limit user

  / viernes 17 de mayo de 2019

Aquí Los Políticos

La ciudadanía comienza a preocuparse y a especular respecto a los altos índices de contaminación que se sufren en algunas zonas del estado, fundamentalmente en la ciudad de Pachuca y que ya ocasionaron que las autoridades ambientales estén tomando las medidas necesarias para cuidar la salud de los hidalguenses.

Nuevamente hay quienes plantean que se aplique el Programa Hoy No Circula, como sucede en la Ciudad de México.

No obstante, quizá no sea la mejor decisión, toda vez que los vehículos no son el factor principal en la emisión de contaminantes.

Existen empresas que por la naturaleza de su producción se convierten en importantes emisoras de contaminantes. De hecho, ayer mismo la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Natutales de Hidalgo (Semarnath), dio a conocer que han sido castigadas 50 de ellas.

Además, si solo nos enfocásemos a los automotores habría que dejar en claro que los que más contaminación generan son los taxis, pues todo el tiempo están en funcionamiento, a diferencia de los autos particulares.

Seguramente por ello los taxistas han expresado su voluntad de acatar cualquier medida que sea implementada por las autoridades y que les involucre.

Pero retomando el asunto del Hoy No Circula, nos parece que si se decidiera implementarlo en Hidalgo, lo único que se lograría sería incrementar el número de automóviles en la entidad, porque quienes tienen un auto buscarían comprar otro para no quedarse parados un día a la semana.

Eso fue lo que sucedió en la Ciudad de México, que hoy está saturada, rebasada, y no se frenó la contaminación, que, por cierto, también está afectando a la capital del país.

El Hoy No Circula fue una medida que no solo alegró a los fabricantes y comerciantes de automotores nuevos, sino que les ayudó a mantener los niveles de ventas y de ingresos, cuando parecía que la producción se estancaba debido a que la gente no se interesaba en un auto nuevo, ni aún con los planes de compra a meses y sin intereses.

Por ello es que ahora, que por segunda ocasión Hidalgo entra en contingencia ambiental, se requiere que las autoridades revisen muy bien los pros y contras de cualquier medida que quieran implementar.

E igualmente la sociedad debe reflexionar, tomar conciencia del daño que le estamos haciendo al planeta y sumarse a las acciones encaminadas a disminuir la contaminación ambiental.

La ciudadanía comienza a preocuparse y a especular respecto a los altos índices de contaminación que se sufren en algunas zonas del estado, fundamentalmente en la ciudad de Pachuca y que ya ocasionaron que las autoridades ambientales estén tomando las medidas necesarias para cuidar la salud de los hidalguenses.

Nuevamente hay quienes plantean que se aplique el Programa Hoy No Circula, como sucede en la Ciudad de México.

No obstante, quizá no sea la mejor decisión, toda vez que los vehículos no son el factor principal en la emisión de contaminantes.

Existen empresas que por la naturaleza de su producción se convierten en importantes emisoras de contaminantes. De hecho, ayer mismo la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Natutales de Hidalgo (Semarnath), dio a conocer que han sido castigadas 50 de ellas.

Además, si solo nos enfocásemos a los automotores habría que dejar en claro que los que más contaminación generan son los taxis, pues todo el tiempo están en funcionamiento, a diferencia de los autos particulares.

Seguramente por ello los taxistas han expresado su voluntad de acatar cualquier medida que sea implementada por las autoridades y que les involucre.

Pero retomando el asunto del Hoy No Circula, nos parece que si se decidiera implementarlo en Hidalgo, lo único que se lograría sería incrementar el número de automóviles en la entidad, porque quienes tienen un auto buscarían comprar otro para no quedarse parados un día a la semana.

Eso fue lo que sucedió en la Ciudad de México, que hoy está saturada, rebasada, y no se frenó la contaminación, que, por cierto, también está afectando a la capital del país.

El Hoy No Circula fue una medida que no solo alegró a los fabricantes y comerciantes de automotores nuevos, sino que les ayudó a mantener los niveles de ventas y de ingresos, cuando parecía que la producción se estancaba debido a que la gente no se interesaba en un auto nuevo, ni aún con los planes de compra a meses y sin intereses.

Por ello es que ahora, que por segunda ocasión Hidalgo entra en contingencia ambiental, se requiere que las autoridades revisen muy bien los pros y contras de cualquier medida que quieran implementar.

E igualmente la sociedad debe reflexionar, tomar conciencia del daño que le estamos haciendo al planeta y sumarse a las acciones encaminadas a disminuir la contaminación ambiental.

viernes 19 de julio de 2019

Aquí los políticos

miércoles 17 de julio de 2019

Aquí los políticos

lunes 15 de julio de 2019

Aquí los políticos