/ miércoles 16 de junio de 2021

La única salida: un gobierno de coalición

AUDE SAPERE


En Hidalgo están pasando cosas que antes no ocurrían, la violencia y la criminalidad van en aumento, vemos brotes de descontento social que poco a poco empiezan a ser más evidentes, la brecha de desigualdad y la pobreza hoy son más agudas, producto de una pandemia que no da tregua y que aun con los esfuerzos del gobierno estatal, las cosas no están marchando del todo bien.

Los problemas son grandes y las soluciones deben estar a la altura de las exigencias de la sociedad; sin embargo, habría que pensar en cuál es la clase política que está capacitada para poder hacerle frente a estos grandes problemas, Morena y sus aliados en el Congreso han demostrado que la alternancia no es suficiente para generar los cambios necesarios y suficientes para detonar el desarrollo de nuestro Estado.

El próximo año, en nuestro estado tendremos nuevamente elecciones, ahora para decidir quién debe ser nuestro futuro gobernador o gobernadora; sin embargo, considero necesario realizar un ejercicio de consciencia en la clase política y en la ciudadanía:

¿Podrá un partido, un hombre o una mujer, el que se llame, sacar adelante a nuestro Estado? ¿Servirá cambiar a unos funcionarios por otros sin cambiar de fondo las formas y las prácticas? ¿Ayudará a Hidalgo continuar con gobiernos que respondan a un cierto partido o ideología? O ¿Será mejor dar paso a nuevos ejercicios a nuevas formas de organización, a nuevos retos?

La polarización es un mal que desafortunadamente algunos ocupan para impulsar su crecimiento político y electoral; sin embargo, es necesario hacer un llamado a la clase política, a organizaciones sociales, sindicatos, ciudadanos, sectores, partidos políticos y plantear la posibilidad de conseguir para Hidalgo un gobierno de coalición.

El objetivo es tener un plan muy elaborado para impulsar las políticas públicas que necesita el estado para salir adelante, un plan mínimo y un plan máximo de gobierno, que especifique cómo el gobierno de coalición va a combatir de a de veras la corrupción, cómo hacer efectiva la transparencia y la rendición de cuentas.

Asimismo, el gobierno de coalición deberá presentar un gran plan de rescate económico para Hidalgo, plantear a los ciudadanos cómo es que se hará cargo de la inseguridad, cómo se reactivará el campo, cómo dotará de educación de calidad a nuestros hijos, cómo conseguirá la infraestructura suficiente en clínicas y hospitales.

Un gobierno de coalición en Hidalgo, rompería con la visión absoluta del ejecutivo para desarrollar políticas públicas que en algunas ocasiones no van enfocadas a la solución de los problemas reales, también permitirá que se atiendan los problemas que tenemos desde diferentes enfoques y se involucrarían la mayoría de sectores.

El gobierno de coalición permitiría que todos puedan hacerse cargo de su responsabilidad y bajar el nivel de confrontación pre y post electoral.

De no ser así, entonces el gobierno en turno, con el partido en turno, continuará tratando de resolver los problemas del Estado de manera unipersonal, con su visión y su parecer.

A mí me gustaría para Hidalgo un gobierno de coalición, ¿A usted amigo lector qué le gustaría?

AUDE SAPERE


En Hidalgo están pasando cosas que antes no ocurrían, la violencia y la criminalidad van en aumento, vemos brotes de descontento social que poco a poco empiezan a ser más evidentes, la brecha de desigualdad y la pobreza hoy son más agudas, producto de una pandemia que no da tregua y que aun con los esfuerzos del gobierno estatal, las cosas no están marchando del todo bien.

Los problemas son grandes y las soluciones deben estar a la altura de las exigencias de la sociedad; sin embargo, habría que pensar en cuál es la clase política que está capacitada para poder hacerle frente a estos grandes problemas, Morena y sus aliados en el Congreso han demostrado que la alternancia no es suficiente para generar los cambios necesarios y suficientes para detonar el desarrollo de nuestro Estado.

El próximo año, en nuestro estado tendremos nuevamente elecciones, ahora para decidir quién debe ser nuestro futuro gobernador o gobernadora; sin embargo, considero necesario realizar un ejercicio de consciencia en la clase política y en la ciudadanía:

¿Podrá un partido, un hombre o una mujer, el que se llame, sacar adelante a nuestro Estado? ¿Servirá cambiar a unos funcionarios por otros sin cambiar de fondo las formas y las prácticas? ¿Ayudará a Hidalgo continuar con gobiernos que respondan a un cierto partido o ideología? O ¿Será mejor dar paso a nuevos ejercicios a nuevas formas de organización, a nuevos retos?

La polarización es un mal que desafortunadamente algunos ocupan para impulsar su crecimiento político y electoral; sin embargo, es necesario hacer un llamado a la clase política, a organizaciones sociales, sindicatos, ciudadanos, sectores, partidos políticos y plantear la posibilidad de conseguir para Hidalgo un gobierno de coalición.

El objetivo es tener un plan muy elaborado para impulsar las políticas públicas que necesita el estado para salir adelante, un plan mínimo y un plan máximo de gobierno, que especifique cómo el gobierno de coalición va a combatir de a de veras la corrupción, cómo hacer efectiva la transparencia y la rendición de cuentas.

Asimismo, el gobierno de coalición deberá presentar un gran plan de rescate económico para Hidalgo, plantear a los ciudadanos cómo es que se hará cargo de la inseguridad, cómo se reactivará el campo, cómo dotará de educación de calidad a nuestros hijos, cómo conseguirá la infraestructura suficiente en clínicas y hospitales.

Un gobierno de coalición en Hidalgo, rompería con la visión absoluta del ejecutivo para desarrollar políticas públicas que en algunas ocasiones no van enfocadas a la solución de los problemas reales, también permitirá que se atiendan los problemas que tenemos desde diferentes enfoques y se involucrarían la mayoría de sectores.

El gobierno de coalición permitiría que todos puedan hacerse cargo de su responsabilidad y bajar el nivel de confrontación pre y post electoral.

De no ser así, entonces el gobierno en turno, con el partido en turno, continuará tratando de resolver los problemas del Estado de manera unipersonal, con su visión y su parecer.

A mí me gustaría para Hidalgo un gobierno de coalición, ¿A usted amigo lector qué le gustaría?

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 08 de septiembre de 2021

Los pleitos no son para siempre

Héctor Chávez

miércoles 11 de agosto de 2021

La agenda que viene

Sapere Aude

Héctor Chávez

miércoles 14 de julio de 2021

Consulta al estilo romano

Sapere Aude

Héctor Chávez

miércoles 30 de junio de 2021

Agenda legislativa en unidad

Sapere Aude

Héctor Chávez

miércoles 16 de junio de 2021

La única salida: un gobierno de coalición

AUDE SAPERE

Héctor Chávez

miércoles 24 de marzo de 2021

Ley de Herodes en tiempos de Morena

SAPERE AUDE

Héctor Chávez

Cargar Más