/ jueves 2 de enero de 2020

La actividad económica en México 2019 y la perspectiva 2020

ACERVO


Estimados lectores, en principio les deseo que sus anhelos se cumplan, sus proyectos se realicen y durante el 2020 todos crezcamos en sabiduría, que gocemos de buena salud y abundancia.

Al arranque del año todos empezamos a trabajar para que los planes que nos hemos trazado en lo personal, en lo familiar, en lo profesional y en lo empresarial. Pero siempre consideramos los factores sociales, económicos y políticos y como estos incidirán en nuestros planes.

Esta columna tiene como propósitos realizar análisis y formular opiniones fundadas y referidas a normas jurídicas, a datos económicos, estadísticos o históricos que han resultado de estudios y análisis que considero oportuno compartir con ustedes por lo relevante y por ser temas de coyuntura.

Hace unos días revisé la publicación de Citibanamex sobre el Examen de la situación económica de México, relativa al Cuarto Trimestre de 2019, revista número 1075, consultable en el sitio de Análisis Citibanamex que se puede acceder desde @AnalisisCitibmx. Los analistas que prepararon el reporte mencionan que la desaceleración de la actividad registrada en 2019 en México, resultó más profunda y generalizada que lo anticipado hace un año y que se vio afectada, en gran medida, por el entorno global de menor crecimiento y elevada incertidumbre, así como por los efectos de políticas internas.

El reporte señala que desde finales de 2018, la incertidumbre política interna, la incertidumbre sobre la situación económica interna y la inseguridad pública han sido los principales factores que obstaculizaron el crecimiento económico, por arriba de los factores externos, de acuerdo con los especialistas encuestados por Banco de México.

El análisis de referencia viene a confirmar lo que han escrito muchos columnistas y cuadran con las opiniones de muchos expertos en temas económicos y particularmente en el dato respecto a los componentes que resultaron más deprimidos: el consumo interno y la inversión en la industria de la construcción y en bienes de capital (maquinaria y equipo).

Los analistas esperan para 2020 una recuperación moderada y para ello consideran factores de certeza como la ratificación del T-MEC. Estiman que en 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) crezca en 1.0% mejorando el de 2019 que cerró en 0.1% .

Definitivamente la posibilidad de crecimiento está en la fuerza productiva de las mexicanas y los mexicanos en cada una de sus actividades. Aquí el dato: en 2019 se registró la menor expansión de la economía mundial y la producción de manufacturas en EUA se reflejó en un menor crecimiento de las exportaciones no petroleras de México. En el periodo enero-octubre de 2019 las exportaciones crecieron en 4.2%, mientras que en 2018 aumentaron en 8.9%. El crecimiento de las exportaciones no petroleras en 2019 se explica totalmente por la demanda proveniente de EUA (crecimiento anual de 5.4%), dado que las dirigidas al resto del mundo disminuyeron (-0.9% anual).

El resultado de las exportaciones a EUA resulta favorable al considerar que en 2019 las exportaciones de China han disminuido, lo que se ha reflejado en una ganancia de mercado de México en las importaciones estadounidenses: entre 2018 y 2019 la participación de mercado de las exportaciones de manufacturas de México en EUA aumentó de 14% a 15%, mientras que la de China disminuyó de 25% a 22%.

Coincido con los analistas en que la mejor ruta para crecer en el 2020 será volver a sincronizar (como un engranaje perfecto) los ciclos económicos de México y los de Estados Unidos aprovechando el incremento de las exportaciones mexicanas y el conflicto comercial entre EUA y China. Pero sobre todo, en la certidumbre jurídica de la inversión privada combinada con el ejercicio puntual del Presupuesto de Egresos de la Federación. Que tengamos todos un gran año!

ACERVO


Estimados lectores, en principio les deseo que sus anhelos se cumplan, sus proyectos se realicen y durante el 2020 todos crezcamos en sabiduría, que gocemos de buena salud y abundancia.

Al arranque del año todos empezamos a trabajar para que los planes que nos hemos trazado en lo personal, en lo familiar, en lo profesional y en lo empresarial. Pero siempre consideramos los factores sociales, económicos y políticos y como estos incidirán en nuestros planes.

Esta columna tiene como propósitos realizar análisis y formular opiniones fundadas y referidas a normas jurídicas, a datos económicos, estadísticos o históricos que han resultado de estudios y análisis que considero oportuno compartir con ustedes por lo relevante y por ser temas de coyuntura.

Hace unos días revisé la publicación de Citibanamex sobre el Examen de la situación económica de México, relativa al Cuarto Trimestre de 2019, revista número 1075, consultable en el sitio de Análisis Citibanamex que se puede acceder desde @AnalisisCitibmx. Los analistas que prepararon el reporte mencionan que la desaceleración de la actividad registrada en 2019 en México, resultó más profunda y generalizada que lo anticipado hace un año y que se vio afectada, en gran medida, por el entorno global de menor crecimiento y elevada incertidumbre, así como por los efectos de políticas internas.

El reporte señala que desde finales de 2018, la incertidumbre política interna, la incertidumbre sobre la situación económica interna y la inseguridad pública han sido los principales factores que obstaculizaron el crecimiento económico, por arriba de los factores externos, de acuerdo con los especialistas encuestados por Banco de México.

El análisis de referencia viene a confirmar lo que han escrito muchos columnistas y cuadran con las opiniones de muchos expertos en temas económicos y particularmente en el dato respecto a los componentes que resultaron más deprimidos: el consumo interno y la inversión en la industria de la construcción y en bienes de capital (maquinaria y equipo).

Los analistas esperan para 2020 una recuperación moderada y para ello consideran factores de certeza como la ratificación del T-MEC. Estiman que en 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) crezca en 1.0% mejorando el de 2019 que cerró en 0.1% .

Definitivamente la posibilidad de crecimiento está en la fuerza productiva de las mexicanas y los mexicanos en cada una de sus actividades. Aquí el dato: en 2019 se registró la menor expansión de la economía mundial y la producción de manufacturas en EUA se reflejó en un menor crecimiento de las exportaciones no petroleras de México. En el periodo enero-octubre de 2019 las exportaciones crecieron en 4.2%, mientras que en 2018 aumentaron en 8.9%. El crecimiento de las exportaciones no petroleras en 2019 se explica totalmente por la demanda proveniente de EUA (crecimiento anual de 5.4%), dado que las dirigidas al resto del mundo disminuyeron (-0.9% anual).

El resultado de las exportaciones a EUA resulta favorable al considerar que en 2019 las exportaciones de China han disminuido, lo que se ha reflejado en una ganancia de mercado de México en las importaciones estadounidenses: entre 2018 y 2019 la participación de mercado de las exportaciones de manufacturas de México en EUA aumentó de 14% a 15%, mientras que la de China disminuyó de 25% a 22%.

Coincido con los analistas en que la mejor ruta para crecer en el 2020 será volver a sincronizar (como un engranaje perfecto) los ciclos económicos de México y los de Estados Unidos aprovechando el incremento de las exportaciones mexicanas y el conflicto comercial entre EUA y China. Pero sobre todo, en la certidumbre jurídica de la inversión privada combinada con el ejercicio puntual del Presupuesto de Egresos de la Federación. Que tengamos todos un gran año!

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 24 de septiembre de 2020

Tiempo de propuestas y causas

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 17 de septiembre de 2020

Conmemoración Patriótica

Pedro Luis Noble

jueves 03 de septiembre de 2020

Cuarto Informe de Gobierno

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 20 de agosto de 2020

Tauromaquia: producto cultural

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 23 de julio de 2020

El nuevo sistema de pensiones

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 16 de julio de 2020

A superar la emergencia sanitaria y hacer crecer la economía

Una vez que en Hidalgo cruzamos el umbral del semáforo rojo transitando al color naranja como se ha clasificado al grado de riesgo de contagio en contingencia sanitaria, es que hemos visto recobrar poco a poco las actividades diarias de lo que era nuestra rutina. Sin duda estamos en una Nueva forma de hacer las cosas. De forma escalonada es que hemos adoptado los protocolos dictados desde la autoridad sanitaria en torno “al como” habilitar las actividades no esenciales en giros de servicios como el restaurantero, los clubes deportivos, los hoteles, las plazas comerciales y negocios en general. En el caso particular del Estado de Hidalgo, hemos observado la directriz eficaz del gobernador Omar Fayad y el compromiso de su equipo de trabajo enfocada primeramente, en hacerle frente al combate de la pandemia, con el Operativo Escudo cuya aplicación se mantiene activa a lo largo del territorio estatal y en un plano paralelo, con la coordinación desde la Secretaría de Desarrollo Económico se ha implementado la plataforma Consume Hidalgo para apoyar a la sociedad hidalguense, ante las dificultades económicas y de acceso a mercados que se han generado por el Covid-19. Así con diversas políticas públicas se ha esquematizado en una condición emergente para apoyar a la sociedad hidalguense en los casi seis meses de esta compleja coyuntura de afectación a la salud, a la economía del país, a las finanzas de la empresas y las personales. El respaldo institucional del Gobierno de Hidalgo se ha constituido como un descompresor para el micro y pequeño empresariado hidalguense que ha tenido que hacer frente a pagos de nóminas, de servicios y de compromisos financieros sin ventas. De tal suerte que, a través de Consume Hidalgo podrán ingresar empresas comerciales, industriales y diversos productores, para ofrecer sus bienes y servicios de manera directa a los consumidores de su localidad, sin costo de inscripción a la plataforma, ni mensualidades o comisiones por cada venta realizada. Hidalgo, igualmente como parte de la federación y en el marco del convenio de coordinación fiscal, ha visto reducidas sus participaciones federales en el tenor mismo de la pandemia. Sin embargo, se aprecia una gestión eficiente de recursos por parte de la Secretaría de Finanzas, que ha hecho que hoy en día la Secretaría de Obras Públicas mantenga en ejecución diversas obras públicas que todas y todos podemos constatar en la entidad y fundamentalmente en Pachuca. En el marco de la celebración del Día del Servidor Público, externo desde este espacio de opinión un reconocimiento amplio a quienes son colaboradores en los tres órdenes de gobierno por el compromiso de trabajo en beneficio de México y de Hidalgo, en particular énfasis resalto el arduo desempeño de las y los trabajadores de los Servicios de Salud de Hidalgo encabezados por Alejandro Benítez, quienes, con alto humanismo y probadas capacidades médicas, de enfermería y administrativas han sorteado el reto de cuidar la salud de las y los hidalguenses. La conducta ciudadana en esta nueva normalidad será determinante para superar la emergencia sanitaria y hacer crecer la economía desde lo doméstico hasta lo nacional.

Pedro Luis Noble

Cargar Más