/ sábado 12 de diciembre de 2020

Benny Moré, el Bárbaro del Ritmo

Un empresario le ofreció a Benny Moré millones para que se fuera a Estados Unidos. Benny respondió "Está bien. Me voy, pero debo llevarme a toda mi familia". El empresario lleno de gozo le dijo que no había problema y preguntó cuántos eran, Benny respondió: “Son cinco millones de cubanos”. Y es que, Benny luego de que Fidel Castro y sus guerrilleros ganaran en la Revolución Cubana, “el Bárbaro del Ritmo” regresó a su tierra sin pretender salir de ella jamás.


En Santa Isabel de las Lajas, el 24 de agosto de 1919, Virginia Secundina dio a luz a un niño a quién bautizó con el nombre de Bartolomé Maximiliano y fue el mayor de 18 hermanos.


Con la precariedad como compañera de su vida, Benny Moré se entretenía cantando y componiendo algunos temas.

A los16 años, su inquietud musical lo encaminó a formar parte del primer grupo musical serio.


En 1936, se trasladó a La Habana. Trabajó en la calle vendiendo frutas y yerbas medicinales.

La desgracia se ensañó con él y, en 1939, Bartolomé enfermó de fiebre palúdica. Durante cuatro años sobrevivió tocando y cantando en bares y cafés de donde lo echaban a la calle para que no molestara a la clientela.


Tesonero como era, en 1944, logró formar parte del famoso Trio Matamoros.


Al siguiente año, Benny Moré llega por vez primera a México, el 27 de abril de 1945.

Llegó como cantante principal del Conjunto Matamoros. Un empresario le contrató como solista. Luego lo invitaron a Tijuana, firmando contrato por un año. El éxito que tuvo como cantante fue formidable.


Los temas que vendieron millares de copias se cuentan por ramilletes. La culebra, Yiri yiri bon, La múcura, Pachito E Che, Francisco Guayabal, Que bueno baila uste´, Perdón, Como fue y, Santa Isabel de las Lajas, entre otros.


Los grandes salones anunciaban en sus marquesinas a su artista exclusivo Benny Moré “El Bárbaro del Ritmo”. Las mejores orquestas pedían su voz para acompañar sus creaciones, Luis Arcaraz, Pérez Prado y cantantes de la talla de Pedro Vargas, han quedado registradas en los discos y cintas que siguen siendo éxitos en la vida musical de México. Al lado de Lalo Montané, formó el "Dueto Fantasma", cosechando grandes triunfos.

El amplio registro de su voz para la interpretación y su capacidad para la composición, lo han mantenido en la parte más elevada de la cultura musical.


El martes 19 de febrero a las 9:15 de la mañana, murió a la temprana edad de cuarenta y tres años.

Pero en el mundo discográfico la voz de Benny Moré se mantiene dentro del gusto popular.




Un empresario le ofreció a Benny Moré millones para que se fuera a Estados Unidos. Benny respondió "Está bien. Me voy, pero debo llevarme a toda mi familia". El empresario lleno de gozo le dijo que no había problema y preguntó cuántos eran, Benny respondió: “Son cinco millones de cubanos”. Y es que, Benny luego de que Fidel Castro y sus guerrilleros ganaran en la Revolución Cubana, “el Bárbaro del Ritmo” regresó a su tierra sin pretender salir de ella jamás.


En Santa Isabel de las Lajas, el 24 de agosto de 1919, Virginia Secundina dio a luz a un niño a quién bautizó con el nombre de Bartolomé Maximiliano y fue el mayor de 18 hermanos.


Con la precariedad como compañera de su vida, Benny Moré se entretenía cantando y componiendo algunos temas.

A los16 años, su inquietud musical lo encaminó a formar parte del primer grupo musical serio.


En 1936, se trasladó a La Habana. Trabajó en la calle vendiendo frutas y yerbas medicinales.

La desgracia se ensañó con él y, en 1939, Bartolomé enfermó de fiebre palúdica. Durante cuatro años sobrevivió tocando y cantando en bares y cafés de donde lo echaban a la calle para que no molestara a la clientela.


Tesonero como era, en 1944, logró formar parte del famoso Trio Matamoros.


Al siguiente año, Benny Moré llega por vez primera a México, el 27 de abril de 1945.

Llegó como cantante principal del Conjunto Matamoros. Un empresario le contrató como solista. Luego lo invitaron a Tijuana, firmando contrato por un año. El éxito que tuvo como cantante fue formidable.


Los temas que vendieron millares de copias se cuentan por ramilletes. La culebra, Yiri yiri bon, La múcura, Pachito E Che, Francisco Guayabal, Que bueno baila uste´, Perdón, Como fue y, Santa Isabel de las Lajas, entre otros.


Los grandes salones anunciaban en sus marquesinas a su artista exclusivo Benny Moré “El Bárbaro del Ritmo”. Las mejores orquestas pedían su voz para acompañar sus creaciones, Luis Arcaraz, Pérez Prado y cantantes de la talla de Pedro Vargas, han quedado registradas en los discos y cintas que siguen siendo éxitos en la vida musical de México. Al lado de Lalo Montané, formó el "Dueto Fantasma", cosechando grandes triunfos.

El amplio registro de su voz para la interpretación y su capacidad para la composición, lo han mantenido en la parte más elevada de la cultura musical.


El martes 19 de febrero a las 9:15 de la mañana, murió a la temprana edad de cuarenta y tres años.

Pero en el mundo discográfico la voz de Benny Moré se mantiene dentro del gusto popular.




ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 13 de febrero de 2021

Agustín de Iturbide no es motivo de loas

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 06 de febrero de 2021

Vasco de Quiroga, Tata Vasco

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 30 de enero de 2021

Pepita Mon Amour. La Mariscala

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

sábado 16 de enero de 2021

PEDRO MORENO

PASO A DESNIVEL

David Cárdenas

domingo 27 de diciembre de 2020

Columna Paso a desnivel

Somos palabra…

David Cárdenas

Cargar Más