/ sábado 6 de julio de 2019

Mariano Matamoros, vicario e independentista

Su apellido lo lleva un municipio de Puebla. Izúcar de Matamoros. Ahí formó el Regimiento de Dragones del Apóstol San Pedro. Mariano Matamoros era un hombre de la iglesia. Nació en la Ciudad de México el 14 de agosto de 1770; era hijo de José Matamoros y Mariana Guridi. Estudió en el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco y en 1789 se recibió de bachiller en artes y teología. Fue enviado al Sagrario Metropolitano de Querétaro y tres años después fue vicario de la parroquia de la Asunción de Pachuca. La presencia de Matamoros en Pachuca abarca del 4 de abril de 1799 al 10 de noviembre de 1801, prácticamente tres años. Por ser Mariano simpatizante de las libertades y de la independencia, sus superiores ordenaron su aprehensión. Mariano, entonces, se unió al movimiento de José María Morelos, esto sucedió el 18 de diciembre de 1811 en Izúcar, Puebla. Matamoros combatió en innumerables campañas y se convirtió, gracias a su arrojo y tácticas en el campo de batalla, en uno de los principales lugartenientes de Morelos y fue nombrado Coronel del Estado Mayor del Generalísimo. En Izúcar en pleno ataque de los realistas, organizó y bautizó al Regimiento de Dragones del Apóstol San Pedro, con la divisa “Inmunidad Eclesiástica”.

Por sus hazañas, Morelos lo nombró su segundo en jefe. Estando Morelos listo para atacar Valladolid, pidió a Matamoros lo reforzara y, en diciembre, Mariano se reunió con él y otros jefes insurgentes. En Puruarán, Michoacán, se llevó a cabo la batalla que culminó con la derrota de los insurgentes, comandados por el general Mariano Matamoros frente a las fuerzas realistas encabezadas por Agustín de Iturbide. En Llano Grande, Matamoros fue encargado de conseguir el carbón suficiente para pintar las caras y manos de las tropas que atacarían Valladolid, Michoacán. El 23 de diciembre de 1813 iniciaron el combate, pero fueron derrotados por los realistas. El 5 de enero de 1814 Matamoros fue capturado y se vio forzado a retirarse a la hacienda Puruarán. Ahí fue capturado el jefe insurgente Mariano Matamoros. Morelos intentó realizar un canje de 200 prisioneros realistas por el general Matamoros con la intención de salvar su vida, pero los españoles se negaron y se ordenó el fusilamiento de Matamoros el 3 de febrero de 1814. La caída de Mariano Matamoros fue el preludio de la caída de José Ma. Morelos y Pavón.

Su apellido lo lleva un municipio de Puebla. Izúcar de Matamoros. Ahí formó el Regimiento de Dragones del Apóstol San Pedro. Mariano Matamoros era un hombre de la iglesia. Nació en la Ciudad de México el 14 de agosto de 1770; era hijo de José Matamoros y Mariana Guridi. Estudió en el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco y en 1789 se recibió de bachiller en artes y teología. Fue enviado al Sagrario Metropolitano de Querétaro y tres años después fue vicario de la parroquia de la Asunción de Pachuca. La presencia de Matamoros en Pachuca abarca del 4 de abril de 1799 al 10 de noviembre de 1801, prácticamente tres años. Por ser Mariano simpatizante de las libertades y de la independencia, sus superiores ordenaron su aprehensión. Mariano, entonces, se unió al movimiento de José María Morelos, esto sucedió el 18 de diciembre de 1811 en Izúcar, Puebla. Matamoros combatió en innumerables campañas y se convirtió, gracias a su arrojo y tácticas en el campo de batalla, en uno de los principales lugartenientes de Morelos y fue nombrado Coronel del Estado Mayor del Generalísimo. En Izúcar en pleno ataque de los realistas, organizó y bautizó al Regimiento de Dragones del Apóstol San Pedro, con la divisa “Inmunidad Eclesiástica”.

Por sus hazañas, Morelos lo nombró su segundo en jefe. Estando Morelos listo para atacar Valladolid, pidió a Matamoros lo reforzara y, en diciembre, Mariano se reunió con él y otros jefes insurgentes. En Puruarán, Michoacán, se llevó a cabo la batalla que culminó con la derrota de los insurgentes, comandados por el general Mariano Matamoros frente a las fuerzas realistas encabezadas por Agustín de Iturbide. En Llano Grande, Matamoros fue encargado de conseguir el carbón suficiente para pintar las caras y manos de las tropas que atacarían Valladolid, Michoacán. El 23 de diciembre de 1813 iniciaron el combate, pero fueron derrotados por los realistas. El 5 de enero de 1814 Matamoros fue capturado y se vio forzado a retirarse a la hacienda Puruarán. Ahí fue capturado el jefe insurgente Mariano Matamoros. Morelos intentó realizar un canje de 200 prisioneros realistas por el general Matamoros con la intención de salvar su vida, pero los españoles se negaron y se ordenó el fusilamiento de Matamoros el 3 de febrero de 1814. La caída de Mariano Matamoros fue el preludio de la caída de José Ma. Morelos y Pavón.

sábado 17 de agosto de 2019

DAVID ALFARO SIQUEIROS, EL CORONELAZO

sábado 10 de agosto de 2019

La riqueza de los pueblos indígenas

sábado 03 de agosto de 2019

¿DESARROLLO ESTABILIZADOR?

sábado 20 de julio de 2019

Gertrudis Bocanegra

sábado 29 de junio de 2019

El niño artillero

sábado 22 de junio de 2019

El Tribunal

sábado 15 de junio de 2019

Los Niños de Morelia

Cargar Más