padre Hernán Cortés le heredó el título de segundo marqués del Valle de Oaxaca.

Su progenitora fue Juana Zúñiga, originaria de España, por lo que Martín estuvo identificado como criollo. Martín Tuvo un hermano con el mismo nombre, Martín Cortés Malintzin, hijo de Hernán y Malinalli. Ambos hermanos se criaron juntos.

En el año de 1540, su padre se embarcó y viajó a España llevándolo con él.

Siendo un niño, Martín se puso a las órdenes de los reyes Carlos I y Felipe II.

En 1547 Hernán Cortés falleció en España.

En 1563 Martín Cortés regresó a la Nueva España, lo acompañaban sus hermanos Martín y Luis.

En ese momento el hijo del conquistador era considerado el hombre más rico del virreinato.

Sin embargo la aprobación de las Leyes Nuevas, prohibía que los hijos de conquistadores heredaran encomiendas.

Entonces, impulsado por la avaricia, Martín inició un movimiento que permitiera la autonomía de la administración de la Nueva España.

En 1564, Martín fue nombrado capitán general de la Nueva España.

Muy temprano se dio un enfrentamiento con la audiencia, ya que Cortés manifestaba sus intenciones de independizar al virreinato de España.

El 1565 se levantó una sublevación de españoles y criollos que quisieron coronarle como rey de la Nueva España.

La conspiración fue descubierta; se arrestó a Martín Cortés y a Alonso Ávila. Al año siguiente también quedaron detenidos sus hermanos Martín “El Mestizo” y Luis. A todos se les sentenció a muerte, pero las vidas de los hermanos Cortés se salvaron por intervención del nuevo virrey, Gastón de Peralta y Bosquet.

Pero Gil González de Ávila y Alonso de Ávila, no tuvieron la misma suerte. Fueron decapitados y sus cabezas y exhibidas frente al Palacio del Ayuntamiento.

Entonces el rey Felipe II envió como visita extraordinaria a Alonso Muñoz.

El representante del rey, apresó y torturó a Martín Cortés “El Mestizo”: Cordeles y agua, fue el suplicio.

Cuando el rey Felipe II se enteró de las torturas en 1568 giró una orden para que Muñoz regresara inmediatamente.

Cuando Martín Cortés regresó a España en 1567 se le procesó, pagó una alta multa económica y se le confiscaron sus propiedades.

Para 1574 se le otorgó una amnistía y recuperó parte de sus bienes, sin embargo, Nueva España le estaba vedada. Martín Cortés murió en 1589 en Madrid, España. Martín Cortés es considerado el primer mestizo de la Nueva España… Y también el hombre que ambicionó ser rey en las nuevas tierras.

ÚLTIMASCOLUMNAS