/ sábado 31 de agosto de 2019

Guadalupe Victoria, primer Presidente Constitucional de México

“Va mi espada en prenda voy por ella”. José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix. Era el 25 de noviembre de 1812 en Oaxaca, donde el militar al frente de las tropas insurgentes, se detuvo frente al río Jalatlaco, barrera natural que les impedía la toma de la plaza y, frente a todos sus hombres desenvainó la espada, la lanzó hasta el borde contrario y gritó: “¡Va mi espada en prenda, voy por ella!”. Se lanzó al agua y cruzó el río a nado, al instante sus seguidores lo reconocieron como un líder. Al haber resultado exitoso el asalto, José Miguel Ramón decidió cambiarse el nombre por Guadalupe, pues era la madre de Cristo la que abanderó a sus tropas y la que habría de conseguirles la victoria sobre los realistas.

Guadalupe Victoria fue, a partir de ese momento, su nombre. Nació en Tamazula, Durango. Siendo adolescente entró al seminario y luego se dio de alta en las filas insurgentes con Hermenegildo Galeana y José Ma. Morelos y Pavón. El noble guerrero combatió con férreo afán a los realistas y fue derrotado en 1915 huyendo a la selva veracruzana. Pero al triunfar el Plan de Iguala, Victoria hizo contacto con Agustín de Iturbide y, el emperador, simplemente lo metió a la cárcel. En poco tiempo escapó de su cautiverio y enfiló hacia Veracruz y, al lado de Antonio López de Santa Ana, se sublevó contra el Imperio que lo había encarcelado. Cuando en 1823 Iturbide se vio forzado a abdicar, Guadalupe Victoria formó parte, junto con Pedro Celestino Negrete y Nicolás Bravo, del triunvirato que ostentó el Supremo Poder Ejecutivo, designación que se dio al gobierno provisional (1823-1824).

A principios de octubre el Congreso eligió a Guadalupe Victoria como el primer Presidente de la nueva República de México. Sin embargo tuvo que sortear muchos riesgos y levantamientos de sus propios compañeros. En 1827, controló la rebelión de su vicepresidente Nicolás Bravo, gracias al apoyo de Guerrero y Santa Anna y, conmutó a Bravo la pena capital por el destierro. La Logia Escocesa en su rebelión con Nicolás Bravo, declaró el Plan de Montaño en Tulancingo, hoy estado de Hidalgo. Posterior a su cargo, Guadalupe Victoria abandonó por unos años la vida pública y se retiró a su hacienda de Jobo en Veracruz. En 1838 asumió la comandancia general de Veracruz ante la amenaza de la guerra con Francia. Un padecimiento epiléptico había venido quebrantando su salud y falleció el 21 de marzo de 1843. Guadalupe Victoria fue el primer Presidente Constitucional de México, de 1824 a 1829.

“Va mi espada en prenda voy por ella”. José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix. Era el 25 de noviembre de 1812 en Oaxaca, donde el militar al frente de las tropas insurgentes, se detuvo frente al río Jalatlaco, barrera natural que les impedía la toma de la plaza y, frente a todos sus hombres desenvainó la espada, la lanzó hasta el borde contrario y gritó: “¡Va mi espada en prenda, voy por ella!”. Se lanzó al agua y cruzó el río a nado, al instante sus seguidores lo reconocieron como un líder. Al haber resultado exitoso el asalto, José Miguel Ramón decidió cambiarse el nombre por Guadalupe, pues era la madre de Cristo la que abanderó a sus tropas y la que habría de conseguirles la victoria sobre los realistas.

Guadalupe Victoria fue, a partir de ese momento, su nombre. Nació en Tamazula, Durango. Siendo adolescente entró al seminario y luego se dio de alta en las filas insurgentes con Hermenegildo Galeana y José Ma. Morelos y Pavón. El noble guerrero combatió con férreo afán a los realistas y fue derrotado en 1915 huyendo a la selva veracruzana. Pero al triunfar el Plan de Iguala, Victoria hizo contacto con Agustín de Iturbide y, el emperador, simplemente lo metió a la cárcel. En poco tiempo escapó de su cautiverio y enfiló hacia Veracruz y, al lado de Antonio López de Santa Ana, se sublevó contra el Imperio que lo había encarcelado. Cuando en 1823 Iturbide se vio forzado a abdicar, Guadalupe Victoria formó parte, junto con Pedro Celestino Negrete y Nicolás Bravo, del triunvirato que ostentó el Supremo Poder Ejecutivo, designación que se dio al gobierno provisional (1823-1824).

A principios de octubre el Congreso eligió a Guadalupe Victoria como el primer Presidente de la nueva República de México. Sin embargo tuvo que sortear muchos riesgos y levantamientos de sus propios compañeros. En 1827, controló la rebelión de su vicepresidente Nicolás Bravo, gracias al apoyo de Guerrero y Santa Anna y, conmutó a Bravo la pena capital por el destierro. La Logia Escocesa en su rebelión con Nicolás Bravo, declaró el Plan de Montaño en Tulancingo, hoy estado de Hidalgo. Posterior a su cargo, Guadalupe Victoria abandonó por unos años la vida pública y se retiró a su hacienda de Jobo en Veracruz. En 1838 asumió la comandancia general de Veracruz ante la amenaza de la guerra con Francia. Un padecimiento epiléptico había venido quebrantando su salud y falleció el 21 de marzo de 1843. Guadalupe Victoria fue el primer Presidente Constitucional de México, de 1824 a 1829.

sábado 02 de mayo de 2020

El Kiosco Morisco

sábado 25 de abril de 2020

La Hacienda de Los Morales

sábado 18 de abril de 2020

Un poema de Elías Nandino...

sábado 28 de marzo de 2020

¡Somos humanidad!

Cargar Más