/ domingo 7 de marzo de 2021

La Gran Margarita Michelena

Hace casi 22 años, dije un discurso para la Sra. Margarita Michelena en un homenaje que le brindó la UAEH. Me permito transcribirlo:

Hoy por fortuna hemos de hablar de belleza. Porque creemos que además de entender lo que es valioso, debemos señalar a quien lo representa.

En este universo actual de ideas e imágenes, de teoría y postulados, de conjeturas y opiniones en donde se nos brinda una avalancha de mensajes de comprar y del tener, del valor por lo reunido, del apego a lo superficial, del olvido a la esperanza, del desaire a lo profundo y a lo bello, a lo realmente bello, así hoy en medio de esta realidad irreal, queremos ponderar la obra, el talento, la vida de una mujer que nos honra con su presencia como nos ha cautivado con su literatura, nuestra Margarita Michelena.

Somos proclive a veces a olvidar lo que nos distingue, caminamos en busca de la luz sin comprender que hay junto a nosotros, de nuestra misma casa, destellos permanentes que insisten en brillar a nuestra vera, sin que aprovechemos su presencia, o sin que entendamos su parpadear, y más aún su adivinar siquiera su fuente de energía.

Recordamos con orgullo a Margarita Michelena escritora y poetisa quien vio su luz primera entre el cielo y la tierra de Pachuca en el verano del año 1917 y que continuara su camino posteriormente en la Ciudad de México siempre en el esfuerzo de emprender y estudiar, hasta cursar carrera en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional.

Temprana su vocación por la literatura se inicia en la revista América que dirigía Efrén Hernández, colaborando después en revistas nacionales y extranjeras como Examen, México en la cultura, Américas, Casa de la Cultura y otras.

Dirige en un tiempo la revista El libro y el pueblo y entrega para el centro de Acción Latina de Roma un estudio del cuento y la novela de México.

Por mucho tiempo fue directora de la revista Respuesta y ha publicado los libros siguientes: Paraíso y Nostalgia, Laurel del ángel, Tres poemas y una nota autobiográfica, La tristeza terrestre, El País más allá de la niebla y Reunión de imágenes, así como también el ensayo Notas a la poesía mexicana contemporánea. Al final de su vida, en una clara muestra de participación vital, escribió para publicaciones de la talla de Excélsior y la revista Siempre.

Sra. Michelena, agradecemos su valiosa aportación a la poesía mexicana, sus escritos están plenos de belleza de la que dice Oscar Wilde, es la única cosa que el tiempo no puede dañar. Las filosofías se derrumban como arena, las creencias pasan una tras otra, pero lo que es bello es un goce para todas las estaciones, una posesión para toda la eternidad.

Esta ocasión en usted nos detenemos a ver su brillo, recibimos su mensaje, escuchamos su poesía y encontramos la belleza. Hoy por fortuna hemos de hablar de ella. Murió en la CdMx en Marzo de 1998.

Hace casi 22 años, dije un discurso para la Sra. Margarita Michelena en un homenaje que le brindó la UAEH. Me permito transcribirlo:

Hoy por fortuna hemos de hablar de belleza. Porque creemos que además de entender lo que es valioso, debemos señalar a quien lo representa.

En este universo actual de ideas e imágenes, de teoría y postulados, de conjeturas y opiniones en donde se nos brinda una avalancha de mensajes de comprar y del tener, del valor por lo reunido, del apego a lo superficial, del olvido a la esperanza, del desaire a lo profundo y a lo bello, a lo realmente bello, así hoy en medio de esta realidad irreal, queremos ponderar la obra, el talento, la vida de una mujer que nos honra con su presencia como nos ha cautivado con su literatura, nuestra Margarita Michelena.

Somos proclive a veces a olvidar lo que nos distingue, caminamos en busca de la luz sin comprender que hay junto a nosotros, de nuestra misma casa, destellos permanentes que insisten en brillar a nuestra vera, sin que aprovechemos su presencia, o sin que entendamos su parpadear, y más aún su adivinar siquiera su fuente de energía.

Recordamos con orgullo a Margarita Michelena escritora y poetisa quien vio su luz primera entre el cielo y la tierra de Pachuca en el verano del año 1917 y que continuara su camino posteriormente en la Ciudad de México siempre en el esfuerzo de emprender y estudiar, hasta cursar carrera en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional.

Temprana su vocación por la literatura se inicia en la revista América que dirigía Efrén Hernández, colaborando después en revistas nacionales y extranjeras como Examen, México en la cultura, Américas, Casa de la Cultura y otras.

Dirige en un tiempo la revista El libro y el pueblo y entrega para el centro de Acción Latina de Roma un estudio del cuento y la novela de México.

Por mucho tiempo fue directora de la revista Respuesta y ha publicado los libros siguientes: Paraíso y Nostalgia, Laurel del ángel, Tres poemas y una nota autobiográfica, La tristeza terrestre, El País más allá de la niebla y Reunión de imágenes, así como también el ensayo Notas a la poesía mexicana contemporánea. Al final de su vida, en una clara muestra de participación vital, escribió para publicaciones de la talla de Excélsior y la revista Siempre.

Sra. Michelena, agradecemos su valiosa aportación a la poesía mexicana, sus escritos están plenos de belleza de la que dice Oscar Wilde, es la única cosa que el tiempo no puede dañar. Las filosofías se derrumban como arena, las creencias pasan una tras otra, pero lo que es bello es un goce para todas las estaciones, una posesión para toda la eternidad.

Esta ocasión en usted nos detenemos a ver su brillo, recibimos su mensaje, escuchamos su poesía y encontramos la belleza. Hoy por fortuna hemos de hablar de ella. Murió en la CdMx en Marzo de 1998.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 14 de marzo de 2021

La vacunación en Pachuca

Primero que nada vamos a ver lo que quiere decir la palaba vacuna y porqué se estableció su uso. Una vacuna es una preparación destinada a generar inmunidad adquirida contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos.​ Normalmente una vacuna contiene un agente que se asemeja a un microorganismo causante de la enfermedad y a menudo se hace a partir de formas debilitadas o muertas del microbio, sus toxinas o una de sus proteínas de superficie. El agente estimula el sistema inmunológico del cuerpo a reconocer al agente como una amenaza, destruirla y guardar un registro de este, de modo que el sistema inmune puede reconocer y destruir más fácilmente cualquiera de estos microorganismos que encuentre más adelante. Los términos vacuna y vacunación derivan de variolae vaccinae (viruela de la vaca), término acuñado por Edward Jenner para denotar la viruela bovina. Lo utilizó en 1798 en su obra sobre e tema. En 1881, en honor a Jenner, Louis Pasteur propuso que los términos deben ampliarse para cubrir las nuevas inoculaciones de protección que entonces se estaban desarrollando. La segunda generación de vacunas fue introducida en la década de 1880 por Louis Pasteur, quien desarrolló vacunas para el cólera aviar y el ántrax. Durante el siglo XX se introdujeron varias vacunas de forma exitosa, incluyendo aquellas contra la difteria, sarampión, parotiditis (papera) y rubeola. Así pues las vacunas sirven para prevenir epidemias, y hay una para cada enfermedad. Los científicos de varias partes del mundo, hicieron las investigaciones correspondientes para encontrar la vacuna contra el Covid-19 y así encontraron las vacunas en Rusia, Inglaterra, EEUU, China y otros países avanzados que tienen una infraestructura en materia de salud que les permitió llegar cada uno a su vacuna y se han propuesto repartirlas o venderlas a todos los países que lo requiera. Por su parte México ha adquirido en varios países diferentes marcas de vacunas y se les ha sometido a las pruebas de los organismos que las estudian, analizan y aprueban o en caso de no ser buenas, las rechazan. Así se ha dado la vacunación en nuestro país, en nuestro Estado y en nuestro Municipio, Pachuca. A los adultos mayores nos han estado vacunando ya desde el Lunes 8 del presente. Asistí a mi turno y encontré que hay una amplia coordinación entre los Gobiernos Estatal y Federal para este proceso. La gente ha acudido masivamente, lo que ha hecho un poco complicado el proceso pero finalmente ha sido exitoso. Acudamos a la vacunación cuando sea nuestro turno y respetemos el trabajo de los “Servidores de la Nación” que así nombran a los que operan este proceso y otros más. Respetemos a nuestros paisanos que van con el mismo objetivo y hagamos camaradería. Cuando estaba en la fila, recordé cuántas veces la humanidad se ha formado para asuntos terribles en diferentes guerras, ahora nosotros lo hacíamos por nuestro bien.

Luis Corrales

domingo 28 de febrero de 2021

El atrio de La Asunción

Luis Corrales

domingo 21 de febrero de 2021

Ignacio Rodríguez Galván

Luis Corrales

Cargar Más