/ jueves 16 de enero de 2020

El derecho a la protección de la salud

ACERVO


Para este 2020 entra en vigor la creación por mandato de ley del Instituto de Salud para el Bienestar, denominado (INSABI), con un objetivo medular que es el de ofrecer atención médica de calidad a la población que era objeto de la afiliación al Seguro Popular


El pasado 31 de diciembre concluyó de forma orgánica y operativa el ejercicio de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud y con ello la extinción del Régimen de Protección Social en Salud, comúnmente conocido como Seguro Popular. Este régimen creado en tiempos del presidente Fox a iniciativa del Dr. Julio Frenk Mora y dirigido desde sus inicios por el Mtro. Salomón Chertorivski, quien fuera Secretario de Salud federal.

El REPSS o Seguro Popular tuvo una vocación natural de dotar de acceso a los sistemas públicos de salud a un aproximado de 60 millones de mexicanos, quienes no se encontraban afiliados a los esquemas tradicionales de seguridad social, a través fundamentalmente del IMSS o ISSSTE.

De 2003 hasta el fin de 2019, este esquema de servicio público tuvo en la cobertura y en la prevención su principal característica y la vocación de atender en los denominados tres niveles de atención, fue un sello que permeó durante 16 años a lo largo de las 32 entidades federativas, donde en alianza con los gobiernos locales, se buscó impactar directamente en el grueso poblacional.

Es importante precisar que sin duda alguna a lo largo de su operación existieron factores de mejora y circunstancias que originaron que fuera considerado un ente público perfectible de cara a los servicios de aseguranza médica que brindaba hacia la sociedad mexicana. Pero también debe advertirse la utilidad que para el sector salud representó consolidar la prestación de los servicios de salud haciendo uso de herramientas presupuestales y operativas circunscritas a la atención al paciente y pago de servicios, medicamentos e insumos que estuviesen incluidos en el Catálogo Universal de Servicios (CAUSES).

Para este 2020, entra en vigor la creación por mandato de ley del Instituto de Salud para el Bienestar denominado (INSABI), con un objetivo medular que es el de ofrecer atención médica de calidad a la población que era objeto de la afiliación al Seguro Popular.

Como es del dominio público el nuevo esquema de servicios se ha encontrado en sus primeros días de operación con importantes desafíos que tendrá que afrontarlos y superarlos el nuevo INSABI para dar cabal cumplimiento al supremo derecho humano consagrado en el Artículo 4 Constitucional que establece que toda persona tiene derecho a la protección de la salud.

ACERVO


Para este 2020 entra en vigor la creación por mandato de ley del Instituto de Salud para el Bienestar, denominado (INSABI), con un objetivo medular que es el de ofrecer atención médica de calidad a la población que era objeto de la afiliación al Seguro Popular


El pasado 31 de diciembre concluyó de forma orgánica y operativa el ejercicio de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud y con ello la extinción del Régimen de Protección Social en Salud, comúnmente conocido como Seguro Popular. Este régimen creado en tiempos del presidente Fox a iniciativa del Dr. Julio Frenk Mora y dirigido desde sus inicios por el Mtro. Salomón Chertorivski, quien fuera Secretario de Salud federal.

El REPSS o Seguro Popular tuvo una vocación natural de dotar de acceso a los sistemas públicos de salud a un aproximado de 60 millones de mexicanos, quienes no se encontraban afiliados a los esquemas tradicionales de seguridad social, a través fundamentalmente del IMSS o ISSSTE.

De 2003 hasta el fin de 2019, este esquema de servicio público tuvo en la cobertura y en la prevención su principal característica y la vocación de atender en los denominados tres niveles de atención, fue un sello que permeó durante 16 años a lo largo de las 32 entidades federativas, donde en alianza con los gobiernos locales, se buscó impactar directamente en el grueso poblacional.

Es importante precisar que sin duda alguna a lo largo de su operación existieron factores de mejora y circunstancias que originaron que fuera considerado un ente público perfectible de cara a los servicios de aseguranza médica que brindaba hacia la sociedad mexicana. Pero también debe advertirse la utilidad que para el sector salud representó consolidar la prestación de los servicios de salud haciendo uso de herramientas presupuestales y operativas circunscritas a la atención al paciente y pago de servicios, medicamentos e insumos que estuviesen incluidos en el Catálogo Universal de Servicios (CAUSES).

Para este 2020, entra en vigor la creación por mandato de ley del Instituto de Salud para el Bienestar denominado (INSABI), con un objetivo medular que es el de ofrecer atención médica de calidad a la población que era objeto de la afiliación al Seguro Popular.

Como es del dominio público el nuevo esquema de servicios se ha encontrado en sus primeros días de operación con importantes desafíos que tendrá que afrontarlos y superarlos el nuevo INSABI para dar cabal cumplimiento al supremo derecho humano consagrado en el Artículo 4 Constitucional que establece que toda persona tiene derecho a la protección de la salud.

jueves 09 de enero de 2020

Horizontes diversos en 2020

jueves 26 de diciembre de 2019

Recuento hidalguense

jueves 19 de diciembre de 2019

Recuento hidalguense 2019

jueves 12 de diciembre de 2019

Apuntes a la ratificación del T-MEC

jueves 05 de diciembre de 2019

Apreciaciones a la prueba PISA

jueves 28 de noviembre de 2019

La acepción “Terrorismo” para México

jueves 21 de noviembre de 2019

Presupuesto local 2020

jueves 14 de noviembre de 2019

El Salón de la Fama del Futbol

Cargar Más