limit user

  / lunes 26 de agosto de 2019

Aquí los políticos

Legislan, pero no respetan las leyes


En la actualidad hemos escuchado muchas veces que los gobernantes emanados de Morena, no buscarán reelegirse.

No obstante, ya se realizó un ejercicio que si bien no estuvo encaminado a una reelección. Se hizo para modificar un periodo de gobierno.

La ampliación del mandato por parte del legislativo en Baja California y luego la propuesta de que la gente lo ratifique mediante una consulta podría ser el inicio de un entrenamiento de la sociedad mexicana, encaminado al 2024, cuando debamos decidir si el actual presidente de México debe seguir seis años más.

Lo ocurrido en Baja California se puede considerar como el inicio de la capacitación o educación de todo un pueblo para que se acostumbre a que cualquiera podrá ampliar el mandato para el que fue electo con solo modificar la ley o hacer una consulta.

En la Cámara de Senadores Morena se fracturó debido a que Martí Batres busca eternizarse en la Presidencia de ese órgano legislativo.

Y en Hidalgo se ha generado una tensa situación respecto al relevo en la Junta de Gobierno del Congreso del estado.

El actual titular de ese órgano interno de gobierno lleva mucho tiempo argumentando que Morena obtuvo la mayoría de legisladores y por ello tiene derecho a presidir por tres años la Junta de Gobierno.

Pero en realidad la ciudadanía no votó para que Morena presidiera tres años la Junta de Gobierno, sino para que tuvieran la mayoría. Esa mayoría que debe convivir, en democracia, con otras minorías y buscar los consensos que contribuyan a mejorar las leyes.

Es cierto que los acuerdos en el Poder Legislativo ayudan a resolver situaciones coyunturales, pero no pueden ser permanentes ni estar por encima de los marcos legales correspondientes, tales como la ley orgánica o el reglamento interior.

Es por ello que la bancada de Morena está dispuesta a modificar la ley para lograr su propósito.

Ojalá se den cuenta de que presidir la Junta de Gobierno o no, en nada ayuda a la ciudadanía.

Eso no es lo que más le interesa a la gente.

Lo que la sociedad pide es seguridad y justicia. Y los legisladores están facultados para mejorar los marcos legales a fin de contribuir a disminuir los índices delictivos, a evitar que cada vez más jovencitas desaparezcan o que incremente el número de hogares y negocios violentados por los delincuentes. Y esto solo será posible cuando las diferentes fuerzas políticas representadas en el Congreso, como Morena, piensen en la ciudadanía y no en cómo concentrar poder para defender causas de grupo.

Las diputadas y los diputados son quienes legislan y ellos son los primeros que deben respetar y cumplir las leyes.

Legislan, pero no respetan las leyes


En la actualidad hemos escuchado muchas veces que los gobernantes emanados de Morena, no buscarán reelegirse.

No obstante, ya se realizó un ejercicio que si bien no estuvo encaminado a una reelección. Se hizo para modificar un periodo de gobierno.

La ampliación del mandato por parte del legislativo en Baja California y luego la propuesta de que la gente lo ratifique mediante una consulta podría ser el inicio de un entrenamiento de la sociedad mexicana, encaminado al 2024, cuando debamos decidir si el actual presidente de México debe seguir seis años más.

Lo ocurrido en Baja California se puede considerar como el inicio de la capacitación o educación de todo un pueblo para que se acostumbre a que cualquiera podrá ampliar el mandato para el que fue electo con solo modificar la ley o hacer una consulta.

En la Cámara de Senadores Morena se fracturó debido a que Martí Batres busca eternizarse en la Presidencia de ese órgano legislativo.

Y en Hidalgo se ha generado una tensa situación respecto al relevo en la Junta de Gobierno del Congreso del estado.

El actual titular de ese órgano interno de gobierno lleva mucho tiempo argumentando que Morena obtuvo la mayoría de legisladores y por ello tiene derecho a presidir por tres años la Junta de Gobierno.

Pero en realidad la ciudadanía no votó para que Morena presidiera tres años la Junta de Gobierno, sino para que tuvieran la mayoría. Esa mayoría que debe convivir, en democracia, con otras minorías y buscar los consensos que contribuyan a mejorar las leyes.

Es cierto que los acuerdos en el Poder Legislativo ayudan a resolver situaciones coyunturales, pero no pueden ser permanentes ni estar por encima de los marcos legales correspondientes, tales como la ley orgánica o el reglamento interior.

Es por ello que la bancada de Morena está dispuesta a modificar la ley para lograr su propósito.

Ojalá se den cuenta de que presidir la Junta de Gobierno o no, en nada ayuda a la ciudadanía.

Eso no es lo que más le interesa a la gente.

Lo que la sociedad pide es seguridad y justicia. Y los legisladores están facultados para mejorar los marcos legales a fin de contribuir a disminuir los índices delictivos, a evitar que cada vez más jovencitas desaparezcan o que incremente el número de hogares y negocios violentados por los delincuentes. Y esto solo será posible cuando las diferentes fuerzas políticas representadas en el Congreso, como Morena, piensen en la ciudadanía y no en cómo concentrar poder para defender causas de grupo.

Las diputadas y los diputados son quienes legislan y ellos son los primeros que deben respetar y cumplir las leyes.

lunes 11 de noviembre de 2019

Aquí los políticos

viernes 08 de noviembre de 2019

Aquí los políticos

lunes 04 de noviembre de 2019

Aquí los políticos

viernes 25 de octubre de 2019

Aquí los políticos

martes 22 de octubre de 2019

Aquí los políticos

lunes 21 de octubre de 2019

Aquí los políticos

lunes 14 de octubre de 2019

Aquí los políticos

viernes 11 de octubre de 2019

Aquí los políticos

lunes 07 de octubre de 2019

Aquí los políticos

Cargar Más