/ sábado 19 de diciembre de 2020

Faustino Mayo, reportero gráfico que dejó escuela

PASO A DESNIVEL


México le abrió los brazos a centenares de europeos que huían de la guerra que se libraba en sus países.

Particularmente a españoles que escapaban de las garras del franquismo.

Y dentro de un grupo que llegaba a nuestra nación, a bordo del Sinaia, viajaba Faustino Mayo.

Fotógrafo por vocación, y fue el cimiento del grupo lo que sería conocido como; Hermanos Mayo. Faustino con sus cuatro hermanos dio vida a una de las agencias más sólidas de México.

Solo que antes del éxito, las vicisitudes fueron parte del día a día.

Huyendo de España, antes de llegar a América, Faustino estuvo en Francia, allí realizó innumerables trabajos junto con su amigo Francisco.

Con penurias económicas, ambos lograron contactar con quienes lo traerían a México, en calidad de refugiados.

Al llegar a la Ciudad de México en 1939, Faustino, que ya había tenido experiencias en su tierra natal en el mundo del periodismo, logró un puesto de trabajo en el diario La Prensa. Con el alma del reportero gráfico, Faustino Mayo fundó “Foto Hermanos Mayo” en la calle de Ignacio Mariscal con un gran éxito.

Pero su talento y carácter daban para más y fundó entonces dos periódicos. El Día y el Esto.

Con ambos diarios, su agencia y los reportajes que él y sus hermanos realizaban, su nombre fue ampliamente difundido y los diarios acudían a él para tener en sus páginas las fotos de los hermanos Mayo.

Faustino Mayo, decidió plasmar la vida cotidiana de México y desde las calles, retrató familias, los pueblos, las vecindades, los trabajadores de fábricas, los sindicatos y los mercados.

La modernidad implicaba implementar nuevas técnicas y Mayo no se quedó atrás, con su “gran angular” contribuyó a la evolución del periodismo.

Faustino Mayo se quedó en nuestro país, se nacionalizó mexicano y creó una forma de hacer periodismo.

Su trabajo y don de gentes lo acercaron a varios personajes de la vida política, deportiva y artística.

Sus trabajos contaron siempre con la participación de sus hermanos y fueron reconocidos con varios premios.

Se sabe que en el acervo de la agencia Foto Hermanos Mayo, se conservan más de 5 millones de negativos, ¡Una riqueza verdadera! Faustino Mayó que llegó a México a bordo del Sinaia en calidad de refugiado, tuvo en México a su nueva patria.

Él también la hizo suya, vivió su grandeza y sus problemas y cuando el final se acercaba, pidió morir en este suelo.

Faustino del Castillo Cubillo, Faustino Mayó murió en el año de 1996 en México y dejó una obra inconmensurable que es la memoria de nuestra nación.

PASO A DESNIVEL


México le abrió los brazos a centenares de europeos que huían de la guerra que se libraba en sus países.

Particularmente a españoles que escapaban de las garras del franquismo.

Y dentro de un grupo que llegaba a nuestra nación, a bordo del Sinaia, viajaba Faustino Mayo.

Fotógrafo por vocación, y fue el cimiento del grupo lo que sería conocido como; Hermanos Mayo. Faustino con sus cuatro hermanos dio vida a una de las agencias más sólidas de México.

Solo que antes del éxito, las vicisitudes fueron parte del día a día.

Huyendo de España, antes de llegar a América, Faustino estuvo en Francia, allí realizó innumerables trabajos junto con su amigo Francisco.

Con penurias económicas, ambos lograron contactar con quienes lo traerían a México, en calidad de refugiados.

Al llegar a la Ciudad de México en 1939, Faustino, que ya había tenido experiencias en su tierra natal en el mundo del periodismo, logró un puesto de trabajo en el diario La Prensa. Con el alma del reportero gráfico, Faustino Mayo fundó “Foto Hermanos Mayo” en la calle de Ignacio Mariscal con un gran éxito.

Pero su talento y carácter daban para más y fundó entonces dos periódicos. El Día y el Esto.

Con ambos diarios, su agencia y los reportajes que él y sus hermanos realizaban, su nombre fue ampliamente difundido y los diarios acudían a él para tener en sus páginas las fotos de los hermanos Mayo.

Faustino Mayo, decidió plasmar la vida cotidiana de México y desde las calles, retrató familias, los pueblos, las vecindades, los trabajadores de fábricas, los sindicatos y los mercados.

La modernidad implicaba implementar nuevas técnicas y Mayo no se quedó atrás, con su “gran angular” contribuyó a la evolución del periodismo.

Faustino Mayo se quedó en nuestro país, se nacionalizó mexicano y creó una forma de hacer periodismo.

Su trabajo y don de gentes lo acercaron a varios personajes de la vida política, deportiva y artística.

Sus trabajos contaron siempre con la participación de sus hermanos y fueron reconocidos con varios premios.

Se sabe que en el acervo de la agencia Foto Hermanos Mayo, se conservan más de 5 millones de negativos, ¡Una riqueza verdadera! Faustino Mayó que llegó a México a bordo del Sinaia en calidad de refugiado, tuvo en México a su nueva patria.

Él también la hizo suya, vivió su grandeza y sus problemas y cuando el final se acercaba, pidió morir en este suelo.

Faustino del Castillo Cubillo, Faustino Mayó murió en el año de 1996 en México y dejó una obra inconmensurable que es la memoria de nuestra nación.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 13 de febrero de 2021

Agustín de Iturbide no es motivo de loas

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 06 de febrero de 2021

Vasco de Quiroga, Tata Vasco

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 30 de enero de 2021

Pepita Mon Amour. La Mariscala

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 16 de enero de 2021

PEDRO MORENO

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

domingo 27 de diciembre de 2020

Columna Paso a desnivel

Somos palabra…

David Cárdenas

Cargar Más