/ domingo 11 de abril de 2021

Libros de Grandes de la Literatura

Hurgando o repasando los títulos que sobre el tema “Literatura” muestra el registro digital de mi biblioteca, que como he dicho en otras ocasiones, he terminado de clasificar detalladamente, me encontré los siguientes títulos y autores que quiero en esta colaboración compartir con ustedes.

Entiendo que es mejor hablar de esto y desintoxicarnos un poco del debate político de bajísima altura que con motivo de las próximas elecciones del 6 de Junio atiborran la televisión, los medios en general y las redes sociales (benditas, dixit AMLO). No daré más datos para que usted lea los libros y como dicen ahora los jóvenes no se los vaya a “spoilear.”

Así que voy:

Fouché, el Genio Tenebroso de Stefan Sweig. Es una biografía del político más marrullero y que de forma inmoral actúa al término de la Revolución Francesa y que pone en apuros al Rey Luis XVI, al mismísimo Napoleón y otros por la cantidad de información personal que guarda en sus archivos el encargado por muchos años de la policía secreta de París. Lectura indispensable para quienes les gusta estudiar y practicar el difícil oficio de la política.

Pueblo en Vilo de Luis González y González, publicado en 1968, es la obra más importante de estudio del autor; son los pequeños acontecimientos que conforman la realidad del país, vistos desde una perspectiva muy personal. El historiador mexicano expone la realidad de todo un país mediante el estudio de una pequeña población. Libro clásico para quienes nos gusta el urbanismo, la sociología política y la microhistoria.

Utopía de Tomás Moro (Santo Tomás Moro para los católicos). Libro que trata sobre una sociedad radicada en una isla que lleva reglas perfectas y un sistema ideal para la convivencia, de ahí el significado de la palabra. Indispensable leerlo.

Mujer que Sabe Latín de Rosario Castellanos. Ahora que está de moda el feminismo que en ocasiones se radicaliza, hay que leer este libro cuyo título empieza con un refrán clásico que decía “Mujer que sabe latín ni tiene marido ni tiene buen fin”. En él trata la gran Rosario este tema con amplitud y con soltura.

La Vida en México, Tomos I y II de Frances Erksine Inglis, mejor conocida como la Marquesa Calderón de la Barca. Esposa del primer embajador de España en México, Don Pedro Calderón de la Barca; esta brillante mujer narra sus viajes por gran parte de México en la misión diplomática de su marido de una forma exquisita y detallada. Incluye varias partes del ahora Estado de Hidalgo. Son los dos tomos, indispensables para conocer el país en la primera mitad del siglo XIX.

México Bárbaro de John Kenneth Turner. Este gran libro es sobre la situación social y política de los campesinos y peones de las haciendas en México al finalizar el siglo XIX. Cómo eran explotados sin esperanza para favorecer a los hacendados amigos del dictador Porfirio Díaz.

Hurgando o repasando los títulos que sobre el tema “Literatura” muestra el registro digital de mi biblioteca, que como he dicho en otras ocasiones, he terminado de clasificar detalladamente, me encontré los siguientes títulos y autores que quiero en esta colaboración compartir con ustedes.

Entiendo que es mejor hablar de esto y desintoxicarnos un poco del debate político de bajísima altura que con motivo de las próximas elecciones del 6 de Junio atiborran la televisión, los medios en general y las redes sociales (benditas, dixit AMLO). No daré más datos para que usted lea los libros y como dicen ahora los jóvenes no se los vaya a “spoilear.”

Así que voy:

Fouché, el Genio Tenebroso de Stefan Sweig. Es una biografía del político más marrullero y que de forma inmoral actúa al término de la Revolución Francesa y que pone en apuros al Rey Luis XVI, al mismísimo Napoleón y otros por la cantidad de información personal que guarda en sus archivos el encargado por muchos años de la policía secreta de París. Lectura indispensable para quienes les gusta estudiar y practicar el difícil oficio de la política.

Pueblo en Vilo de Luis González y González, publicado en 1968, es la obra más importante de estudio del autor; son los pequeños acontecimientos que conforman la realidad del país, vistos desde una perspectiva muy personal. El historiador mexicano expone la realidad de todo un país mediante el estudio de una pequeña población. Libro clásico para quienes nos gusta el urbanismo, la sociología política y la microhistoria.

Utopía de Tomás Moro (Santo Tomás Moro para los católicos). Libro que trata sobre una sociedad radicada en una isla que lleva reglas perfectas y un sistema ideal para la convivencia, de ahí el significado de la palabra. Indispensable leerlo.

Mujer que Sabe Latín de Rosario Castellanos. Ahora que está de moda el feminismo que en ocasiones se radicaliza, hay que leer este libro cuyo título empieza con un refrán clásico que decía “Mujer que sabe latín ni tiene marido ni tiene buen fin”. En él trata la gran Rosario este tema con amplitud y con soltura.

La Vida en México, Tomos I y II de Frances Erksine Inglis, mejor conocida como la Marquesa Calderón de la Barca. Esposa del primer embajador de España en México, Don Pedro Calderón de la Barca; esta brillante mujer narra sus viajes por gran parte de México en la misión diplomática de su marido de una forma exquisita y detallada. Incluye varias partes del ahora Estado de Hidalgo. Son los dos tomos, indispensables para conocer el país en la primera mitad del siglo XIX.

México Bárbaro de John Kenneth Turner. Este gran libro es sobre la situación social y política de los campesinos y peones de las haciendas en México al finalizar el siglo XIX. Cómo eran explotados sin esperanza para favorecer a los hacendados amigos del dictador Porfirio Díaz.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 02 de mayo de 2021

Día del niño

Luis Corrales

domingo 14 de marzo de 2021

La vacunación en Pachuca

Primero que nada vamos a ver lo que quiere decir la palaba vacuna y porqué se estableció su uso. Una vacuna es una preparación destinada a generar inmunidad adquirida contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos.​ Normalmente una vacuna contiene un agente que se asemeja a un microorganismo causante de la enfermedad y a menudo se hace a partir de formas debilitadas o muertas del microbio, sus toxinas o una de sus proteínas de superficie. El agente estimula el sistema inmunológico del cuerpo a reconocer al agente como una amenaza, destruirla y guardar un registro de este, de modo que el sistema inmune puede reconocer y destruir más fácilmente cualquiera de estos microorganismos que encuentre más adelante. Los términos vacuna y vacunación derivan de variolae vaccinae (viruela de la vaca), término acuñado por Edward Jenner para denotar la viruela bovina. Lo utilizó en 1798 en su obra sobre e tema. En 1881, en honor a Jenner, Louis Pasteur propuso que los términos deben ampliarse para cubrir las nuevas inoculaciones de protección que entonces se estaban desarrollando. La segunda generación de vacunas fue introducida en la década de 1880 por Louis Pasteur, quien desarrolló vacunas para el cólera aviar y el ántrax. Durante el siglo XX se introdujeron varias vacunas de forma exitosa, incluyendo aquellas contra la difteria, sarampión, parotiditis (papera) y rubeola. Así pues las vacunas sirven para prevenir epidemias, y hay una para cada enfermedad. Los científicos de varias partes del mundo, hicieron las investigaciones correspondientes para encontrar la vacuna contra el Covid-19 y así encontraron las vacunas en Rusia, Inglaterra, EEUU, China y otros países avanzados que tienen una infraestructura en materia de salud que les permitió llegar cada uno a su vacuna y se han propuesto repartirlas o venderlas a todos los países que lo requiera. Por su parte México ha adquirido en varios países diferentes marcas de vacunas y se les ha sometido a las pruebas de los organismos que las estudian, analizan y aprueban o en caso de no ser buenas, las rechazan. Así se ha dado la vacunación en nuestro país, en nuestro Estado y en nuestro Municipio, Pachuca. A los adultos mayores nos han estado vacunando ya desde el Lunes 8 del presente. Asistí a mi turno y encontré que hay una amplia coordinación entre los Gobiernos Estatal y Federal para este proceso. La gente ha acudido masivamente, lo que ha hecho un poco complicado el proceso pero finalmente ha sido exitoso. Acudamos a la vacunación cuando sea nuestro turno y respetemos el trabajo de los “Servidores de la Nación” que así nombran a los que operan este proceso y otros más. Respetemos a nuestros paisanos que van con el mismo objetivo y hagamos camaradería. Cuando estaba en la fila, recordé cuántas veces la humanidad se ha formado para asuntos terribles en diferentes guerras, ahora nosotros lo hacíamos por nuestro bien.

Luis Corrales

domingo 28 de febrero de 2021

El atrio de La Asunción

Luis Corrales

domingo 21 de febrero de 2021

Ignacio Rodríguez Galván

Luis Corrales

Cargar Más