/ miércoles 22 de mayo de 2019

La igualdad sustantiva en Municipios

En la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la Carta de Naciones Unidas, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación y la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación de la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), son el claro marco que nos obliga como Estado no solo a eliminar la discriminación contra las mujeres, sino que impulsa a los países miembros a generar programas y políticas que se dirijan a tener espacios más igualitarios.

La CEDAW, en diversas recomendaciones, instruye a garantizar la igualdad no solo en las leyes, sino en los hechos. De hecho, a estas políticas que propicien que las mujeres tengan de forma efectiva las mismas oportunidades que los hombres, se denomina igualdad sustantiva.

Para lograr esta igualdad, es necesario visibilizar la visión cultural inequitativa y, por tanto, aplicar las políticas públicas necesarias para equilibrar la balanza.

La realidad demuestra que, aunque el avance ha sido considerable, no hemos conseguido la igualdad sustantiva. Y es que a pesar de contar con leyes que propician la igualdad, seguimos con consejos directivos de empresas encabezados, en su gran mayoría, por hombres, los sueldos siguen siendo desiguales y las carteras directivas en empresas privadas o gobiernos siguen siendo las de menor importancia para las mujeres.

Una de las formas de organización político-administrativa se encuentra en los municipios. La forma de trabajo del Ayuntamiento es a través de comisiones edilicias, las cuales son órganos colegiados auxiliares del Ayuntamiento que, a través del estudio, examen y dictamen de acuerdos, acciones o normas dentro del Bando Municipal, contribuyen a mejorar y vigilar el desempeño de la administración pública municipal.

Dichas comisiones son repartidas por acuerdo del cabildo, sin embargo, prevalece la idea de entregar las de menor impacto a las regidoras. Por ello, hace algunos meses presenté un punto de acuerdo para que en la repartición de esas comisiones los Ayuntamientos observen el principio de igualdad sustantiva.

Regularmente, a las mujeres se entregan carteras relacionadas con desarrollo social, sin embargo, quedan fuera de comisiones relacionadas con gobierno o seguridad pública.

Dicha proposición fue aprobada ayer por la Comisión para la Igualdad de Género, de tal manera que sea una herramienta para avanzar un paso más o por lo menos visibilizar la desigualdad de hecho en la que nos encontramos.

En la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la Carta de Naciones Unidas, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación y la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación de la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), son el claro marco que nos obliga como Estado no solo a eliminar la discriminación contra las mujeres, sino que impulsa a los países miembros a generar programas y políticas que se dirijan a tener espacios más igualitarios.

La CEDAW, en diversas recomendaciones, instruye a garantizar la igualdad no solo en las leyes, sino en los hechos. De hecho, a estas políticas que propicien que las mujeres tengan de forma efectiva las mismas oportunidades que los hombres, se denomina igualdad sustantiva.

Para lograr esta igualdad, es necesario visibilizar la visión cultural inequitativa y, por tanto, aplicar las políticas públicas necesarias para equilibrar la balanza.

La realidad demuestra que, aunque el avance ha sido considerable, no hemos conseguido la igualdad sustantiva. Y es que a pesar de contar con leyes que propician la igualdad, seguimos con consejos directivos de empresas encabezados, en su gran mayoría, por hombres, los sueldos siguen siendo desiguales y las carteras directivas en empresas privadas o gobiernos siguen siendo las de menor importancia para las mujeres.

Una de las formas de organización político-administrativa se encuentra en los municipios. La forma de trabajo del Ayuntamiento es a través de comisiones edilicias, las cuales son órganos colegiados auxiliares del Ayuntamiento que, a través del estudio, examen y dictamen de acuerdos, acciones o normas dentro del Bando Municipal, contribuyen a mejorar y vigilar el desempeño de la administración pública municipal.

Dichas comisiones son repartidas por acuerdo del cabildo, sin embargo, prevalece la idea de entregar las de menor impacto a las regidoras. Por ello, hace algunos meses presenté un punto de acuerdo para que en la repartición de esas comisiones los Ayuntamientos observen el principio de igualdad sustantiva.

Regularmente, a las mujeres se entregan carteras relacionadas con desarrollo social, sin embargo, quedan fuera de comisiones relacionadas con gobierno o seguridad pública.

Dicha proposición fue aprobada ayer por la Comisión para la Igualdad de Género, de tal manera que sea una herramienta para avanzar un paso más o por lo menos visibilizar la desigualdad de hecho en la que nos encontramos.

miércoles 04 de diciembre de 2019

Otro trimestre gris

miércoles 27 de noviembre de 2019

El presupuesto contra la autonomía

miércoles 20 de noviembre de 2019

La soberbia de la ambición

miércoles 13 de noviembre de 2019

Convulsión latinoamericana

miércoles 06 de noviembre de 2019

El golpe al federalismo

miércoles 30 de octubre de 2019

La dignidad de la CNDH, en juego

miércoles 23 de octubre de 2019

La permisión de la ilegalidad

miércoles 16 de octubre de 2019

La importancia de la visibilidad

jueves 03 de octubre de 2019

Las niñas y los niños presos

Cargar Más