/ sábado 7 de diciembre de 2019

Griselda Álvarez Ponce de León, primera gobernadora en México

Cuando tomó posesión como gobernadora, la estatua del Rey Colimán amaneció con un mandil puesto; varios hombres en Colima señalaban que “se doblegaba la condición masculina”.

Eran los años finales de la década de los 70´s.

Cuestionaban sus coterráneos su condición de mujer, no el talento.

Griselda tenía una trayectoria en el servicio público, intachable.

Con base en ello, Álvarez Ponce de León aspiraba a ser Gobernadora.

Las opiniones se escuchaban a favor y en contra. El diccionario de la injuria fue amplio hacia ella.

Desde que “las mujeres no eran capaces de gobernar un estado, que les faltaba preparación, que a los hombres no les gustaría ser gobernados por una mujer o hasta que sería una gobernadora débil; es mujer”. Recalcaban.

No se estacionó en los dichos. Se fue a los hechos.

Habló mínimo con seis colaboradores del entonces presidente José López Portillo, antes de hacerlo con él.


Jesús Reyes Heroles, le dijo: ‘Usted sí está preparada, pero los hombres de Colima no, ése es el problema’.

Cuando se apersonó con el mandatario, éste le pidió “hable con quien tiene que hablar”.

“Ya hablé con varios secretarios…” contestó.

“Hable con el pueblo…” dijo López Portillo dándole una palmada en la espalda y, ese fue el inicio de su campaña.

Fue la primera gobernadora en el país. Ganó y tomó posesión el 1 de noviembre de 1979, hace cuarenta años.

En su ejercicio siempre tuvo preocupación por la condición de desigualdad de las mujeres. Impulsó varios cambios legislativos a favor de ellas. Con el tiempo, se han consolidado muchas conquistas.


Pero a la par de su vocación de servicio en favor de los más desfavorecidos, también dejó huella en las letras mexicanas.


Salvador Novo la consideró la Sor Juana Inés de la Cruz del siglo XX.

Griselda escribió ensayos, prosa, sonetos, memorias y artículos periodísticos. Publicó más de 18 obras, entre las que destacan: La sombra niña, Estación sin nombre, Erótica y sus memorias contenidas en el volumen Cuesta arriba.

Y una obra non es: Glosa de la Constitución en Sonetos.


Versos endecasílabos, en dos cuartetos y dos tercetos y, nos legó, Griselda Álvarez Ponce de León, una aproximación desde la perspectiva de la poesía a nuestro mayor texto jurídico.


Murió en su casa de la Ciudad de México el 26 de marzo de 2009.


Fue una mujer que dio el paso para que las mujeres de México tengan más y mejores conquistas.

Cuando tomó posesión como gobernadora, la estatua del Rey Colimán amaneció con un mandil puesto; varios hombres en Colima señalaban que “se doblegaba la condición masculina”.

Eran los años finales de la década de los 70´s.

Cuestionaban sus coterráneos su condición de mujer, no el talento.

Griselda tenía una trayectoria en el servicio público, intachable.

Con base en ello, Álvarez Ponce de León aspiraba a ser Gobernadora.

Las opiniones se escuchaban a favor y en contra. El diccionario de la injuria fue amplio hacia ella.

Desde que “las mujeres no eran capaces de gobernar un estado, que les faltaba preparación, que a los hombres no les gustaría ser gobernados por una mujer o hasta que sería una gobernadora débil; es mujer”. Recalcaban.

No se estacionó en los dichos. Se fue a los hechos.

Habló mínimo con seis colaboradores del entonces presidente José López Portillo, antes de hacerlo con él.


Jesús Reyes Heroles, le dijo: ‘Usted sí está preparada, pero los hombres de Colima no, ése es el problema’.

Cuando se apersonó con el mandatario, éste le pidió “hable con quien tiene que hablar”.

“Ya hablé con varios secretarios…” contestó.

“Hable con el pueblo…” dijo López Portillo dándole una palmada en la espalda y, ese fue el inicio de su campaña.

Fue la primera gobernadora en el país. Ganó y tomó posesión el 1 de noviembre de 1979, hace cuarenta años.

En su ejercicio siempre tuvo preocupación por la condición de desigualdad de las mujeres. Impulsó varios cambios legislativos a favor de ellas. Con el tiempo, se han consolidado muchas conquistas.


Pero a la par de su vocación de servicio en favor de los más desfavorecidos, también dejó huella en las letras mexicanas.


Salvador Novo la consideró la Sor Juana Inés de la Cruz del siglo XX.

Griselda escribió ensayos, prosa, sonetos, memorias y artículos periodísticos. Publicó más de 18 obras, entre las que destacan: La sombra niña, Estación sin nombre, Erótica y sus memorias contenidas en el volumen Cuesta arriba.

Y una obra non es: Glosa de la Constitución en Sonetos.


Versos endecasílabos, en dos cuartetos y dos tercetos y, nos legó, Griselda Álvarez Ponce de León, una aproximación desde la perspectiva de la poesía a nuestro mayor texto jurídico.


Murió en su casa de la Ciudad de México el 26 de marzo de 2009.


Fue una mujer que dio el paso para que las mujeres de México tengan más y mejores conquistas.

sábado 18 de enero de 2020

“Las Grandes Aguas”

sábado 28 de diciembre de 2019

Lindoro Cajiga, el asesino de Melchor Ocampo

sábado 21 de diciembre de 2019

Todos hemos sido migrantes

sábado 23 de noviembre de 2019

Benita Galeana: forjadora de libertades

sábado 09 de noviembre de 2019

Dolores Ibárruri, La Pasionaria

sábado 02 de noviembre de 2019

La huella de Hidalgo en El Palacio Postal

sábado 26 de octubre de 2019

Desplazamiento interno o forzado

Cargar Más